Una operación conjunta logró inmovilizar e incautar trozas de cedro -madera protegida por el Estado peruano- y otras especies madereras por un monto ascendente a S/. 5’590.500. La intervención duró dos días y se llevó a cabo en aserraderos de la ciudad de Iquitos y en las riberas de los ríos Mazán y Nanay, en .

El primer día de la operación multisectorial se intervino en la desembocadura del río Mazán y la margen derecha de mismo, encontrándose 1.972 trozas de madera rolliza: cedro, cumala, tornillo, lupuna y andiroba. La incautación se produjo al no encontrarse las personas responsables del producto forestal.

En el segundo día, las autoridades se desplazaron por el río Nanay procediendo a intervenir un aserradero en el asentamiento humano Versalles. Ahí inmovilizaron 440 trozas de madera rolliza de la especie cumala luego de comprobar la suspensión de las Guías de Transporte Forestar (GTF) presentadas por el administrador en razón al Procedimiento Administrativo Único (PAU) iniciado a la empresa.

(Foto: PCM)

(Foto: PCM)

En la operación participaron el alto comisionado en Asuntos de Lucha contra la Tala Ilegal de la Presidencia del Consejo de Ministros, la Fiscalía Especializada en Medio Ambiente del Ministerio Público (FEMA), la Dirección Ejecutiva de Medio Ambiente de Policía Nacional del Perú, la Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria (Sunat), la Dirección General de Capitanías y Guardacostas de la Marina de Guerra del Perú (Dicapi), la Autoridad Forestal del Gobierno Regional de Loreto y el Organismo de Supervisión de los Recursos Forestales y de Fauna Silvestre (Osinfor).