Resolución de la CIDH sobre Conga genera diversas reacciones
Resolución de la CIDH sobre Conga genera diversas reacciones
Redacción EC

La resolución de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en torno a la medida cautelar presentada por diversas organizaciones ambientalistas de Cajamarca para dejar sin efecto el proyecto minero Conga, generó diversas reacciones en dicha región.

El gobernador Ever Hernández saludó la decisión del ente supranacional (que rechazó el pedido de los ambientalistas) y remarcó que el Estado peruano es respetuoso de las decisiones de los organismos internacionales.

“Nosotros vamos a ser respetuosos de los pronunciamientos. Esa es una forma de consolidar la estabilidad democrática del país. El Estado peruano expresa su voluntad de respetar esta decisión”, indicó.

“Se ha desestimado la petición de que se retiren las fuerzas policiales de Conga y que se deje sin efecto el proyecto”, añadió.

Consultado sobre si lo expresado por la CIDH significa que no quedan más impedimentos para llevar a cabo la referida iniciativa privada, Hernández evitó pronunciarse al respecto.

“No lo sé. En mi opinión, quedan pendientes por resolver varias cosas. Sin embargo, hay un pronunciamiento de un organismo internacional que quizás de algunas luces para más adelante”, concluyó.

ANTIMINEROS: TEMA ESTÁ PENDIENTE  
A su turno, los dirigentes ambientalistas cajamarquinos también saludaron el pronunciamiento de la CIDH, a pesar de que ésta no les dio la razón en su objetivo por cancelar definitivamente el proyecto que administra la minera Yanacocha.

Zulma Villa, abogada de las rondas campesinas consideró “clara" la resolución.

“Acá no debe haber interpretaciones. Es claro lo que dice la CIDH. El tema de urgencia ha sido aprobado, también el de gravedad y que es necesario que la CIDH esté supervisando que el Estado implemente mecanismos que sean efectivos para garantizar la vida y la integridad de las personas”, expresó.

Finalmente, sobre la viabilidad del proyecto minero, la letrada señaló que la resolución del ente supranacional deja las cosas en stand by.

“El primer mecanismo, protección a los líderes, se ha ganado. El segundo, de petición relacionado a la protección de territorio ancestral, está pendiente”, concluyó.