Rodrigo Cruz

Una de las constructoras de origen chino como presunta integrante de un esquema de corrupción de obras públicas en el gobierno de Pedro Castillo protagoniza uno de los mayores escándalos de pago de sobornos que se vive en Ecuador en estas últimas semanas.

Se trata de, multinacional que tiene dos contratos con el Estado Peruano por más de S/200 millones. El primero fue suscrito con la gestión de Perú Libre en el Gobierno Regional de Junín en noviembre del 2020 por S/94 millones para la construcción del nuevo hospital de San Martín de Pangoa. El segundo, del 13 de enero de este año, con la Dirección General de Electrificación Rural del Ministerio de Energía y Minas por S/116 millones para la instalación de un sistema de electrificación en Amazonas.

LEE TAMBIÉN: Karelim López y sobrino del presidente Pedro Castillo coincidieron en Palacio de Gobierno

La fiscalía ecuatoriana acusa a la empresa china de haber pagado un soborno de US$1,3 millones al excontralor general del Estado Pablo Celi de la Torre a cambio de que este último desapareciera una glosa (informe sancionatorio que emite la contraloría) por más de US$22 millones. Por esa razón se le abrió un proceso penal al excontralor a fines de marzo.

China CAMC firmó su primer contrato con el Estado Peruano en noviembre del 2020. Lo hizo con el Gobierno Regional de Junín, dirigido por Perú Libre, para la construcción de un hospital en Pangoa, (Foto: Anthony Niño de Guzmán / Archivo)
China CAMC firmó su primer contrato con el Estado Peruano en noviembre del 2020. Lo hizo con el Gobierno Regional de Junín, dirigido por Perú Libre, para la construcción de un hospital en Pangoa, (Foto: Anthony Niño de Guzmán / Archivo)

El pago fue canalizado a través de Esteban Celi, hermano del exfuncionario, quien –a su vez– utilizó a su tío político Pedro Saona para que recibiera la transferencia mediante una empresa de fachada que él creó en el estado de Florida (EE.UU.), de nombre Legalcont LLC.

LEE TAMBIÉN: Karelim López: segundo aspirante a colaborador eficaz confirma declaraciones sobre Zamir Villaverde en caso Puente Tarata III

Esta empresa fue constituida en febrero del 2019. El pago ilícito se hizo el 18 de junio de ese año y la glosa quedó desvanecida dos meses antes, es decir, en abril, con la sola firma del excontralor. Luego, en julio del 2020, Legalcont LLC quedó disuelta. Para la fiscalía ecuatoriana, no cabe duda de que se trata de un caso de cohecho.

Antecedente ignorado

El pago de China CAMC se hizo público en Ecuador en junio del año pasado, cuando la fiscalía, en una audiencia pública en otro caso de corrupción que enfrenta Celi, informó que el Departamento de Justicia de EE.UU., a través de una asistencia judicial, le envió documentos financieros de Legalcont LLC que demuestran el depósito.

Es decir, cuando la Dirección General de Electrificación Rural del Ministerio de Energía y Minas del gobierno de Castillo le dio la buena pro a la empresa de origen chino (22 de octubre del 2021), ya se conocía que la compañía había sido acusada de pagar sobornos en el país vecino.

LEE TAMBIÉN: Caso Puente Tarata: Hallan anotación sobre supuesta presión del mandatario Pedro Castillo por obra
Comprobante que presentó la fiscalía ecuatoriana que acredita la transferencia hecha por China CAMC a la empresa Legalcont LLC. 210 mlls.
Comprobante que presentó la fiscalía ecuatoriana que acredita la transferencia hecha por China CAMC a la empresa Legalcont LLC. 210 mlls.

El factor China

Este Diario se comunicó con el presidente de la Comisión de Fiscalización del Congreso ecuatoriano, el periodista Fernando Villavicencio, quien desde su posición viene denunciando el accionar no solo de China CAMC, sino también de las más de 45 empresas de origen chino que llegaron a su país durante el gobierno de Rafael Correa.

Para Villavicencio, no hay obra hecha por una empresa china que no esté libre de cuestionamiento: ya sea por fallas estructurales, sobreprecios o sobornos. De todos estos casos, por ahora el más grave es el protagonizado por la firma China CAMC.

“La presencia de compañías chinas en Ecuador ha generado una trama de corrupción y de sobornos”, sostiene Villavicencio. Según su criterio, lo sucedido es “peor que el Lava Jato” por el nivel de penetración que han tenido estas compañías en distintos rubros: petróleo, minería, hidroeléctricas, obras civiles, entre otros. “China ha tomado el control de nuestros principales recursos estratégicos”, dice.

Según Fernando Villavicencio, las empresas de origen chino ganaron obras en Ecuador valiéndose de su convenio con el Gobierno. Este les permitía conseguir un contrato sin pasar por un proceso de licitación. Sin embargo, luego subcontrataban la ejecución del proyecto a una empresa nacional. De esa manera, explica, las empresas privadas eludían los concursos públicos.

Además, sostiene que la Embajada de China jugó un rol determinante. “Aquí prácticamente el que negociaba en representación de todas las empresas chinas era el embajador Cai Runguo”, dice el parlamentario.

Más información:
  1. Respecto a este caso de cohecho, la empresa China CAMC ha evitado hacer comentarios. Están a la espera de un pronunciamiento de la justicia ecuatoriana.
  2. La firma ganó el contrato con el Ministerio de Energía y Minas en consorcio con INIP Ingeniería Integración de Proyectos S.A.C., del joven ingeniero Roberto Aguilar Quispe, señalado por Karelim López en la trama de corrupción.
  3. En Bolivia, la gerente comercial de esta empresa era Gabriela Zapata Montaño, quien fue pareja del expresidente Evo Morales durante los años 2006 y 2007. Zapata estuvo presa durante cinco años por delitos como asociación ilícita, falsedad ideológica, uso indebido de servicios y bienes públicos, entre otros. En noviembre del año pasado, salió de la cárcel bajo libertad condicional.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más