Zenaida Condori

Colaboradora de El Comercio en Arequipa

simplementezenaida@gmail.com

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Cuando la pandemia llegó a Perú, el se alistaba para una de sus festividades más importes del año: la Semana Santa. Las comunidades y los operadores turísticos ya estaban preparados para recibir a más de 25.000 turistas. El virus del paralizó las ceremonias andinas y las festividades religiosas que estaban programadas en los 20 distritos de la provincia de Caylloma, en .

El día que se decretó el estado de emergencia y se cerraron las fronteras, en el Colca se quedaron varados 53 turistas de diferentes nacionalidades. Habían rusos, italianos, estadounidenses, chilenos, entre otros. La Autoridad Autónoma del Colca (Autocolca) tuvo que gestionar los viajes con sus embajadas. Algunos extranjeros se quedaron creyendo que la emergencia se levantaría en 15 días, pero tras las ampliaciones tuvieron que ser trasladados en vuelos humanitarios.

Son siete meses en que ningún turista ha visitado el Valle del Colca. Según los registros de Autocolca, en enero de este año recibieron 19.202 turistas y en febrero, 15.390. En marzo arribaron 6.943 visitantes, la mitad de lo que se registró el mismo mes del año pasado. En todo el 2019 el Colca recibió 287.407 turistas, 60% de ellos eran extranjeros. Sin turistas no hay ingresos. El gerente de Autocolca, Winder Anconeira, sostiene que las pérdidas económicas para el valle bordea los S/14 millones.

En el valle habitan cerca de 46.000 personas. El 40% (18.400) viven del turismo, trabaja en los rubros de artesanía, hoteles, restaurantes, casas vivenciales, transporte, agencias y servicios turísticos. El Colca cuenta con 121 hospedajes. Hay hoteles sencillos con camas a partir de S/30, hasta de cinco estrellas, donde una noche puede costar US$500. Asimismo, se han registrado 46 restaurantes entre turísticos y tradicionales y al menos seis agencias de turismo.

Situación

El promotor de turismo de Autocolca, Eloy Mamani, contó que varias familias que habían migrado a las grandes ciudades, principalmente Lima, regresaron caminando durante la pandemia. Las comunidades trancaron los ingresos y los que llegaban cumplían una cuarentena obligatoria, es quizá por esa razón que el número de fallecidos por el virus es bajo. La Gerencia Regional de Salud (Geresa) reporta tres muertos en todo el Valle del Colca.

Anastasia Vilca tiene un hospedaje en el distrito de Maca. El Molino, como se llama el alojamiento, se encuentra en un lugar privilegiado, un mirador donde hay grandes piedras que fueron erosionadas por el agua. Desde su propiedad se observa uno de los cañones más profundos del país. Tiene siete camas, pero hace más de seis meses que no aloja a ningún visitante. No tiene ingresos, pero su esposo trabaja en la chacra. Anastasia está entusiasmada de volver a recibir turistas.

(Foto: Leonardo Cuito)
(Foto: Leonardo Cuito)

En la comunidad de Pinchollo, los pobladores se organizaron para recibir a los visitantes. Ofrecen cabalgata en caballo a los géiseres de Walcawalca, un paradisiaco lugar a 3.445 m.s.n.m donde brotan vapores de agua de más de 90°C y los visitantes pueden sancochar huevos. Hay sitios arqueológicos, ciudadelas y tumbas preincas. Además, Pinchollo cuenta con un mirador donde se observar el vuelo del majestuoso cóndor. Este mirador es el punto de encuentro entre el valle y el cañón del Colca.

Eloy Cacya, el guía que encontró a Ciro Castillo Rojo, un estudiante de la Universidad Agraria que se perdió en el Colca, trabaja con su comunidad para desarrollar el turismo sostenible. El alcalde de Pinchollo, Claudio Humire, contó que en su comunidad habitan cerca de 1.000 personas y solo siete se contagiaron con el COVID-19. No se registró ni un fallecido. La autoridad invitó a los turistas visitar Pinchollo sin ningún temor a contagios.

Artesanos se organizan

En el Colca hay 42 organizaciones de artesanos que agrupan a 1.200 trabajadores. Ellos se dedican a realizar los trajes típicos, sombreros, mantas, también elaboran carteras, monederos, canguros, confeccionan prendas, bordan zapatillas y venden accesorios con bordados y artesanías.

El presidente de la Asociación de Artesanos Bordadores Valle del Colca, Donato Ventura, contó que en el gremio el 80% son mujeres. Ellos viven de su trabajo, en temporada alta una familia puede generar ingresos de S/4.000 y en temporadas bajas sus ganancias se reducen a la mitad. Con la pandemia sus ingresos se cortaron abruptamente. Si bien el 60% de este gremio fue beneficiado con los bonos que entregó el Estado, el resto padeció necesidades.

En el caso del señor Donato sus ahorros aguantaron tres meses y luego tuvo que reinventarse para trabajar. Comenzó a elaborar mascarillas artesanales con bordados en alusión al Colca. Desde junio hasta la fecha realizó más de 1.000 mascarillas. No solo lo vende en la región, la mayor parte lo envió a Lima a las tiendas de artesanías. Así subsiste estos días de pandemia y espera que con la llegada de turistas también se reactive su sector.

Protocolos

Para ingresar a Chivay, capital de la provincia de Caylloma, las personas y los vehículos deben ser desinfectados. Pedro Calla toma la temperatura de los visitantes y si ve que no hay riesgo los deja ingresar. En el Colca se implementaron 18 protocolos sanitarios para los establecimientos, los templos y museos, para el valle y los miradores, para el transporte, entre otros. Todos están elaborados bajo los lineamientos del Ministerio de Salud (Minsa) y el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur).

(Foto: Leonardo Cuito)
(Foto: Leonardo Cuito)

El turista está obligado a traer su mascarilla, su alcohol desinfectante y su protector facial para transportarse en los vehículos. No es necesario presentar declaraciones juradas, ni certificados de descarte de COVID-19. Autocolca ha contratado personal para diferentes puntos, son 15 verificadores que orientarán a los turistas a cumplir los protocolos. Los aforos se han reducido a la mitad. En el mirador del Cóndor, en un día podían estar 1.000 personas, pero ahora solo permitirán el ingreso de 500.

Desde este 15 de octubre hasta fin de año no habrá cobro de boletaje, el ingreso será gratuito. Antes de la pandemia los turistas europeos pagaban S/70, los sudamericanos S/40 y los nacionales S/20.

Hace poco el Cañón del Colca recibió la certificación mundial de Global Green Destination Days (GGDD) como destino sostenible y se encuentra dentro del ránking de los 100 mejores destinos del planeta. La danza del Wititi fue reconocido por la UNESCO como patrimonio cultural inmaterial de la humanidad, además el Colca y los volcanes de Andagua fueron incluidos dentro de la Red Mundial de Geoparques.

VIDEO RECOMENDADO

Región se prepara para recibir a turistas en la reactivación (Video: Gore Arequipa)

TE PUEDE INTERESAR