Redacción EC

Un grupo de 17 conductores de mototaxis y taxis -todos de la tercera edad- fueron detenidos por policías en , quienes adujeron que no tenían en regla su documentación para posteriormente llevarlos al Departamento de Tránsito de esa ciudad. Los intervenidos expresaron su disconformidad, pero al llegar a la sede policial se dieron con una gran sorpresa: todo se fingió para darles un agasajo por el Día del Padre

La idea fue del comandante Jorge Saguma Zegarra, jefe del citado departamento, quien contó con el apoyo de dos empresas privadas para comprar obsequios, bocaditos y gaseosas para los padres de familia de la tercera edad.

“Los detuvimos, les pedimos sus documentos. Todo estaba en regla, pero se les decía -por ejemplo- que el SOAT estaba adulterado. Ellos se sorprendían. Y les decíamos que nos acompañen a la dependencia para verificar si es auténtica la serie de ese SOAT. Decían que sus documentos eran originales. Los hice formar y vieron los regalos, bocaditos. Con el paso de los minutos, les expliqué y fue de su agrado. Estaban contentos”, contó a El Comercio el comandante Saguma.

Fueron 22 policías de tránsito los que participaron de la operación sorpresa por el Día del Padre den Huancayo. Se llevó a cabo la mañana del jueves en las avenidas Próceres de la Independencia y Jacinto Ibarra. Luego, los ‘detenidos’ fueron trasladados al Departamento de Tránsito, en la cuadra 5 de la avenida Ferrocarril.

“Conmueven. Son personas que a su edad siguen trabajando. Ya no se preocupan solo por sus hijos, sino también por sus nietos. Ese es el amor del padre”, acotó Saguma, padre de dos jóvenes de 18 y 19 años.