Vladimir Putin es el hombre fuerte de Rusia desde que empezó el siglo XXI. Algunos opositores protestaron contra él y sus reformas a la Constitución en esta plaza de San Petersburgo. (Foto: Alexey NIKOLSKY / SPUTNIK / AFP).
Vladimir Putin es el hombre fuerte de Rusia desde que empezó el siglo XXI. Algunos opositores protestaron contra él y sus reformas a la Constitución en esta plaza de San Petersburgo. (Foto: Alexey NIKOLSKY / SPUTNIK / AFP).

“Todo esto parece un programa de entretenimiento”, dice Oleg Kharlamov, un técnico de laboratorio de Moscú sobre el referéndum cuyo objetivo final fue conseguido: perpetuar a en el poder. Para el 2036, cuando se prevé termine su mandato como presidente de , tendrá 84 años.

MIRA: La abrumadora victoria de Putin en el referéndum para que pueda permanecer en el poder hasta el 2036

Kharlamov no es partidario de Putin. De hecho, votó en contra de las 206 reformas constitucionales planteadas por el Kremlin, entre las que estaba incluida la posibilidad de que el actual mandatario se presente a la reelección en el 2024, algo que le impide la actual Carta Magna.

Debido a la pandemia del coronavirus, algunos votaron desde sus propias casas. Estos funcionarios electorales, vistiendo trajes de protección, se acercaron al departamento de esta mujer, en Moscú,  para que pudiera sufragar. (EFE)
Debido a la pandemia del coronavirus, algunos votaron desde sus propias casas. Estos funcionarios electorales, vistiendo trajes de protección, se acercaron al departamento de esta mujer, en Moscú, para que pudiera sufragar. (EFE)

El referéndum en Rusia sobre los cambios en la Constitución estaba originalmente planeado para del 22 de abril, pero fue postergado debido al . Por ello, el Gobierno decidió que las votaciones se realicen entre el 25 de junio y el 1 de julio, para evitar la afluencia de gente a los centros de votación.

Sin embargo, todo ha parecido una formalidad, pues la Constitución ya se vende desde hace semanas en las librerías con las reformas que debían aprobarse por voto popular.

Los rusos no tenían muchas opciones. Debían votar Sí o No por el paquete de reformas. Si querían votar a favor de aumentar las pensiones y el salario mínimo, también debían hacerlo a favor de la permanencia del exagente de la KGB en el Kremlin.

“Nos ofrecen una píldora amarga envuelta en papel de caramelo”, dijo a Efe Larisa, joven informática residente en la ciudad de Bronnitsi, a 50 kilómetros al sur de Moscú.

El envoltorio ha sido atractivo para muchos rusos, pues el 77% de los electores -según datos preliminares difundidos al termino de la votación- terminaron aprobando las reformas. Además de perpetuar a Putin en el poder, el Kremlin enganchó a los rusos con el nacionalismo, la religión y los valores tradicionales.

Uno de los puntos sensibles en la reforma de la Constitución ha sido incluir la figura de Dios en la Carta Magna. (AP)
Uno de los puntos sensibles en la reforma de la Constitución ha sido incluir la figura de Dios en la Carta Magna. (AP)

Así, algunas enmiendas buscaban incluir la figura de Dios en la Constitución rusa; la prohibición de ceder territorios a otros países; preservar la memoria histórica rusa y el idioma; y la definición del matrimonio solo como la unión entre un hombre y una mujer. Putin no ha cesado de decir que mientras él sea presidente, lo que ahora será hasta el 2036, no se permitirán los matrimonios entre personas del mismo sexo.

“He votado a favor de los valores de la familia tradicional. Es verdad que me preocupa un poco que Putin permanezca más tiempo en el poder, pero considero positivas el resto de las reformas”, dijo también Vladimir a la agencia EFE, quien llegó a su centro de votación junto a su hija.

Momento adecuado

Según analistas consultados por el diario británico “The Guardian”, el Kremlin estaba empañado en concluir con el referéndum, antes de que se sientan los efectos negativos en la economía debido a la pandemia y de que ocurra una previsible segunda ola de infecciones.

“La situación parece volátil, la gente está en una situación difícil. Muchos han perdido sus trabajos y más podrían perderlos en el futuro”, comentó Tatiana Stanovaya, directora de la firma de análisis R.Politik. “El Gobierno quería celebrar esta votación rápidamente y cerrar el tema. Cuanto más se hubiese esperado, más difícil hubiese sido movilizar al electorado y obtener el resultado correcto”.

Putin prácticamente no hizo campaña, mientras que los avisos electorales del Gobierno se enfocaron más en las reformas que en la permanencia en el poder del presidente que, sin duda, era la enmienda más polémica. Así, las vallas publicitarias instaban a los rusos a “preservar los valores familiares” o “proteger nuestro idioma y cultura”.

VIDEO RECOMENDADO

Día de la Victoria en Rusia: Desfile militar y patriotismo ruso en vísperas del referéndum de Putin.

TE PUEDE INTERESAR