El partido de Keiko Fujimori perdió curules en los 26 distritos electorales en comparación con la elección pasada. (Foto: Jesús Saucedo / GEC)
El partido de Keiko Fujimori perdió curules en los 26 distritos electorales en comparación con la elección pasada. (Foto: Jesús Saucedo / GEC)

Habían pasado apenas dos días desde las elecciones congresales del 26 de enero cuando el Poder Judicial dictó una nueva orden de prisión preventiva para .

La medida regirá hasta abril del 2021, por lo que la lideresa de continuaría encarcelada durante la primera vuelta de las elecciones presidenciales del próximo año, a menos que se le otorgue la libertad antes.

Ello, sin embargo, no ha impedido que la hija de Alberto Fujimori se perfile como la posible candidata de su partido a Palacio de Gobierno.

Según la última encuesta de El Comercio-Ipsos, un 16% de peruanos considera que la exparlamentaria debe ser la candidata a la presidencia por Fuerza Popular. En segundo lugar se ubica su hermano Kenji Fujimori, con 7%; y en tercero, la virtual congresista Martha Chávez, con 6%.

Para el politólogo Paolo Sosa, la posible ausencia de Keiko Fujimori en el proceso electoral del 2021 afectaría severamente la performance del partido.

“En estas elecciones congresales [el fujimorismo] ha demostrado que puede seguir obteniendo representación en el Congreso. Sin embargo, cabe preguntarse si es posible hacer lo mismo en una elección general, donde el Congreso se ve moldeado por las preferencias presidenciales”, señala.

¿Hará campaña Fujimori desde prisión o el fujimorismo buscará un candidato presidencial que la reemplace? Fuentes de El Comercio indicaron que estas opciones aún no han sido discutidas en la agrupación. Por otro lado, fuentes cercanas a Kenji Fujimori aseguraron que este no tiene intenciones de postular a la presidencia en el 2021.

“Las elecciones pasadas señalan que es muy difícil para el fujimorismo aspirar a la presidencia sin el apellido Fujimori”, recuerda Sosa.

En efecto, en el 2006, cuando Martha Chávez fue la candidata del fujimorismo, obtuvieron el cuarto puesto, con tan solo 7,4% de votos válidos.

(Elaboración: El Comercio)
(Elaboración: El Comercio)

—Primeras decisiones—

En una reunión realizada el último viernes, los virtuales congresistas del fujimorismo designaron por unanimidad vocero titular de la bancada en el Congreso a Diethell Columbus. Como alternos fueron escogidos Gilmer Trujillo, quien fue miembro del Parlamento disuelto, de San Martín, y Rita Ayasta, de Tumbes.

Pese a que algunos integrantes de Fuerza Popular consideraban a Martha Chávez la “opción natural” para asumir la vocería de la bancada, fuentes de El Comercio señalaron que ella no postuló al cargo.

Según conoció este Diario, la bancada aún no ha tomado una decisión acerca de su postura sobre la posible Mesa Directiva.

—Nuevo escenario—

En el 2016, el partido de Keiko Fujimori consiguió una victoria arrolladora: 73 escaños y, por lo tanto, más del 50% de las curules del Congreso. Menos de cuatro años después, los resultados electorales distan de la gloria pasada.

Fuerza Popular no solo no consiguió aumentar escaños en ninguna región del país, sino que también perdió representación en los 26 distritos electorales. En el 2016, el partido obtuvo al menos un escaño en cada una de las circunscripciones. Este año, 16 de los 26 distritos electorales no cuentan con presencia de Fuerza Popular.

Para Adriana Urrutia, directora de la Escuela de Ciencia Política de la Universidad Antonio Ruiz de Montoya, otras fuerzas políticas –entre ellas el Frepap y Unión por el Perú– han logrado llegar a los sectores de menores recursos, un bolsón electoral que por años ha pertenecido al fujimorismo.

“Estamos, después de mucho, ante la pérdida del monopolio de la llegada a los sectores populares de FP”, explicó.

Pese a la caída, el partido naranja no ha sido derrotado. Con 15 escaños, se configura como la tercera fuerza política del Congreso, empatada con el Frepap.

TAGS RELACIONADOS