Cientos de turistas nacionales e internacionales no pudieron comprar sus boletos para ingresar a Machu Picchu. (Foto: Jesús Tapia)
Cientos de turistas nacionales e internacionales no pudieron comprar sus boletos para ingresar a Machu Picchu. (Foto: Jesús Tapia)
Melissa Valdivia Romero

Luego de la decisión del de suspender la venta mil boletos extras diarios para ingresar a , un grupo de pobladores de Aguas Calientes intentaron tomar el puente Ruinas, que da acceso a la llaqta inca, que se encontraba resguardada por agentes de la Policía Nacional.

Al promediar el mediodía otro grupo de manifestantes se trasladó hasta la ruta Hiram Bingham que se hallaba cerrada por precaución. Algunos turistas y manifestantes intentaron también ingresar por encima de las rejas e, incluso, se arriesgaron trepando la estructura del puente.

Desde ayer se han registrado manifestaciones por las diferentes calles de Aguas Calientes y pequeños bloqueos en la vía férrea; estas últimas fueron momentáneas, desde PeruRail se informó que realizan sus operaciones con normalidad.

Pobladores de Aguas Calientes intentan tomar el puente Ruinas
Un grupo de pobladores de Aguas Calientes, en Cusco, intentó tomar el puente Ruinas que estaba resguardado por la Policía Nacional. Esta ruta da acceso al llaqta de Machu Picchu

La empresa de transportes Consettur, quien presta el servicio en la ruta Hiram Bingham, suspendió temporalmente sus operaciones con el objetivo de “salvaguardar la seguridad de sus pasajeros, hasta que la problemática de ingreso a la llaqta Inca de Machu Picchu se solucione”.

Esto generó que cientos de turistas, quienes sí contaban con boletos para ingresar al sitio arqueológico, se vean obligados a caminar hasta el santuario, un recorrido que podría demorar más de dos horas.

Cientos de turistas nacionales e internacionales no pudieron comprar sus boletos para ingresar a Machu Picchu. (Foto: Jesús Tapia)
Cientos de turistas nacionales e internacionales no pudieron comprar sus boletos para ingresar a Machu Picchu. (Foto: Jesús Tapia)

Exigencias

Mediante comunicado los manifestantes exigen que la mitad de los boletos de ingreso a la ciudad inca sean vendidas en ventanillas de la DDC, que se ubica en esta localidad. “Exigimos la venta de tickets en las oficinas del Ministerio de Cultura Machupicchu del 50% de su totalidad de manera presencial y de mil boletos de un día para el otro para reactivar nuestras economías bajo resolución ministerial”, se lee en el comunicado.

Asimismo, exigen que se cumpla el incremento de carga “de 4.044 a 5.044 entradas diarias, sustentada bajo resolución ministerial”, refieren.

Esta última implementación se dio desde el pasado 27 de julio tras acuerdos de la Unidad de Gestión de Machu Picchu (UGM); sin embargo, esta no contaba con resolución emitida por el Ministerio de Cultura.

Un comunicado indicaron que “el ingreso efectivo promedio a la llaqta de Machu Picchu se ha mantenido por debajo de la capacidad de admisión de 4.044 por día, en el periodo del 28 de julio al 11 de agosto” este balance sería una de las razones por las que se habría suspendido la disposición de la UGM de vender mil boletos más.