La sentencia en primera instancia contra Christopher Acosta y Jerónimo Pimentel por frases contenidas en el libro "Plata como cancha" generó duros cuestionamientos. (Composición: El Comercio)
La sentencia en primera instancia contra Christopher Acosta y Jerónimo Pimentel por frases contenidas en el libro "Plata como cancha" generó duros cuestionamientos. (Composición: El Comercio)
Thalía Cadenas

desistió de la demanda por difamación agravada que interpuso contra el periodista y el director de la editorial Penguin Random House, Jerónimo Pimentel, por el libro “Plata como cancha”, confirmó a El Comercio Enrique Ghersi, abogado del líder de Alianza para el Progreso.

El recurso, que busca ponerle fin a esta acción penal, fue presentado el pasado jueves 2 de junio en la Octava Sala Penal Liquidadora de Lima.

LEE TAMBIÉN | Opositores, aliados del gobierno y retirados: ¿Qué pasó con los principales candidatos a la Presidencia?

“El señor Acuña consideró que ya no debía seguir adelante. Se desistió por decisión personal. Como es una acción privada, puede desistirse en cualquier momento. Lo que sigue es que la Octava Sala Penal Liquidadora de Lima archive el proceso”, señaló Ghersi.

La noticia tomó por sorpresa a Christopher Acosta, quien saludó “el gesto " e indicó que, probablemente. Acuña " ha analizado con mayor serenidad el asunto”.

“En su decisión probablemente haya una evaluación política. Al margen de su motivación, si es por respeto a la libertad de expresión o un cálculo político, igual saludo que finalmente haya entendido que no gana nada peleando con la prensa”, expresó el autor de “Plata como cancha”.

(Foto: GEC)
(Foto: GEC)

En otro momento, el reportero de Latina señaló que continuará con la queja que presentó en la Oficina Desconcentrada de Control de la Magistratura (OCMA) contra el juez Jesús Vega.

“A mí se me condenó por citar documentos, citar a personas, expedientes, todas fuentes verificables […] No debe dejar de verse la actuación del juez en primera instancia […] La resolución en primera instancia era indefendible en segunda instancia. Nosotros estábamos llegando a la segunda instancia con un respaldo de universidades y otras instituciones que se sumaban a nuestra causa. Probablemente la evaluación de que iban a perder en segunda instancia”, dijo también.

En esa misma línea se pronunció el abogado de Acosta, Ricardo Pereira, quien indicó que el martes 14 acudirá al Poder Judicial para recabar información sobre el recurso presentado por la defensa de Acuña.

El letrado agregó que la queja contra el juez Jesús Vega continúa en “trámite” y que será la OCMA la que determine la sanción.

“Nos hemos quejado por su actuación al no haber notificado una sentencia condenatoria y haber notificado después de lo que la ley establece con un texto distinto [...] Independientemente de que la querella contra Christopher termine es importante que magistrados de este tipo no estén en el Poder Judicial y sean sancionados”, añadió Pereira.

LEE TAMBIÉN | Pedro Castillo arriba a Lima tras participar en IX Cumbre de las Américas en Estados Unidos

Finalmente, Acosta aseguró que este hecho es “un primer paso para que (Acuña) entienda que es un político y un objetivo pasible de ser escrutado e investigado”.

Agregó que, al margen de la decisión del líder de APP, lo seguirá investigando “con el mismo ímpetu y motivación”.

“No solo a él sino a todos los políticos y quienes postulen a cargos públicos y a la Presidencia de la República”, concluyó.

LEE TAMBIÉN | Zamir Villaverde sí buscó colocar a su amigo como jefe de la Sucamec

Acuña presentó la querella en noviembre del 2021. En aquella fecha, en, Acosta señaló que la demanda de Acuña se sustentaba en que supuestamente 55 frases del libro serían difamatorias. Sin embargo, explicó que cada una de estas aseveraciones está debidamente citada y están en documentos oficiales.

El 10 de enero, en lo que representó un golpe para la libertad de expresión y de prensa, el juez Jesús Vega condenó al periodista y al director de la editorial Penguin Random House, Jerónimo Pimentel, a dos años de prisión suspendida, el pago de 400 mil soles y reglas de conducta como no ausentarse de su domicilio sin autorización judicial y concurrir a control biométrico cada 60 días para informar de sus actividades.

Jesús Vega consideró que en el texto se cometieron “hechos lesivos al honor y reputación” de Acuña a través de 34 (de las 55 señaladas por Acuña) frases calificadas de difamatorias. Ello a pesar de que el libro recopila expresiones de terceras personas, así como citas de sesiones judiciales y de Congreso, que previamente no habían sido cuestionadas por el excandidato presidencial.

Periodistas y diversas instituciones, como la Defensoría del Pueblo, condenaron el fallo del juez en primera instancia.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más