Venezuela: Cabello dice que se viene ataque militar de EE.UU.
Venezuela: Cabello dice que se viene ataque militar de EE.UU.
Redacción EC

Tras divulgarse las nuevas contra funcionarios del Gobierno Venezolano, el presidente de la Asamblea Nacional (Congreso) y segundo hombre fuerte del chavismo, Diosdado Cabello, aseguró que Estados Unidos planea un ataque militar contra su país.

"Lo que viene y están planificando, son ataques militares sobre nuestra tierra. Estas declaraciones de emergencia las utiliza el imperio norteamericano cada vez que va a atacar un pueblo", dijo Cabello durante un acto público en el estado occidental de Lara que fue transmitido por la televisión estatal.

"¿Qué arma tenemos para amenazar a Estados Unidos?: La dignidad. Ese es el sentimiento de las cúpulas imperiales, que quieren ponerle las garras a nuestro país, pero, sobre todo, a nuestro petróleo", dijo. 

"Van a tener que sancionar a mucha gente señor Obama. Usted y su imperialismo va a tener que sancionar a muchísimos venezolanos que estamos dispuestos a entregar nuestra vida por defender la revolución bolivariana y seguir adelante con el proyecto del Comandante Hugo Chávez", afirmó.

Cabello agregó que "no hay chantajes, no hay fórmulas que ustedes crean que nos van aplicar a nosotros y nos van a amedrentar", y dijo, dirigiéndose al Gobierno Estadounidense, que "si ustedes quieren tener un títere aquí; que venga ese títere y gané unas elecciones porque mientras el pueblo de Chávez decida ser libre aquí más nunca volverán los títeres a ponerse de rodillas ante el imperialismo norteamericano. Más nunca ocurrirá eso".

El presidente Barack Obama implementó este lunes sanciones contra funcionarios del gobierno de Venezuela, calificando la situación en el país sudamericano como una "amenaza a la seguridad nacional" de Estados Unidos.

Caracas respondió llamando "a consulta" a su principal representante en Washington, el encargado de negocios Maximilien Arveláiz, escribió la canciller Delcy Rodríguez en Twitter.

Obama prohibió la entrada a Estados Unidos y decretó el congelamiento de bienes y cuentas bancarias de siete funcionarios y exfuncionarios de instancias policiales, militares y judiciales, incluyendo el jefe de inteligencia Gustavo González.