A fines de este mes, Castillo deberá, de acuerdo al cronograma, validar o no a los oficiales que este año serán los nuevos generales PNP. (Leonardo Fernández / Archivo)
A fines de este mes, Castillo deberá, de acuerdo al cronograma, validar o no a los oficiales que este año serán los nuevos generales PNP. (Leonardo Fernández / Archivo)
Rodrigo Cruz

Una de las principales denuncias de corrupción que pesan sobre el presidente Pedro Castillo y su entorno son los presuntos sobornos que recibieron en el proceso de ascensos a generales de la Policía Nacional del Perú (PNP) en noviembre del año pasado. Según contó a la fiscalía Bruno Pacheco, ex secretario general de Palacio de Gobierno, al menos diez coroneles pagaron US$20.000 para asegurar su ascenso con la venia del mandatario. El caso representa una de las cinco investigaciones que tiene Castillo en la Fiscalía de la Nación. En ese contexto, se llevarán a cabo los ascensos en la PNP de este año que deben culminar a fin de mes.

Hace dos semanas, la Comandancia General de la PNP publicó en su web institucional una resolución que en la práctica da inicio al proceso de ascensos de cada año. Se trata de los lineamientos que se seguirán para designar a los nuevos generales de la policía. Si bien aún falta saber cuántas serán las vacantes de este año(en el 2021 fueron 23 generales de armas y dos de servicio), el escrito, por ejemplo, establece el cronograma y la tabla de evaluación (este año se hicieron unos cambios a los puntajes respecto al 2021) para los oficiales aptos.

Mira también: Harvey Colchado: PJ admite a trámite recurso contra Pedro Castillo pero programa audiencia para junio del 2023

Esta directiva, firmada por el comandante general de la PNP, Raúl Alfaro Alvarado, indica que desde el 24 de setiembre hasta el 9 de octubre la Junta de Aptitud se encargará de hacer el primer filtro de los participantes. Luego, del 15 al 20 de octubre, entra en funciones la Junta Examinadora que, a manera de segunda instancia, revisará los reclamos o recursos que sean presentados y recién el 22 de octubre se informará el número de las plazas de generales por completar.

Según el oficio, el proceso de evaluación culminará el 29 de octubre, luego de las entrevistas personales. Ese día se tiene prevista la entrega al ministro del Interior (en este caso, Willy Huerta)de la propuesta institucional con los nombres de cada uno de los que deben ser ascendidos. La finalidad es que el ministro la remita al jefe del Estado para su aprobación final y, en consecuencia, se firmen las resoluciones supremas.

Sobre el papel, ese es el camino trazado que se deberá seguir en los siguientes días. Sin embargo, fuentes en el sector advierten que nuevamente el Ejecutivo buscaría interferir aprovechando la opacidad con la que se suele desarrollar este proceso.

Mira también: Congreso: Oficialismo y Podemos Perú salvan otra vez al ministro del Interior, Willy Huerta

Sin cambios de fondo

De acuerdo al testimonio de Pacheco, los sobornos se canalizaron a través de los suboficiales PNP Jorge Tarrillo Gálvez y Nilo Irogin Chávez. Por entonces, ambos trabajaban como escoltas del presidente. La lista de ascendidos, dijo el exsecretario, fue trabajada en coordinación con el mandatario, sus sobrinos Fray Vásquez y Gian Marco Castillo y sus dos escoltas. Después, la relación era enviada al entonces comandante general de la PNP Javier Gallardo para que garantizara su ejecución.

El primero que denunció las irregularidades en el proceso de ascensos del año pasado fue el ex subcomandante general de la PNP Javier Bueno, quien dijo, entre otras cosas, que se estaban sumando de manera indebida los puntajes. Luego, ante la Comisión de Defensa del Congreso, advirtió que se establecieron unos lineamientos que le daban a Gallardo el control total sobre quienes iban a ser los ascendidos.

Por ejemplo, el año pasado, a la entrevista personal (que dura un máximo de cinco minutos y era ante una junta que presidía Gallardo) se le dio un valor de 50% de la evaluación. Posteriormente, este Diario informó que cinco coroneles que postularon visitaron Palacio y luego lograron su ascenso.

El primero que denunció las irregularidades en el proceso de ascensos del año pasado fue el ex subcomandante general de la PNP Javier Bueno
El primero que denunció las irregularidades en el proceso de ascensos del año pasado fue el ex subcomandante general de la PNP Javier Bueno

Este año, si bien la entrevista personal vale ahora 30 puntos, Bueno, en comunicación con este Diario, advirtió que no se han hecho modificaciones de fondo que eviten que el escándalo del año pasado vuelva a suceder.

Sobre la directiva emitida por la comandancia general, Bueno afirmó que esta se da ante la falta de una ley de ascensos y que en este caso en específico terminó siendo en la práctica “un copia y pega” de la hecha el año pasado.

El ex número 2 de la PNP señaló que en la actual directiva se remarca que esta tiene como finalidad “garantizar la calidad, transparencia, equidad, igualdad y efectividad en el proceso”. Sin embargo, sostuvo que en ninguna parte del oficio se señala que se va a publicar el puntaje que cada uno de los postulantes va sumando por separado en cada uno de los factores de la evaluación.

El general PNP (r) dijo que esta falta de transparencia puede significar que se repita la historia del año pasado. “No existe ninguna iniciativa legislativa de parte de los poderes Ejecutivo y Legislativo, todo sigue igual. La PNP necesita generales de la nación, generales del Estado, y no generales del Gobierno”, afirmó Bueno.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más