Camisa de chalís, bigotitos de Tatán y pólvora más que talco en los chimpunes. Su nombre completo era ya poesía -Roberto Carlos- y a los 18 años, con Sporting Cristal en 1991, el Chorrillano Palacios debutó en el fútbol. Este episodio de Jugamos como Nunca es dedicado a él: el futbolista que sí merecía un mundial. (Ilustración: Víctor Aguilar Rúa)
Camisa de chalís, bigotitos de Tatán y pólvora más que talco en los chimpunes. Su nombre completo era ya poesía -Roberto Carlos- y a los 18 años, con Sporting Cristal en 1991, el Chorrillano Palacios debutó en el fútbol. Este episodio de Jugamos como Nunca es dedicado a él: el futbolista que sí merecía un mundial. (Ilustración: Víctor Aguilar Rúa)

Aunque fue celeste en sus inicios, el fue un jugador de selección. Nunca dividió a nadie por el color de su camiseta. Por años, casi 20, Palacios se convirtió en el rostro de un equipo en el que no se creía, y fue en Rusia, con Perú clasificado, que cumplió el sueño que tanto merecía de estar en un mundial.

MIRA: Jugamos como Nunca: Waldir, el 9 de Alianza que inspiró a Claudio, Jefferson y Paolo | Podcast

En este episodio de Jugamos como Nunca, los periodistas Miguel Rocca y Miguel Villegas reviven los primeros pasos en la carrera de Roberto ‘Chorri’ Palacios, recordando su paso por México y Brasil; terminando en la frustrada alegría que sus ‘chorrigolazos’ causaron en las eliminatorias rumbo a Francia 98, cuando al final no se alcanzó el objetivo de clasificar a un Mundial. Él se lo merecía. El pueblo peruano lo aclamaba. Aquí puedes escucharlo directamente en Spotify.

MIRA: Jugamos como Nunca: Juan Manuel Vargas, Loco ¿qué estás haciendo? | Podcast

----

Si te gustó este episodio, puedes seguirnos a través de , , y para estar pendiente del contenido de este .

Para escuchar más de nuestros contenidos, puedes suscribirte a la web del Diario y las cuentas oficiales de , , .



TE PUEDE INTERESAR