Preocupación por los daños causados debido al desborde de la laguna Upiscocha, en el distrito de Ocongate | Foto: Facebook / Ocongate - Cusco (Cortesía)
Preocupación por los daños causados debido al desborde de la laguna Upiscocha, en el distrito de Ocongate | Foto: Facebook / Ocongate - Cusco (Cortesía)
Melissa Valdivia Romero

El desborde de la laguna Upiscocha, ubicada en el distrito de Ocongate (Quispicanchi - ), a consecuencia del deshielo del nevado Ausangate, ocasionó diez viviendas dañadas (2 colapsadas), cuatro puentes peatonales y cultivos perdidos; además de infraestructura de riego afectado (bocatomas), que abastecían a nueve comunidades del distrito.

La emergencia generó alarma en las poblaciones cercanas; sin embargo, fue advertido en estudios del Instituto Nacional de Investigación en Glaciares y Ecosistemas de Montaña (Inaigem).

El hecho se suscitó el último sábado, a las 13:00 horas aproximadamente. Según informó un reporte del , la caída de un bloque de hielo y rocas del nevado Ausangate sobre la laguna Upiscocha, generó el aumento del caudal y su posterior desborde que alcanzó a la jurisdicción de la comunidad de Upis.

El desembalse de la laguna Upiscocha se llevó dos casas, también afectó cultivos de chacra (avena), pastos naturales y el bocatoma que riega a nueve comunidades del distrito de Ocongate. Para ello se realizó la limpieza de esta infraestructura afectada con maquinaria (retroexcavadora) y brindaremos las carpas y víveres a los damnificados”, aseguró el jefe de gestión de riesgos del municipio de Ocongate, Alfredo Cárdenas.

Bombas de tiempo

En los últimos años, los estudios del Inaigem advirtieron que uno de los peligros por el cambio climático es el deshielo de los glaciares que permite la aparición de lagunas de manera paulatina, así como el incremento del volumen de sus aguas, y con ello el nivel de peligrosidad, ya que podrían desencadenar aluviones y situaciones perjudiciales para las poblaciones cercanas.

En Cusco, se identificaron 13 nuevas lagunas glaciares solo en la Cordillera Vilcanota, dos de ellas están ubicadas en Quispicanchis y Canchis, que representan un riesgo extremo y alto respectivamente de ocurrencia de desborde o aluvión debido a su crecimiento significativo en pocos años.

El año pasado, el especialista de Inaigem Óscar Vilca, explicó a El Comercio que en los últimos 4 años, la laguna Upiscocha registró una velocidad acelerada del 73% en su expansión, debido a la desglaciación del nevado Ausangate.

Los estudios del especialista evidenciaron presencia de hielo flotante en la laguna, lo que significa que la dinámica de los frentes glaciares presenta constantes deslizamientos y con potencial amenaza de desprendimiento de taludes.

Por su lado, el director de Inaigem en Cusco, Víctor Bustinza, advirtió el riesgo inminente de Upiscocha. La autoridad asevera que la laguna presenta condiciones similares a la laguna de Salkantaycocha y que podrían provocar en un futuro un aluvión parecido al ocurrido en febrero del 2020, en Santa Teresa (La Convención).

Ayuda humanitaria

Ante el desborde de Upiscocha, el director de la Oficina de Gestión de Riesgos y Seguridad del Gobierno Regional de Cusco, Roberto Abarca, aseguró que se realizaron las evaluaciones correspondientes junto a la Municipalidad Distrital de Ocongate para la distribución de ayuda humanitaria a las familias afectadas, consistente en techo (calaminas, triplay y listones) abrigo (frazadas) y alimentos. Asimismo, el desplazamiento de maquinaria pesada, para la limpieza de las infraestructuras hídricas afectadas.

La Oficina de Gestión de Riesgos y Seguridad (OGRS) suministra el apoyo necesario, así como mediante una evaluación dispone el apoyo necesario en maquinaria, a fin de efectuar la limpieza de la zona de emergencia”, indicó Roberto Abarca.

Finalmente, el Centro de Operaciones de Emergencia Regional Cusco (COER) junto a instituciones de primera respuesta se encuentra en máxima alerta y continúa monitoreando la emergencia.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más