Alejandro Sánchez respondió las interrogantes de la Comisión de Fiscalización y Contraloría. (Foto: Congreso de la República)
Alejandro Sánchez respondió las interrogantes de la Comisión de Fiscalización y Contraloría. (Foto: Congreso de la República) / Cesar Cox Beuzeville
Thalía Cadenas

Fray Vásquez, sobrino del presidente ; y Alejandro Sánchez Sánchez, dueño de la casa del jirón Sarratea, en Breña, respondieron este miércoles ante la Comisión de Fiscalización y Contraloría del Congreso sobre las reuniones realizadas en este inmueble, a donde también asistía el jefe de Estado.

MIRA: “Gabinete en la sombra”: ¿quiénes son los polémicos asesores que susurran al oído del presidente Castillo?

Vásquez Castillo, de 31 años, acudió a la cita acompañado de sus abogados Eduardo Egúsquiza y Reynaldo García Bazán, este último fue invitado a retirarse por no estar habilitado en el Colegio de Abogados del Callao.

El sobrino del jefe de Estado negó conocer a la empresaria o tener un vínculo amical con ella. “La atendí en la cochera (de la casa de Sarratea). Ella quería entregarle unas invitaciones a Bruno Pacheco. Le dije que acá no vive el señor Pacheco. Ella insistió en quedarse por un lapso de 20 minutos. Yo le dije que era en vano su espera. Era una dama no podía atenderla afuera, la hice pasar a la cochera por cortesía”, respondió el joven de 31 años.

Fray Vásquez Castillo, el sobrino del presidente, en la Comisión de Fiscalización y Contraloría. (Foto: Congreso de la República)
Fray Vásquez Castillo, el sobrino del presidente, en la Comisión de Fiscalización y Contraloría. (Foto: Congreso de la República) / Cesar Cox Beuzeville

En otro momento, el sobrino del presidente manifestó que vio en la vivienda de Breña a los exministros Juan Carrasco Millones (Interior) y Walter Ayala (Defensa). Sobre este último señaló que ya lo conocía desde la época de la campaña por lo que al saber que había sido designado ministro acudió a saludarlo sin previa cita. La reunión se dio el 7 de agosto, pocos días después que Ayala jurara para ser parte del Gabinete presidido por Guido Bellido.

“No sabría señalar la fecha, fui a saludarlo. No sabría precisar la hora […] Me invitó una taza de café, creo. Fueron 20 minutos. Lo veía que venía a Sarratea en campaña, ahí lo saludé una vez, me dijo que nos estaba apoyando. Es la única persona a la que conocía y luego fue ministro”.

MIRA: Pedro Castillo y el Gabinete de Aníbal Torres: ¿Quién gana o pierde en el oficialismo? | ANÁLISIS

El sobrino del mandatario se abstuvo de responder por los videos de Cuarto Poder en los que se le ve abordando distintos vehículos. A través de su abogado aseguró que los videos fueron “editados” y las “tomas arregladas”. El letrado se comprometió a enviar a la Comisión de Fiscalización las filmaciones originales de la vivienda en Breña.

Vásquez también decidió guardar silencio por que presentó para justificar su inasistencia a la anterior citación de esta comisión. Manifestó que el tema ya está siendo investigado por la Fiscalía.

¿Sin registro?

Finalmente, Vásquez Castillo reconoció que acudió a Palacio el 27 de octubre para participar de la celebración del cumpleaños de su prima, pero declaró no saber a qué hora se dio la fiesta infantil organizada por Karelim López.

Esta versión es similar a la que dio Alejandro Sánchez, que también aceptó haber participado de la fiesta infantil. En un primer momento, el dueño de la casa de Breña y amigo del mandatario admitió que ingresó a residencia presidencial sin registrarse, pero luego modificó su declaración indicando que tres horas antes del evento le pidieron sus nombres y apellidos y su número de DNI.

Alejandro Sánchez, dueño de la casa de Breña. (Foto: Congreso de la República)
Alejandro Sánchez, dueño de la casa de Breña. (Foto: Congreso de la República) / Cesar Cox Beuzeville

Lo que llama la atención es que al revisar el registro de visitas en el no figuran los nombres del sobrino del presidente, ni de Sánchez. Ninguno de los invitados a la reunión social aparece en este portal.

¿Qué pudo ocurrir? En diálogo con este Diario, Iván Lanegra, secretario general de la Asociación Civil Transparencia, explica que, más allá del tema de transparencia, cualquier reunión que haya en el Palacio de Gobierno implica un conjunto de medidas de seguridad especial por tratarse de una sede de gobierno.

“La actividad debe haber tenido un protocolo de seguridad. Este protocolo, si las personas ingresan, normalmente se exige una lista de ingreso previa a la actividad, porque evidentemente no puede ingresar cualquiera. Ese es el primer protocolo, de no existir ya habría una falla de seguridad en Palacio. De la lista de personas o invitados debe haber quedado registro, puede ser que por el tipo de actividad, los invitados no hayan ingresado por donde está la zona de registro de visitantes”, indica el especialista.

En tanto, Mayen Ugarte, abogada con Maestría en Administración Pública por The Maxwell School de la Universidad de Syracuse (Nueva York, Estados Unidos), dijo que en el edificio de Palacio hay tres lugares diferentes: la PCM, el mismo Palacio y la residencia. “En esa lógica no está en el marco de lo que registraría regularmente lo de la entrada de Desamparados, que es lo que va al sistema. Normalmente lo que sucede para cualquier persona que va a Palacio algún mecanismo de registro hay. Deben haber dejado el DNI o dicho algo. Si entraron por el estacionamiento es bastante probable que hayan dado una lista previa, lo que es raro es que no se verifique quién va a ir. Que yo sepa, antes de visitar Palacio presentas antes el DNI, siempre hay una lista previa, pero no sería en el marco de transparencia sino de seguridad”.

A la Comisión de Fiscalización también asistió Sandra Paico, quien negó ser asesora del presidente Castillo. La joven abogada dijo que tomará acciones legales contra Carlos Jaico, ex secretario general de la Presidencia, por sindicarla como una de las personas que integraría el presunto “gabinete en las sombras”.

Sandra Paico en la Comisión de Fiscalización. La joven abogada niega ser asesora de Pedro Castillo. (Foto: Congreso de la República)
Sandra Paico en la Comisión de Fiscalización. La joven abogada niega ser asesora de Pedro Castillo. (Foto: Congreso de la República) / Cesar Cox Beuzeville

Paico, quien en más de una oportunidad hizo uso de su derecho a guardar silencio, aseguró que “no tiene idea” de quién es Karelim López. Asimismo manifestó que el día del cumpleaños de la hija de Pedro Castillo, ella y otros trabajadores de Palacio (edecanes y asesores) hicieron una “chanchita” para pagar la fiesta de la menor.

TE PUEDE INTERESAR

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más