Ayer, en varios centros comerciales de Lima, la ministra del Ambiente, Fabiola Muñoz, lanzó la campaña #MenosPlásticoMásVida para reducir el uso de bolsas, cañitas y tecnopor.
Ayer, en varios centros comerciales de Lima, la ministra del Ambiente, Fabiola Muñoz, lanzó la campaña #MenosPlásticoMásVida para reducir el uso de bolsas, cañitas y tecnopor.

Este martes, en el marco del Día Mundial del Medio Ambiente, cientos de voluntarios limpiaron la playa Carpayo, en el Callao, considerada la más contaminada de Latinoamérica.

La Comisión de Pueblos Andinos, Amazónicos y Afroperuanos, Ambiente y Ecología del Congreso aprobó por mayoría el proyecto de ley que propone regular el plástico de un solo uso y los recipientes descartables.

A favor votaron Marco Arana y María Elena Foronda (Frente Amplio), Patricia Donayre (Peruanos por el Kambio), Moisés Mamani (Fuerza Popular) y Horacio Zeballos (Nuevo Perú). En contra se mostraron Pedro Olaechea (Peruano por el Kambio), Juan Carlos del Águila y María Melgarejo (Fuerza Popular).

La norma establece la regulación paulatina y por plazos. Desde el momento en que entre en vigencia la ley (si el pleno del Congreso la aprueba), estará prohibida la adquisición y uso de bolsas de plástico, cañitas y recipientes de tecnopor en Áreas Naturales Protegidas, sitios patrimoniales, museos y entidades estatales. También se restringirá la entrega de bolsas en publicidad impresa, diarios, revistas y otros formatos de prensa. En el caso de las bolsas compostables (que pueden convertirse en abono), estas podrían utilizarse solo por un período de tres años.

Si el dictamen recibe el voto favorable del pleno, en un plazo de 180 días se prohibirá la fabricación, importación, distribución, entrega, comercialización y uso de envases de tecnopor, bolsas mayores a 900 cm2 y sorbetes (salvo para uso médico). Desde ese momento quedaría también prohibido el uso de sorbetes en las playas.

Los supermercados y comercios también deberán acoplarse a esta ley, aunque de manera progresiva y en un plazo de 36 meses desde su eventual aprobación. En este tiempo deberán reemplazar bolsas con base polimérica en reutilizables o biodegradables. La norma establece incluso que los comercios cobren por cada bolsa que entreguen, y que lo recaudado sea entregado al Fondo Nacional del Ambiente (Fonam).

También plantea que, desde el 28 de julio del 2021 se suprima todo tipo de bolsas plásticas no reutilizables, así como utensilios de este material y de un solo uso.

—Reacciones—

La Sociedad Nacional de Industrias (SNI) sostiene que si bien es necesario reducir el consumo innecesario de plástico, falta aclarar ciertos puntos del dictamen.

Jesús Salazar, presidente del Comité de Plásticos de la SNI, señaló que se debe definir qué se entiende por bolsa reutilizable, cómo se va a fiscalizar el uso de plásticos, en qué se han basado las medidas de bolsas que en el futuro serían prohibidas y por qué solo se está dando un plazo de 180 días a la reconversión de la industria del tecnopor. “La aprobación [del proyecto de ley] ha sido muy acelerada”, dijo Salazar .

Por otro lado, hizo hincapié en que el mercado de bolsas plásticas es “casi 50% informal”. De acuerdo con Salazar, esta ley de aplicación nacional normaría a los industriales formales.

Para César Ipenza, abogado especializado en materia ambiental, esta ley es una oportunidad para el desarrollo de nuevas industrias. “En el caso peruano, podemos transitar a transformar la industria de plásticos y empezar a hacer bolsas de papa o yuca, que son una posibilidad importante”, comentó.

Síguenos en Twitter como

TAGS RELACIONADOS