Un hombre limpia los escombros después de un terremoto en la aldea de Sayeh Khosh en la provincia de Hormozgan, a unos 1.000 kilómetros (620 millas) al sur de la capital, Teherán, Irán.
Un hombre limpia los escombros después de un terremoto en la aldea de Sayeh Khosh en la provincia de Hormozgan, a unos 1.000 kilómetros (620 millas) al sur de la capital, Teherán, Irán. / AP/Abdolhossein Rezvani
Agencia AFP

Al menos cinco personas murieron y casi cien resultaron heridas este sábado en una serie de fuertes sismos que sacudieron el sur de .

Los tres sismos -dos de ellos, de magnitud 6 y otro de magnitud 5,7- se registraron en la provincia de Hormozgan, y redujeron a ruinas la mitad de la aldea de Sayeh Khosh.

Mira: Fiscal imputa al piloto iraní del avión venezolano retenido en Buenos Aires

Cinco personas murieron y 93 resultaron heridas, siete de las cuales siguen hospitalizadas”, indicó el portavoz del servicio nacional de situaciones de emergencia, Mojataba Khaledi, por televisión.

El primer terremoto se produjo alrededor de las 02H00 (21H30 GMT) a una profundidad de 16 km, según el Instituto Sismológico de Estados Unidos (USGS). Le siguieron otras dos réplicas, dos horas más tarde, a una profundidad de 10 km, según la misma fuente.

Los sismos se produjeron cerca de la aldea de Sayeh Khosh, a 100 km al suroeste de la localidad costera de Bandar Abbas, que tiene medio millón de habitantes, en el estrecho de Ormuz.

Las operaciones de búsqueda y salvamento de sobrevivientes están casi terminadas, indicó la Media Luna Roja del país, citada por la televisión.

“Nos centramos en la acogida de las víctimas del sismo”, indicó en la televisión el gobernador de la provincia Mehdi Dousti, y precisó que la mitad de la aldea de Sayeh Khosh quedó destruida.

Sin electricidad

En las imágenes televisivas se podían ver varios edificios residenciales derrumbados en Sayeh Khosh, y la ciudad se vio sumida en la oscuridad debido a un gigante corte de electricidad.

Otros planos mostraban a varios miembros de una misma familia intentando recuperar sus bienes de entre los escombros y a una mujer gritando por detrás.

Las ambulancias y otros vehículos intentaban avanzar por carreteras cubiertas de escombros mientras los residentes, sorprendidos, salían a las calles o trataban de recuperar artículos de sus casas arrasadas por el sismo.

Los edificios históricos también se vieron afectados y al menos 50 molinos antiguos de la isla de Qechm resultaron dañados, según un responsable regional de Patrimonio.

En Bandar Abbas, la gente pasó la noche en la calle después del terremoto y se formaron largas colas frente a las gasolineras, según la televisión pública.

También se produjo un apagón en casi 30 aldeas de las zonas afectadas, según la misma fuente.

El ministro del Interior, Ahmad Vahidi, visitó la provincia de Hormozgan y dijo a la televisión estatal que restaurar el agua y la electricidad era una de las principales prioridades del gobierno.

Una persona ya había fallecido en noviembre de 2021 en esta provincia, golpeada por dos terremotos de magnitud 6,4 y 6,3.

Irán es una zona de alta actividad sísmica situada a lo largo de varias placas tectónicas.

En 2003, un terremoto de magnitud 6,6 destruyó parcialmente la ciudad de Bam (sureste) y se cobró al menos a 31.000 vidas.

Pero el terremoto más mortífero en Irán fue de magnitud 7,4, en 1990, y causó 40.000 víctimas en el norte del país.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más