Las llamas y el humo se elevan durante los ataques aéreos de Israel en el centro de la Franja de Gaza el 21 de abril de 2022. (BASHAR TALEB / AFP).
Las llamas y el humo se elevan durante los ataques aéreos de Israel en el centro de la Franja de Gaza el 21 de abril de 2022. (BASHAR TALEB / AFP).
Agencia AFP

lanzó el jueves dos ataques aéreos a la en respuesta a una serie de cohetes disparados desde ese territorio controlado por el grupo islamista Hamas, en un nuevo intercambio violento en medio de las tensiones en los sitios sagrados de Jerusalén.

Los ataques israelíes acertaron el centro de Gaza después de la medianoche, indicaron testigos y fuentes de seguridad, tras casi un mes de violencia mortal en Israel y los territorios palestinos.

MIRA: Disturbios en la Explanada de las Mezquitas dejan más de 150 heridos en Jerusalén

El primer cohete disparado desde la Franja de Gaza se estrelló en un campo de la ciudad israelí de Sderot sin causar heridos, según la policía.

Horas después, otros cuatro cohetes fueron lanzados desde el enclave palestino, según el ejército israelí, que aseguró haberlos interceptado con su escudo antimisiles.

El lunes, un cohete lanzado desde Gaza también fue interceptado por el escudo antimisiles israelí “Cúpula de Hierro”.

MIRA: Milicias palestinas disparan al menos cuatro cohetes desde Gaza hacia Israel

Tras ese lanzamiento, que no fue reivindicado, la aviación israelí bombardeó posiciones pertenecientes presuntamente al movimiento islamista Hamás.

En respuesta, el brazo armado de Hamas disparó varios cohetes tierra-aire a los aviones israelíes, dijeron autoridades de Hamas.

Alta tensión

Las tensiones siguen siendo elevadas en Israel y los Territorios Palestinos, especialmente tras los enfrentamientos de este fin de semana entre manifestantes palestinos y la policía israelí en la Explanada de las Mezquitas de Jerusalén, el tercer lugar más sagrado del Islam y el más sagrado del judaísmo bajo su nombre de Monte del Templo.

La presencia de judíos --que pueden visitar la explanada en condiciones y horarios específicos, pero no pueden rezar allí en virtud de un acuerdo tácito-- y de agentes de policía en el lugar durante el Ramadán fue considerada por los palestinos y varios países de la región como una medida provocadora.

La policía israelí impidió el miércoles por la noche que cientos de manifestantes nacionalistas judíos se acercaran al barrio musulmán de la Ciudad Vieja de Jerusalén para evitar enfrentamientos que pudieran provocar una escalada entre Israel y los movimientos palestinos.

La policía bloqueó a los manifestantes, entre los que se encontraban muchos partidarios del diputado de extrema derecha Itamar Ben Gvir, a quien el primer ministro Naftali Bennett había prohibido entrar en la zona a primera hora del día.

“No permitiré que una provocación política de Ben Gvir ponga en peligro a los soldados (del ejército israelí) y los policías israelíes”, declaró Bennett en un comunicado.

Bennett, un derechista y figura del movimiento de colonos israelíes, encabeza un gobierno de coalición ideológicamente diverso.

Su coalición perdió recientemente su mayoría de un solo escaño en el Knesset (parlamento israelí) luego de que un miembro se retiró.

El año pasado, una marcha similar de nacionalistas iba a comenzar en la Ciudad Vieja cuando Hamas lanzó una oleada de cohetes a Israel, desatando una guerra de 11 días.

Por su parte el Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, está “profundamente preocupado por el deterioro de la situación en Jerusalén”, dijo su portavoz el miércoles en Nueva York.

El viernes y el domingo, los enfrentamientos entre manifestantes palestinos y la policía israelí causaron más de 170 heridos en la Explanada de las Mezquitas, al coincidir las celebraciones del mes musulmán del Ramadán y del Pésaj, la Pascua judía.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más