Conoce la región que le dio la espalda a Vladimir Putin. (Foto: AP)
Conoce la región que le dio la espalda a Vladimir Putin. (Foto: AP)

Ante , quien con más del 70% de los votos a favor lograría perpetuarse en el hasta el 2036, una alejada región en el Ártico ruso se opone con fuerza a la reforma constitucional. Se trata del Distrito Autónomo de Nenetsia, el cual tiene motivos propios para haber arrojado este resultado. Según analistas locales e incluso el partido Comunista, principal opositor del gobierno actual, se trataría de una forma en la que la ciudadanía habría enviado un mensaje a las autoridades federales rusas.

MIRA: 5 hitos que explican cómo Vladimir Putin ha logrado mantenerse más de 20 años en el poder

Como se sabe, del 25 de junio al 01 de julio se celebró el referéndum constitucional en Rusia. Estas modificaciones en la carta magna restablecen los límites de mandato de a cero desde 2024, con lo que podría seguir a la cabeza del Kremlin por dos períodos más de seis años. Tras el recuento del 100% de los votos, —con una participación del 65% de los ciudadanos— se supo que el 77,92% votó a favor de la reforma y el 21,27% en contra.

Los resultados del referéndum en Nenetsia fueron tan extremos como sus heladas temperaturas. Mientras varias regiones rusas respaldaron a Putin con un 90% a favor de la reforma constitucional, —según los datos del Comité Electoral Central— el 54,57% de los votantes de este distrito autónomo había dicho que no al mandatario ruso.

MIRA: Vladimir Putin se somete a pruebas de coronavirus una vez cada “3 o 4 días”

Sin embargo, lo cierto es que Nenetsia tiene más renos que habitantes. Hasta el último verano habían unas 198.000 cabezas. Con suerte esta región supera los 44.000 habitantes en un país con más de 146 millones de personas. Por lo que su peso demográfico es pequeño en comparación con los otros 85 sujetos de la .

Pero estos resultados no tienen nada que ver directamente con la perpetuación de Putin en el poder. Ya que en realidad se trató de una expresión general de los habitantes de Nenetsia contra la fusión de su región con el Óblast de Arjánguelsk (Región de Arcángel, en castellano). Un proyecto que las autoridades estatales y regionales venían planeando sin contar con la opinión de los propios ‘nenets'. Por eso los ciudadanos encontraron en el referéndum la oportunidad perfecta para mostrar su enfado ante las autoridades federales.

MIRA: La era Putin en América Latina: cuáles son los objetivos estratégicos de Rusia en la región

La popularidad el líder ruso no es poca en este distrito autónomo, ya que durante las elecciones presidenciales de 2018 al menos el 70% respaldó a Vladimir Putin. “Aquí solo hay 37.000 votantes y solo votaron 22.000. Lo hicieron para mostrar su postura ante una posible unificación con la provincia de Arjánguelsk. Solo quieren que las autoridades federales les escuchen”, asegura el jefe de Zapoliarni, Víktor Ilin, consultado por La Vanguardia.

¿Qué hicieron exactamente las autoridades rusas?

A Nenetsia se le reconoce su carácter autónomo, pero al mismo tiempo forma parte de Arjánguelsk. Se sabe que el pasado 2 de abril, Putin aceptó la renuncia del gobernador de Arjánguelsk, Ígor Orlov, y nombró para este puesto a Alexánder Tsibulski, quien hasta ese momento había sido gobernador de Nenetsia.

Luego, en mayo los gobiernos firmaron un memorando en aras de crear una entidad única. Pero a esas alturas del proceso, los habitantes de Nenetsia se alzaron en protestas y los líderes políticos se vieron obligados a frenar el proceso de unificación. Además, Tsibulski y su homólogo en Nenetsia, Yuri Biezdudni, se apresuraron a señalar que este documento no hace efectivo el proceso de unión, sino que ello depende de sus ciudadanos.

VIDEO RECOMENDADO

Los rusos votan en referéndum que permitiría a Putin permanecer en el poder hasta 2036 (AFP).

TE PUEDE INTERESAR