Redacción EC

El ex ministro de Economía y Finanzas  lamentó que el fiscal de la Nación, Pedro Chávarry, no le haya dado la oportunidad de defenderse frente a la denuncia constitucional por lavado de activos que le interpuesto en el Congreso de la República.

"No se me ha dado la oportunidad de defenderme ni de declarar de la acusación por lavado de activos, esta es una acusación nueva, lo que me dice mi abogado es que el fiscal algo raro ha hecho acá ¿no?", sostuvo en una entrevista por "Cuarto Poder".

Aseveró, en esa línea, que se quedará en el país para probar su inocencia y explicó que su participación en el destrabe del proyecto de aeropuerto de Chinchero fue con el fin de "asegurar la generación de riqueza para todos los peruanos".

"Lo que me tocaba como ministro era tratar de asegurar la generación de riqueza para todos los peruanos. Si no hubiéramos hecho esto hubiésemos perdido un arbitraje contra Kuntur Wasi y eso nos habría costado más", señaló.

Thorne indicó que en la Contraloría existen tres auditorías sobre el Caso Chinchero, y solo una encuentra irregularidades en el proyecto.

"La Contraloría hizo tres auditorías. Una en la que dijo que el problema de este contrato es que no tenía tope financiero, la segunda que hace [Edgar] Alarcón, y la tercera que hace [Nelson] Shack reparando de nuevo en el tope. Alarcón encontró que había un perjuicio contra el Estado, porque asume que no había tope financiero", manifestó.

Al ser consultado al respecto, el ex ministro de Economía y Finanzas contó que ha conversado mucho con el ex presidente Pedro Pablo Kuczynski (PPK). Indicó que el ex mandatario está "muy dolido" por cómo se dieron las cosas en su Gobierno.

"He hablado mucho con PPK, él está muy dolido, él piensa de que efectivamente, bueno, se la tenían jurada, pero lo importante aquí es concentrarnos en lo que queríamos hacer en ese momento: hacer que el país camine y pienso que esto todavía está pendiente y la actual gestión lo está haciendo", subrayó.