Pugna por el control de obras aumenta crímenes en Sullana
Pugna por el control de obras aumenta crímenes en Sullana
Redacción EC

JULIO TALLEDO VILELA

Una niña de tres años todavía se recupera tras recibir un impacto de bala en ambas piernas cuando jugaba en las inmediaciones de su vivienda, ubicada en el asentamiento humano José Carlos Mariátegui de . A un asesino a sueldo no le importó que se ella estuviera cerca de su víctima, José Pérez Banda, de 39 años, quien dirigía un gremio de .

El sujeto (que purgó condena por robo agravado en el ) fue asesinado de 11 disparos. Este fue el noveno homicidio producido en la provincia más convulsionada de la región en los tres primeros meses del año. La cifra mantiene en alerta a las autoridades, ya que en el mismo período del 2013 en Sullana solo se habían registrado tres asesinatos.

El crimen de Quique Banda —apelativo con el que era conocido el ex reo— confirma la pugna existente entre mafias por el control de obras de construcción.

El móvil fue el mismo del primer homicidio del 2014 suscitado en esta ciudad: ajuste de cuentas. El 2 de enero, un sicario mató de nueve balazos al carpintero Bismarck Alexander Zapata Reyes, de 21 años, luego de que llegase al exterior del colegio Santa Teresa de Jesús, donde se realizaba una obra.

Un mes después, la policía capturó al trujillano Luis Ruiz Ramírez, de 18 años, en posesión de un arma de fuego. La pericia balística determinó que uno de los casquillos que terminaron con la vida de Zapata había salido del revólver que portaba. Fuentes policiales informaron que Ruiz fue contratado por S/.3.000 para asesinar a Helmer Reyes Falla, tío del occiso, quien lo habría enviado al lugar a cobrar un cupo.

CUPOS

Sullana es para los delincuentes un centro de operaciones. Por allí se trasladan con facilidad hacia Talara, Tambogrande, Piura y cruzan la frontera hacia Ecuador, después de haber logrado su cometido.

Las últimas inversiones realizadas por empresas e instituciones públicas en esta localidad han atraído a mafias de diversos lugares, que generalmente maniobran con impunidad, aprovechándose de las limitaciones de personal y logística de la policía.

Para el coronel PNP Edward Espinoza López, jefe de la Dirección Territorial Policial de , la arremetida criminal ha conllevado a plantear nuevas estrategias para recuperar la tranquilidad en esta provincia.

“Hay enfrentamientos por el manejo de los cupos de las obras. Por imponer su supremacía, se matan. Por ello, estamos adoptando una estrategia distinta. Se está incrementando el personal y a la vez se están realizando acciones de inteligencia”, expresó el oficial.

SITUACIÓN CRÍTICA

La ubicación geográfica de Sullana es un factor que influye en los índices delictivos, según considera el jefe de Seguridad Ciudadana de la Municipalidad de Sullana, Vincenzo Leva Lamarca.

“Sullana es una provincia fronteriza donde también se presentan delitos de contrabando y ”, manifestó el ex jefe de la División Policial de Sullana, quien subrayó que los vehículos policiales de esta dependencia deben ser renovados.

“Esas máquinas patrullan las 24 horas, no se detienen en todo el año”, indicó.

La fiscal de Prevención del Delito de Sullana, Soledad Barrueto Guerrero, reconoció que en el último año la percepción de inseguridad se incrementó en esta jurisdicción.

“Se ha perdido el principio de autoridad. En virtud a ello estamos haciendo un trabajo coordinado con la policía”, indicó.

CIFRAS

2  patrulleros inteligentes posee la División Policial de Sullana para custodiar a 312.307 habitantes, según el INEI. La provincia de Piura tiene poco más del doble de habitantes, pero cuadriplica en vehículos a Sullana.

1 camioneta está al servicio del personal de la comisaría de Sullana. La otra unidad que poseen  para patrullar es una motocicleta, pues un automóvil se encuentra inoperativo.

15 juntas vecinales, que agrupan a más de 1.000 pobladores, fueron equipadas en marzo por la comuna para realizar labores de vigilancia en esta provincia y en zonas aledañas.