Alejandra Aramayo ha decidido alejarse del grupo naranja. (Foto: GEC / Video: Canal N)
Alejandra Aramayo ha decidido alejarse del grupo naranja. (Foto: GEC / Video: Canal N)
Martin Hidalgo Bustamante

Jefe de la Unidad de Periodismo de Datos

martin.hidalgo@comercio.com.pe

finalmente se separó de Fuerza Popular, tras una serie de disputas internas en la bancada de Fuerza Popular. En los últimos meses del Congreso disuelto, la representante por Arequipa había adoptado una postura independiente dentro del grupo naranja.

Fuentes fujimoristas confirmaron a El Comercio que Aramayo comunicó su alejamiento del partido hace dos semanas. No se trata de una renuncia formal, debido a que Aramayo ingresó al partido como invitada para los comicios del 2016 y nunca se llegó a inscribir como militante. Su elección permitió al fujimorismo tener una representante legislativa en Arequipa después de 15 años.

En este último año, Alejandra Aramayo adoptó una postura distante ante la cúpula de la bancada naranja. Públicamente, Aramayo reconoció que en el grupo fujimorista habían sido “absolutamente reactivos” o reconoció un error por “no tener una agenda”. También se pronunció en contra de la reelección de su colega Rosa Bartra en la presidencia de la Comisión de Constitución, sobre quien luego aseguró que “no es ni muy dialogante ni articuladora”. En este último punto, incluso aseveró que correspondía escuchar a la Comisión de Venecia -en Constitución- antes de archivar el proyecto del Ejecutivo sobre el adelanto de elecciones.

Sus declaraciones siempre buscó, según sus propias palabras, “democratizar” la bancada de Fuerza Popular. En los últimos meses del Parlamento, Aramayo integró un grupo de veinte legisladores -de distintas bancadas- que trabajaron una agenda legislativa. Sus propuestas no llegaron a ser materializadas por la disolución.

Las posturas de Alejandra Aramayo también se distanciaron del grupo fujimorista en el accionar legislativo. Aramayo votó, a diferencia del resto de su bancada, a favor de que se investigue por organización criminal al exfiscal de la Nación Pedro Chávarry en la Comisión Permanente. Para el período 2019-2020, Aramayo fue retirada de ser titular de la Permanente por la entonces vocera Milagros Salazar, quedando solo como primera suplente.

También propuso que la elección de los miembros del Tribunal Constitucional se aplace una semana con el objetivo de transparentar el proceso. Pero ninguna de sus propuestas -al igual que las de otros nueve legisladores que habían adoptado una postura diferenciada- fueron tomadas en cuenta al interior de la bancada fujimorista.

Las mismas fuentes refirieron que el partido le propuso presentar candidatos para las elecciones parlamentarias 2020, pero Aramayo prefirió no hacerlo debido a su decisión de apartarse del partido.