(Foto: El Comercio)
(Foto: El Comercio)
Ariana Lira

author

El primero de mayo del 2014, en la sede del se izó la bandera peruana a media asta y con un listón negro. La ahora extinta entidad expresaba así su protesta contra dos polémicas decisiones del que ordenaba nombrar como fiscales supremos a Mateo Castañeda y al hoy prófugo .

Todo empezó en setiembre del 2010, cuando el CNM convocó a un concurso para cubrir tres plazas de fiscales supremos. Los finalistas, por orden de mérito, fueron el hoy prófugo César Hinotroza Pariachi, Carlos Ramos Heredia, Mateo Castañeda, Pedro Angulo y Pedro Chávarry.

Sin embargo, debido a la existencia de denuncias periodísticas que cuestionaban su probidad, Hinostroza y Castañeda –quienes habían obtenido el primer y tercer mejor puntaje, respectivamente- no fueron nombrados. Aquel enero del 2011, el CNM solo nombró a dos fiscales supremos: Carlos Ramos Heredia y Pedro Chávarry. Así, la tercera plaza para fiscal supremo aún quedaba vacante.

Luego de haber sido descartados, Hinostroza y Castañeda presentaron recursos de amparo ante el Tribunal Constitucional.

—La primera orden—

En enero del 2012, el TC le dio la razón a Hinostroza Pariachi. En la resolución, el órgano constitucional argumentó que la decisión de no nombrar al entonces juez superior del Callao carecía de sustento y que violaba su derecho al debido proceso. Como consecuencia, ordenó al CNM realizar una nueva votación sobre su candidatura.

Un mes después, el TC hizo lo propio con Mateo Castañeda y ordenó al CNM –tal como en el caso de Hinostroza- volver a votar su postulación.

—El desacato—

Luego de la resolución del TC, el CNM realizó, en dos ocasiones, nuevos procesos de votación para evaluar las candidaturas a fiscal supremo de Hinostroza y Castañeda. Sin embargo, ambos volvieron a ser descartados debido a los cuestionamientos mediáticos que existían contra ellos.

En mayo del 2013, el CNM convocó un concurso para cubrir la vacante de fiscal supremo que aún existía. Esta vez, al concurso se presentaron las fiscales Zoraida Ávalos y Nora Miraval.

Sin embargo, el 9 de setiembre del 2013, el TC se volvió a pronunciar y ordenó que el CNM escoja entre Hinostroza y Castañeda para cubrir la vacante. Firmaron Juan Vergara Gotelli, Carlos Mesía Ramírez, Gerardo Eto Cruz y. Este último está entre los candidatos actuales a ser nombrados magistrados del TC.

Ante este nuevo fallo, el CNM suspendió el concurso, pero lo reactivó el 17 de octubre. El 17 de diciembre, el Poder Judicial –a pedido de Hinostroza y Castañeda- ordenó suspender nuevamente el concurso, pero el CNM hizo caso omiso. Al día siguiente, Zoraida Ávalos fue nombrada fiscal suprema y Nora Miraval fue declarada fiscal "en reserva”. Acto seguido, Castañeda pidió al TC declarar nulo el nombramiento de Ávalos.

—El ‘golpe de Estado’—

El 30 de abril del 2014, un nuevo fallo encendió la pradera. Debido a los “reiterados desacatos” del CNM, el Tribunal Constitucional anuló la designación de las fiscales supremas Zoraida Ávalos y Nora Miraval y ordenó el nombramiento de Mateo Castañeda. El TC le había dado la razón a este último.

La sentencia generó diversas reacciones. Según la Constitución Política del Perú, el CNM era el ente encargado de nombrar a los fiscales de todo nivel. ¿Estaba invadiendo el TC las competencias exclusivas del CNM?

Pablo Talavera, en ese entonces presidente del CNM, anunció que denunciarían a los magistrados que firmaron el fallo por los presuntos delitos de prevaricato, usurpación de funciones e infracción a la Constitución. El magistrado calificó la sentencia como un “golpe de Estado al orden constitucional”, pues había “ordenado que se habiliten plazas y presupuestos cuando esa no es función del TC”.

—TC: retroceso a medias—

Ocho días después, el TC dejó sin efecto la anulación de la designación de Nora Miraval y Zoraida Ávalos como fiscales supremas, pero volvió a ordenar el nombramiento de Mateo Castañeda. En caso no existieran plazas disponibles, el fallo dispuso que una debía quedar en reserva para ser ocupada por Castañeda apenas quedara libre.

Lo mismo ocurrió en el caso de César Hinostroza. Mediante el fallo N° 0776-2014-PA/TC del 14 de abril del 2014, el TC ordenó que Hinostroza Pariachi sea nombrado fiscal supremo. Los magistrados que suscribieron la sentencia fueron Ernesto Álvarez, Juan Vergara Gotelli, Carlo Mesía y Gerardo Eto.

.
.

—Marcha atrás—

El 15 de julio del 2014, el nuevo pleno del TC –conformado por Óscar Urviola, José Luis Sardón, Ernesto Blume, Manuel Miranda, Marianella Ledesma, Eloy Espinosa-Saldaña y Carlos Ramos- emitieron la primera resolución como nuevo colegiado. Esta consistió en dejar sin efecto los fallos que ordenaban al CNM el nombramiento de Hinostroza y Castañeda y dispuso el archivo definitivo del caso. Según la resolución, el TC “invadió las competencias constitucionales del Consejo Nacional de la Magistratura”.