"Goleadores" y la leyenda de Hitler versus el Perú
"Goleadores" y la leyenda de Hitler versus el Perú
Redacción EC

FERNANDO VIVAS ()

La serie es lo de menos, el mito la abruma. La es lo que articula el esfuerzo de : los seleccionados se esmeran en mostrar su pundonor mestizo que despertará el odio racial nazi, el presidente (inspirado en Óscar Benavides) tiene al fútbol como único punto de agenda, deja todo de lado y se obsesiona con el Perú.

Esta simplificación extrema es digna de la economía de lenguaje de un comic o de la reducción al absurdo de una comedia descocada; pero no te la tragas así nomás en una miniserie dramática. Luis Arias Schreiber, que ha investigado la historia del anulado partido Perú-Austria y ha documentado que Hitler no tuvo nada que ver en el entuerto, pues el fútbol no era importante en el menú olímpico, me dijo que el spot de la serie le hacía recordar esos en los que un actor que hace de Hitler vocifera y los subtítulos se acomodan al tema que uno quiere parodiar.

Pero Michel hace series en serio y esta vez hay un esfuerzo de ambientación, de puesta en escena del estilo de falso documental, de bromas abiertas a la coyuntura (la mujer metiche del presidente es una obvia parodia de Nadine); que se afectan por la premisa extrema. El patriotismo vale como motor y motivo de muchas ficciones, pero no como excusa para difundir leyendas. Definitivamente, este mito no es para enseñarlo en el colegio.

Michel, que ha investigado la historia real tanto como la leyenda que decidió promover, me ha escrito para decirme que quiere replicar algunos datos del ensayo de Luis. Ochenta años después, el Perú-Austria no ha acabado.