Luis Roel Alva fue uno de los cuatro congresistas de Acción Popular que votaron en contra de la vacancia al expresidente Martín Vizcarra. (Foto: GEC)
Luis Roel Alva fue uno de los cuatro congresistas de Acción Popular que votaron en contra de la vacancia al expresidente Martín Vizcarra. (Foto: GEC)
Sebastian Ortiz Martínez

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

El primer vicepresidente del Congreso, (Acción Popular), consideró que si un sector del Parlamento busca deslegitimar a la actual Mesa Directiva y al gobierno de transición de “serían irresponsables” sin importar “de dónde vengan”. Agregó que no todos en la institución “los ven con buenos ojos”.

“Si ese fuese el objetivo [desestabilizar] serían irresponsables, buscar censurar, deslegitimar o afectar a la Mesa Directiva del Congreso, al gobierno de transición de Sagasti sería una irresponsabilidad, venga de dónde venga”, manifestó en comunicación con El Comercio.

MIRA: Mirtha Vásquez: " Ninguna campaña de desestabilización contra la Mesa Directiva detendrá nuestra labor”

Roel Alva dijo que se encuentra tranquilo, luego de que el congresista (UPP) haya presentado por los presuntos delitos de omisión de deberes funcionales y por supresión, destrucción u ocultamiento de documentos.

Alarcón acusó a Roel Alva, expresidente de la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales, de no entregar información que le requirió hace unos meses.

“Los que me conocen y han visto mi trabajo al frente de la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales saben que he actuado conforme a la Constitución y al reglamento del Congreso. Estas son denuncias infundadas, que no tienen sentido. Por ello, estoy tranquilo. Ni siquiera he sido notificado, cuando lo hagan contrataré a un abogado”, expresó.

El parlamentario acciopopulista remarcó que las denuncias de Alarcón no lo amilanan.

“Estas denuncias no tienen por qué amilanarme ni presionar, nada me ha intimidado al momento de dirigir la subcomisión, menos ahora que estoy al frente en la Mesa Directiva”, señaló.

Las denuncias fueron presentadas por el upepista el 26 de noviembre, tres días después que la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales, aún bajo la conducción del congresista de Acción Popular, haya declarado procedente una tercera denuncia constitucional en su contra. Esta vez por el presunto delito de cohecho pasivo propio por el Caso Los Temerarios del Crimen.

Roel Alva advirtió que no todos los sectores del Congreso ven con “buenos ojos” a la Mesa Directiva, que dirige Mirtha Vásquez, y al gobierno de transición.

“Y esto se puede advertir en los votos, esta Mesa Directiva obtuvo 97 votos, eso significa que hay más de 30 congresistas que nos les ha parecido satisfactoria nuestra candidatura, ese grupo puede ser que no nos vea con buenos ojos y, obviamente, están actuando. La gran mayoría del Congreso está trabajando por volver a la gobernabilidad, hemos pasado bastante tiempo en crisis, no podemos volver a tener otra más, no podemos ser irresponsables”, subrayó.

El congresista de Acción Popular dijo, además, que no comparte, la manera de hacer política de UPP y de Podemos Perú, pero precisó que en democracia se tiene que debatir.

“La Mesa Directiva va a continuar buscando los consensos necesarios dentro del Parlamento, nos queda poco tiempo para que el Congreso demuestre que puede ser responsable”, acotó.

“Quieren bajarse a la Mesa Directiva”

El portavoz de la bancada del Partido Morado, Daniel Olivares, consideró a un sector político “no le conviene” que al gobierno de Francisco Sagasti “le vaya bien”.

Agregó que la denuncia de Alarcón contra Roel y las amenazas que recibió la presidenta del Congreso, Mirtha Vásquez (Frente Amplio), por no agendar la semana pasada el proyecto sobre la devolución de los aportes a la ONP son parte de una cruzada para desestabilizar a la administración de Sagasti.

“A mí me queda claro que quieren bajarse a la Mesa Directiva, que es incómoda, porque es una mesa de consenso, de una minoría, que empezó con los que no votaron por la vacancia [contra el expresidente Martín Vizcarra]. He escuchado a colegas que están cansando de la estigmatización, de ser atacados por ser congresistas, son seres humanos, veo una reacción de querer hacer las cosas bien, pero esa es una minoría”, remarcó en declaraciones a RPP Noticias.

El congresista Ricardo Burga, vocero alterno de Acción Popular, dijo que él se suma al comunicado de su bancada en respaldo a Roel Alva, pero que no conoce los motivos reales detrás de la denuncia de Alarcón.

Burga rechazó los comentarios de Olivares, en el sentido, de que el parlamentario del Partido Morado “está viviendo en otro mundo”.

Por su parte, el portavoz de Somos Perú, Guillermo Aliaga, señaló que no tiene conocimiento sobre actos que tengan “esa dirección”, en referencia a querer desestabilizar al gobierno y a la actual Mesa Directiva del Congreso. “Entiendo que los señores congresistas que han dicho eso, tienen algún tipo de prueba o algo”.

Remarcó que su bancada le dará gobernabilidad al país y trabajará “sin cálculo político”.

Aliaga evitó pronunciarse sobre la denuncia de Alarcón contra Roel Alva, pero sí dijo que no entiende por qué el parlamentario de UPP continúa dirigiendo la Comisión de Fiscalización si presentó se renuncia al cargo de presidente de ese grupo investigador el 12 de noviembre.

El vocero de Alianza para el Progreso, César Combina, dijo que “hay grupos” dentro del Congreso “que están generando inestabilidad” y “esto no es positivo para nadie”.

“Es importante identificar en las bancadas de UPP y Podemos Perú alguna posición reactiva”, añadió en RPP Noticias.

Combina señaló que el Gabinete, dirigido por Violeta Bermúdez, es uno de “transición democrática” y que tiene “tareas más urgentes que dar pelea política”, como la reactivación económica, afrontar la segunda ola de COVID-18, entre otros.

Este Diario intentó comunicarse con Alarcón, pero no respondió a nuestras llamadas ni mensajes.

Te puede interesar