Darwinespinoza
Darwinespinoza
Miguel Gutiérrez R.

Unidad de Investigación

El legislador Darwin Espinoza Vargas fue señalado directamente por la lobbista como uno de los seis congresistas de (AP) que integra el grupo ‘Los Niños’, el cual actúa supuestamente en coordinación y bajo directivas del presidente Pedro Castillo, y conformaría la presunta mafia que opera desde el (MTC).

Espinoza, representante por Áncash, es militante del partido desde el 2005. Entre sus antecedentes figuran denuncias en su contra presentadas ante la Policía Nacional, las cuales lo relacionan con presuntos actos irregulares dentro de la organización política y peleas con la militancia.

En diciembre del 2013, Darwin Espinoza fue expulsado de Acción Popular por “faltas muy graves”. Una sala del tribunal nacional de disciplina del partido tomó la decisión.

En el 2013. Darwin Espinoza fue expulsado del partido.
En el 2013. Darwin Espinoza fue expulsado del partido.
MIRA: Karelim López: “El presidente Castillo me llamó del 929851100″

Su hermano Yuri Espinoza corrió la misma suerte en junio del 2014, cuando fue separado de la agrupación tras ser acusado de cobrar indebidamente el alquiler del local partidario situado en la Plaza de Armas de Chimbote.

Como resultado de esas diferencias internas, Darwin y Yuri Espinoza estuvieron envueltos en incidentes violentos ligados con el control de la administración del local del partido en Chimbote.

En octubre del 2014, el hermano del congresista –presuntamente con engaños– indujo a policías al allanamiento del referido inmueble, bajo el argumento de que los militantes que estaban en su interior eran delincuentes peligrosos.

Pese a estas sanciones, los hermanos Espinoza lograron anular esas resoluciones del partido y continuaron sus actividades políticas.

“Yo soy una persona que no se deja imponer. Lo que yo creo, no me lo cambia nada. Y en un partido tradicionalista [AP], los más antiguos no estaban de acuerdo”, dijo a El Comercio cuando respondió a las acusaciones de sus correligionarios opuestos a su forma de hacer política en Áncash.

En noviembre del mismo año, sin tener cargo en la agrupación política, Yuri Espinoza autorizó que Waldo Ríos, entonces candidato a gobernador regional por el movimiento Puro Áncash –hoy preso por corrupción–, colocase un cartel con su imagen al lado del rostro del fundador de Acción Popular, Fernando Belaunde.

Waldo Ríos expuso este afiche con autorización de Yuri Espinoza, quien no tenía cargo en el partido.
Waldo Ríos expuso este afiche con autorización de Yuri Espinoza, quien no tenía cargo en el partido.

Al respecto, Darwin Espinoza afirmó a este Diario que en esa época él no estaba en Chimbote y que las decisiones de apoyar la campaña de Waldo Ríos no le fueron consultadas.

Sin embargo, en el 2015, luego de que Waldo Ríos asumiera el cargo de gobernador regional de Áncash, los hermanos Espinoza fueron contratados en esa entidad mediante órdenes de servicio.

En el 2015, Darwin Espinoza fue contratado por el gobernador Waldo Ríos en la Dirección de Infraestructura y luego, en el 2017, en el Archivo Regional.

Fraude y cobros

Los Espinoza Vargas también aparecen vinculados a todos los comicios internos de AP que, desde el 2017, son declarados fraudulentos por los organismos electorales.

En el 2018, el partido anuló las elecciones luego de que militantes denunciaran falsificación de firmas y que el candidato de la lista N° 1, Yuri Espinoza, presionara a otro postulante a renunciar a su candidatura.

La entonces delegada electoral Yuliana Silva fue agredida el 23 de abril del 2018 por Yuri Espinoza cuando, con su celular, intentaba grabar el desarrollo de las elecciones internas en el local de Chimbote.

“Le estaba quitando el celular. También él agredía físicamente con golpes en la parte de su seno, en el brazo, y le jaló los pelos violentamente”, se lee en la denuncia policial.

En las elecciones partidarias del 2019, los hermanos Espinoza fueron implicados en presuntas irregularidades, después de que la delegada electoral Silva descubriera que el candidato Yuri Espinoza había transportado personalmente al local de Paseo Colón, en Lima, los documentos electorales de la región Áncash.

Silva presentó un reclamo y el Comité Electoral Nacional del partido declaró la nulidad de las elecciones, pero la dirigencia de Acción Popular no realizó ninguna investigación.

Para el proceso interno de setiembre del 2021, los resultados iniciales daban como ganadora a la lista N° 2, pero el otro candidato a la secretaría departamental de Áncash, Darwin Espinoza, exigió la nulidad en la mesa electoral de Carhuaz porque –según él– en el padrón electoral hubo votantes fallecidos.

El 26 de setiembre del 2021, ante la policía, Francisco Felipe Tolentino denunció que Darwin Espinoza y quince personas de la lista N° 1 llegaron a su casa para hacerle “firmar un documento donde aceptaba que había fraude en las elecciones del 25 de setiembre”.

Al anularse esa mesa, los resultados se invirtieron. Darwin Espinoza salió elegido secretario del partido en Áncash, aunque su victoria aún no ha sido oficializada porque el JNE todavía no ha revisado las impugnaciones presentadas por sus opositores.

Sobre esas recientes elecciones internas, Darwin Espinoza dice que la misma “presidenta de mesa terminó confesando que allí hubo fraude”.

Respecto a su expulsión, el parlamentario asevera que lo hicieron con “un documentillo” con el fin de que no entrase a un plenario donde se estaba eligiendo al nuevo miembro del comité nacional electoral del partido. “No querían mi ingreso al evento para que no tuviera cierta influencia en los votos y así la otra lista saliera ganadora”, respondió.

Los aportes

Los principales aportes a la campaña de Espinoza fueron de Rafael Pérez y Kevin Haro, ahora asesores de su despacho, y Julio Salinas, exfuncionario regional en la gestión de Waldo Ríos.

Te puede interesar

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más