Aljovín indicó que la política gubernamental del país en relación a los migrantes venezolanos “se basa en el principio de solidaridad”. (Video: Canal N / Foto: Congreso)
Redacción EC

La ministra de Relaciones Exteriores, Cayetana Aljovín, aseguró que su despacho dispondrá las medidas necesarias para que la embajadora Susana de la Puente responda ante las autoridades peruanas en caso sea citada tras las declaraciones de Jorge Barata.

“Como es natural, la Cancillería prestará todas las facilidades para asegurar la presencia de la embajadora De la Puente ante las autoridades que corresponda”, sostuvo.

Susana de la Puente, según Jorge Barata, habría recibido US$300 mil de la empresa Odebrecht para el financiamiento de la campaña del presidente Pedro Pablo Kuczynski (PPK) en el 2011.

La canciller remarcó que la embajadora del Perú en Reino Unido envió una carta al fiscal de la Nación para manifestar su disposición a “efectuar las aclaraciones que resulten pertinentes”. Destacó que haya referido su domicilio en la ciudad de Lima.

Cayetana Aljovín dio estas declaraciones en la sesión de la Comisión de Relaciones Exteriores del Congreso, a donde fue citada para informar, entre otros temas, sobre la VIII Cumbre de las Américas y la situación de los migrantes venezolanos en el Perú.

La ministra instó a dejar de lado las discrepancias entre las agrupaciones políticas a fin de desarrollar con éxito la cumbre, que tendrá como tema central la amenaza de la corrupción a la gobernabilidad democrática.

“La cumbre en Lima constituirá una oportunidad propicia para dejar de lado diferencias partidarias internas y demostrar a toda la región la convicción del Perú en defender la democracia de todo tipo de amenazas”, comentó.

Al ser consultada por las acciones que tomará el gobierno peruano en caso el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, asista a este evento pese a que se le retiró la invitación, Cayetana Aljovín dijo que “sería bien irresponsable mencionarlas”, porque se estaría basando en especulaciones.

Por otro lado, indicó que la política gubernamental del país en relación a los migrantes venezolanos “se basa en el principio de solidaridad” y dijo que no se le puede dar la espalda “a quienes huyen de la grave situación política, económica y social que padece este país hermano”.

Agregó que según cifras del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), la ocupación laboral en el país ha crecido durante el último año, al igual que el salario promedio de Lima Metropolitana, por lo que “resultan infundadas las preocupaciones sobre los efectos laborales negativos de la inmigración venezolana”.

MIRA TAMBIÉN EN POLÍTICA...