La familia de Judith, de 20 años, no dejó de buscarla ni un solo día, pese a la cuarentena por el COVID-19. (Foto: @SilviaBardalesQ)
La familia de Judith, de 20 años, no dejó de buscarla ni un solo día, pese a la cuarentena por el COVID-19. (Foto: @SilviaBardalesQ)
Lourdes Fernández Calvo

Ante la desesperación por no encontrar a su hija Judith de 21 años, Gabino Machaca y su esposa Susana Cauna, estaban dispuestos a excavar ellos mismos un pozo de 80 metros de profundidad porque les dijeron que ahí estaba enterrado su cuerpo. Debido a su perseverancia y su insistencia ante las autoridades, esta semana un equipo de la policía y peritos del Ministerio Público de Tacna finalmente realizaron la excavación y hallaron los restos de Judith. Un poco más de dos meses después de haberla buscado día y noche, pese a estar en medio de la pandemia por el COVID-19, Gabino y Susana lograron encontrar a su hija. Ahora quieren justicia.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más
MIRA: Tacna: hallan cadáver que sería de joven reportada como desaparecido desde el año pasado

“El policía la había echado al pozo de 80 metros. Se la encontró boca abajo y con las manos amarradas. Se le está haciendo la autopsia y ya saldrá a la Luz lo qué pasó con mi hija”, dice Gabino a El Comercio.

La excavación no solo ha llevado a la policía al cuerpo de Judith, también se ha encontrado a una adolescente de entre 14 y 17 años. Ambas serían víctimas del suboficial PNP Santiago Cristian Paco Mamani, de 24 años, quien hoy está prófugo.

La desaparición de Judith

La historia de terror de Judith Machaca inició el pasado 28 de noviembre del 2020. Como todas las noches, la joven salió de trabajar en una tienda de ventas de celulares a las 8:30 p.m. y fue con dirección a su casa. Una cámara de videovigilancia la captó caminando unos 20 minutos después por la calle 2 de mayo, a la altura del hospital Hipólito Unanue. Desapareció con dirección al oeste. Desde ese momento, no se supo más de ella.

Horas después, sus padres pusieron la denuncia por su desaparición en la comisaría 24 de junio de Gregorio Albarracín. No sabían que en ese mismo lugar trabajaba quien hoy es buscado como el asesino de su hija.

“La última vez que ella se conectó al WhatsApp fue a las once de la noche. Ella siempre nos avisaba si iba a demorar o no, por eso nos sentimos preocupados y presentamos la denuncia”, detalla el padre de Judith.

Desde ese día, los padres de la joven universitaria (cursaba el segundo año de Ingeniería Ambiental) iniciaron una búsqueda incansable. Ni el temor de ser contagiados por el coronavirus los detuvo. A inicios de diciembre, junto a sus vecinos y colectivos de mujeres de Tacna, realizaron un plantón, marcha y vigilia exigiendo que se acelere la búsqueda de Judith. En Tacna, el caso ya era de preocupación. Las marchas continuaron por tres semanas.

La familia de Judith nunca dejó de buscarla. (Foto: Radio Uno)
La familia de Judith nunca dejó de buscarla. (Foto: Radio Uno)

En quincena de diciembre, cuando Judith ya tenía 16 días de desaparecida, la policía informó que debido a la complejidad del caso era necesario que se contara con la Unidad Canina especializada de Lima en búsqueda de cadáveres. “Se presume que esta chica habría recibido una llamada telefónica de alguien. Sea probable que este secuestrada o sea posible que fue a otro lado no sabemos por qué. Hemos pedido el apoyo de canes de Lima adiestrados en la búsqueda de cadáveres para el registro de la casa donde vive la pareja y las casas aledañas de la familia”, dijo entonces el general Bueno Victoriano, jefe de la macro región policial Tacna Moquegua, a .

La familia de Judith asegura que no sabían que ella tuviera pareja. Es más, aún no creen que esa relación existiera. Luego que la mamá de la joven le entregara a la policía la caja del celular de Judith, los investigadores pudieron geolocalizar el teléfono a través del código IMEI. El 18 de diciembre la policía ubicó el celular en la casa de Diana Apaza, de 23 años; esposa del policía Santiago Cristian Paco Mamani.

Diana Apaza está detenida y deberá cumplir 9 meses de prisión preventiva. (Foto: Radio Uno)
Diana Apaza está detenida y deberá cumplir 9 meses de prisión preventiva. (Foto: Radio Uno)

La policía llegó esa noche a la casa de Apaza y encontró el celular. Tenía otro chip pero el código IMEI era el mismo. Al ser detenida, Apaza solo dijo que su esposo le había regalado el teléfono. Entonces, citaron a Paco Mamani.

Santiago Paco trabajaba en el área de Secuestros de la Dirincri de Tacna. (Foto: Radio Uno)
Santiago Paco trabajaba en el área de Secuestros de la Dirincri de Tacna. (Foto: Radio Uno)

Al inicio quiso evitar declarar, pero ante la presión de los interrogadores, el suboficial confesó que vio a Judith la noche en que desapareció. Dijo que la recogió en su camioneta del lugar en donde las cámaras de videovigilancia la grabaron por última vez. Contó que tuvieron una discusión y luego la dejó por el óvalo Callao y que ella olvidó su celular en el auto. También dijo que luego rompió el chip, reseteó el teléfono y se lo regaló a su esposa. En su auto y en la vivienda se encontraron algunas pertenencias de Judith. Ambos quedaron detenidos.

El Poder Judicial dictó 9 meses de prisión preventiva contra Diana Apaza por lo presuntos delitos de secuestro agravado, homicidio calificado y receptación en agravio de Judith Machaca. La Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Tacna, a cargo del fiscal Jesús Rojas Hurtado, solicitó 18 meses de prisión preventiva contra Santiago Paco Mamani por los delitos de secuestro y robo agravado. Sin embargo, pese a los indicios, el juez Yuri Maquera declaró infundado el pedido y decidió que Paco Mamani fuera investigado en libertad por contar con arraigo laboral. A pesar de la indignación, la familia de Judith continuó luchando.

“Nosotros no podemos entender que por más de 18 días íbamos a la comisaría todos los días, íbamos a buscar a mi hija desesperados y él sabía todo, nos ha visto sufrir. Es una persona fría, con mente altamente criminal porque nos ha visto llorando y sufriendo por la búsqueda”, cuenta Gabino.

A 80 metros bajo tierra

Debido a que los avances en la investigación eran lentos y ante la presión de la familia de Judith, la policía anunció a inicios de año que un grupo especial de investigación policial de Lima llegaría a Tacna para participar del proceso de búsqueda de Judith. Sin embargo Paco continuaba laborando pero en otra sede policial.

El general Leoncio Segundo Mejía Montenegro les informó que solicitó la baja del policía Santiago Cristian Paco Mamani mediante una medida cautelar, mientras dure la investigación.

En tanto, los papás de Judith recibieron información importante. Debido a que el caso ya era conocido, algunas personas los llamaron para contarles que habían visto algo extraño en la propiedad de los padres del suboficial. Los vecinos de una parcela ubicada en el distrito La Yarada- Los Palos contaron que había un pozo que había estado siendo tapado por los padres del policía.

”Nos llamaron a decirnos que había un pozo. Es extraño que hayan descargado 4 volquetes de material en un día y al día siguiente no habían construido nada. Algo raro era también que los padres andaban asustados. Ese pozo no tenían por qué taparlo nos dijeron los vecinos por eso nosotros hemos avisado a la policía”, cuenta el padre de Judith.

En quincena de enero, los agentes llegaron a la zona y los agricultores les contaron que habían escuchado explosiones en el lugar. Debido a que no contaban con maquinaria para iniciar las excavaciones, la policía programó la búsqueda para la semana siguiente. Ese mismo día, la jueza Gina Tapia revocó la comparecencia con restricciones que dictó el juez Yuri Maquera contra Santiago Paco Mamani y dictó orden de captura en su contra. El suboficial ya había desaparecido.

El Ministerio del Interior lo incluyó en el Programa de Recompensas y ofrece S/ 30 mil por información que ayude a su captura.

Semanas después el Poder Judicial dictó la orden de allanamiento y descerraje de la parcela y la policía inició las excavaciones. En febrero la medida se extendió por 20 días más para que se pudiera llegar hasta los 80 metros de profundidad.

El lunes se encontraron los primeros indicios en el pozo: cabellos humanos y una cartera negra con el DNI de Judith Machaca. Estaban cerca. Los trabajos continuaron durante todo el día y el martes se lograron encontrar los restos de Judith. En los trabajos participaron personal especializado de la Policía Nacional y peritos de la Unidad Médico Legal de Tacna.

Dos días tardaron los agentes especializados para hallar los restos de Judith en un pozo de 80 metros de profundidad. (Foto: Radio Uno)
Dos días tardaron los agentes especializados para hallar los restos de Judith en un pozo de 80 metros de profundidad. (Foto: Radio Uno)
En el pozo de 80 metros se halló a Judith Machaca y el cuerpo de otra joven. (Foto: Ernesto Suárez)
En el pozo de 80 metros se halló a Judith Machaca y el cuerpo de otra joven. (Foto: Ernesto Suárez)

Mientras los agentes terminaban de retirar los restos de Judith, se dieron con otra sorpresa: en el pozo estaba el cadáver de otra mujer. Los agentes encontraron los restos de una adolescente que tendría entre 14 y 17 años. Según la policía, tendría varios meses muerta.

De inmediato, la policía detuvo a los padres del suboficial, Jorge Paco Cabrera y Nancy Marisol Mamani Huayhua. Ambos negaron conocer el paradero de su hijo y lo exhortaron a que se entregue a la policía. Debido a la complejidad del caso, el peritaje a ambos cadáveres estará a cargo del antropólogo José Chambi Mamani quien llegó de Lima a Tacna a pedido del jefe de la macro región policial de Tacna y Moquegua.

La fiscalía continuará con las investigaciones para conocer si se trata de dos feminicidios. Mientras tanto, los padres de Judith Machaca aseguran que, luego de sepultar los restos de su hija, seguirán luchando, pero ahora por obtener justicia.

“No sabemos como ha sufrido. Ella era una joven de 20 años con muchos deseos de vivir y le ha quitado la vida de esta manera tan cruel. Lo que pedimos es la captura de este señor inmediatamente. La policía tiene que poner todo de su parte para la ubicación y luego pedir justicia para que el juez Yuri Maquera no vuelva a equivocarse. Vamos a pedir su destitución”, asegura el padre de Judith.

La familia de Judith, así como colectivos feministas y vecinos han salido a pedir justicia por la joven. (Foto: Radio Uno)
La familia de Judith, así como colectivos feministas y vecinos han salido a pedir justicia por la joven. (Foto: Radio Uno)

Por la noche del miércoles, la Odecma anunció que inició la investigación preliminar al juez Yuri Maquera por dictar libertad con restricciones al suboficial hoy prófugo Santiago Paco.

VIDEO RECOMENDADO