Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Dos calvos peleando por un peine, por Pedro Tenorio

“¿Qué ofrece Martín Vizcarra luego de 14 meses en el poder, en qué ha mejorado la situación económica y social de los peruanos en lo que va de este año?”.

Pedro Tenorio Analista político

Martin Vizcarra

Esta semana, el presidente Martín Vizcarra acompañó a sus ministros Salvador del Solar (PCM) y Vicente Zeballos (Justicia) al Congreso para notificar que estos no se presentarían a la comisión a la que habían sido invitados.

Presidencia de la República

La ecuación es simple, pero la gran mayoría de nuestros políticos se resiste a aceptarla: a mayor crecimiento económico mayor generación de empleos, de riqueza y de cobro de impuestos para el sostenimiento de servicios básicos y programas sociales en beneficio de millones de peruanos. Y si creciéramos por encima del 5% cada año, a muy pocos importaría realmente la pugna permanente –y muchas veces inútil– entre el Poder Ejecutivo y el Congreso. Sin embargo, la situación está muy lejos de ser favorable y por eso estamos a dos escasos meses de cumplir –el próximo 28 de julio– tres años perdidos para el país (2016-2019).

Responsables directos hay muchos. Pero más allá de seguir asignando culpas (piense usted en su villano favorito) nos interesa analizar aquí si la última escaramuza entre Gobierno y oposición por el tema de la reforma política beneficiará decisivamente a uno de ellos. Pienso que a ninguno y lo explico: primero, porque el principal problema del presidente Martín Vizcarra no es de liderazgo moral o político, sino de gestión. Nada ganará intentando poner al Congreso –tan resistido por la opinión pública– contra las cuerdas. Serán los malos de la película, sí, pero ¿y? Veamos: ¿Qué ofrece Vizcarra luego de 14 meses en el poder, en qué ha mejorado la situación económica y social de los peruanos en lo que va de este año?

Y segundo, porque la reforma política (importante, sin duda) no ha calado en la opinión pública. Como registró El Comercio-Ipsos el último domingo, el 67% de encuestados en el ámbito nacional la desconoce. ¿Realmente es motivo suficiente para retar a la oposición y ganar puntos? Para nada. En esta pugna nadie gana. Y si nadie gana, quien debería estar trabajando y no lo hace –es decir, el Ejecutivo– pierde mucho más. Así lo confirman todas las encuestas a las que se han vuelto tan aficionados en Palacio.

Lo peor es que en medio de este trajín hemos perdido a los moderados, y son las barras bravas las más activas: de un lado exigiéndole a Vizcarra que cierre este Congreso. Y del otro socavando la legitimidad del mandatario con el fin de acelerar su fracaso. He hablado con voceros de bancadas, asesores ministeriales, viejos observadores de la política y la conclusión es la misma: nadie intenta concertar, solo se trata de resistir hasta el 2021. Así, la clase política resulta alejada hoy de lo que sienten y esperan sus electores. Gobierno y oposición en el Congreso son –como refería Borges a propósito de un viejo chiste– “como dos calvos peleándose por un peine”, solo que ambos creen lucir una frondosa cabellera. Sin moderados dispuestos a pactar políticamente, solo nos puede ir peor. Aún es tiempo de evitarlo.

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada