Jean Pierre Maraví

es un joven portero peruano que, a sus 26 años, viene teniendo su segunda experiencia en el exterior. Desde octubre del presente año decidió aceptar la propuesta de Sportivo Luqueño, club paraguayo, tras defender a los mexicanos Lobos BUAP y Atlético Zacatepec.

MIRA ACÁ: Sporting Cristal vs Ayacucho FC: ¿hay diferencia de goles en las semifinales de la Liga 1?

Con Sportivo Luqueño, Alejandro Duarte ya debutó y jugó tres partidos en el competitivo fútbol de Paraguay. Desde Asunción, El Comercio charló con él sobre su adaptación en esta liga, su futuro, la selección peruana y otros temas más.

¿Cómo te vienes sintiendo en el club desde tu llegada hasta la fecha?

Me sentí bastante cómodo, los compañeros me recibieron de la mejor manera. Han sido muy amables conmigo, el club tiene todas las instalaciones para entrenar bien. Me encontré con un fútbol muy intenso, competitivo desde los entrenamientos. Hasta ahora tengo buenas sensaciones.

¿Qué diferencias has encontrado en el fútbol paraguayo con el mexicano?

La intensidad en el fútbol paraguayo es algo que me llama la atención. Los 90 minutos juegan en alta intensidad, me encontré con futbolistas con mucha técnica, cosa que tal vez no esperaba, porque mucho tenemos la impresión que el fútbol paraguayo es más de lucha. Los paraguayos son jugadores que tienen cualidades técnicas y eso hace que la competencia esté muy buena.

Alejandro Duarte tiene contrato con Sportivo Luqueño  | Foto: Prensa Sportivo Luqueño
Alejandro Duarte tiene contrato con Sportivo Luqueño | Foto: Prensa Sportivo Luqueño

En el blooper, ¿qué pasó por tu cabeza?

Es algo que nunca me había pasado en mi carrera, en realidad me sorprendió de momento, no entendía por qué había sucedido. Como te digo, me considero un arquero muy seguro, que trata de agarrar por ahí lo que otros arqueros puñetean o desvían. Fue una pelota que quise agarrar como siempre y se me escapó. Realmente fue un rebote bastante corto y estaba ahí Roque Santa Cruz esperando muy cerca a mi, porque sino la volvía agarrar y no pasaba nada. Como te digo, en ese momento me sorprendí, porque no entendí lo que había sucedido, pero sabía que tenía que recuperarme rápido porque faltaban 40 minutos del segundo tiempo y Olimpia se iba a venir con todo. Resalto eso porque no es fácil recomponerse de una situación así. La siguiente pelota luego del error también fue complicada, la agarré, no fue que intenté ‘puñetearla’ y traté de seguir atajando como siempre lo he hecho.

Enfrentar a Roque Santa Cruz, un delantero paraguayo de jerarquía, ¿qué tan complicado es?

En realidad una vez que estás en la cancha, con otros jugadores no te pones a pensar mucho en dónde jugaron o cuál es el nombre. Te enfocas en cada jugada y hacer bien las cosas. No creo que haya influido de más la trayectoria que él haya tenido en el partido.

¿Cómo evalúas tu rendimiento en estos tres partidos con Sportivo Luqueño?

Creo que el primer partido que me tocó jugar seguramente fue mi mejor partido. Lo hice muy bien, obtuvimos un triunfo contra un rival directo que nos acercó a asegurar la permanencia en Primera División. El segundo partido, me tocó jugar contra Olimpia, después del error, hice un partido perfecto, pero tuve una jugada puntual, donde terminó en gol de ellos. El puesto de porteros es así, puedes estar haciendo un partido perfecto, fallas una jugada y eso un poco que opaca tu trabajo. A pesar del error, me fui con buenas sensaciones, porque me recompuse rápido y en líneas generales dejé una buena impresión. El último partido, perdimos 2-1 contra Guaraní, nos atacaron poco y fueron precisos. Han sido buenas actuaciones y dejé una buena impresión tanto en el club como el fútbol paraguayo, para mi eso es importante.

¿Cuánto te sirvió estar fuera de Perú jugando en el exterior?

Me sirvió muchísimo. Me ha tocado pasar todo tipo de situaciones, desde no jugar, hasta ser muy querido en un equipo como Zacatepec y disputar una final muy importante. Ahora, venir al fútbol paraguayo y muy rápido ponerme a competir al nivel, tener buenas actuaciones en los partidos, pelearle el puesto a un arquero que venía siendo figura del equipo. En líneas generales, puedo decir, que he crecido mucho tanto en los aspectos técnicos como arquero como en el aspecto mental y personal. Como te digo pasé situaciones de todo tipo y cada mes o año que pasé fuera de Perú, me siento mejor arquero y más preparado para cualquier reto que pueda venir.

Alejandro Duarte siempre se exige en cada entrenamiento | Foto: Prensa Sportivo Luqueño
Alejandro Duarte siempre se exige en cada entrenamiento | Foto: Prensa Sportivo Luqueño

Una de las situaciones complicadas fue lo que te pasó en Juárez cuando no te dejaron entrenar

Realmente fue desagradable. Más que difícil fue una situación desagradable. Ya había visto cuando le había tocado a otros compañeros pasar por situaciones así, donde a veces la consideración de un directivo o de alguien como no lo eres importante, te intentan aburrir mandándote a la sub-20, no dejándote entrenar, para que renuncies a lo que te corresponde. Fue desagradable y había que aguantar hasta que se pueda elevar a temas legales.

Tu contrato con Sportivo Luqueño acaba a final de temporada, ¿ya tienes definido tu futuro?

Yo me enfoco en jugar nada más. Sé que tengo contrato hasta que acabe este torneo y luego de eso lo verá mi representante con el presidente de Luqueño.

¿Cómo es la relación con tu compañero Dante Nicolás Campisi, con quien peleas el puesto de arquero?

Muy buena. La verdad que yo nunca he tenido problemas con los arqueros que he compartido equipo, siempre me llevé bien, por suerte me han tratado también de la mejor manera en todos los equipos en los que he estado. Creo que al final, más allá de que todos quieren jugar y es una competencia complicada la del arquero porque solo juega uno y no suelen hacer rotaciones. Creo que entre los arqueros nos damos cuenta, quién intenta jugar mediante el trabajo, mediante el tener buenas actuaciones en los entrenamientos y partidos. A diferencia de los que por ahí no son tan buenos compañeros. He tenido la suerte de encontrarme con arqueros que piensan y trabajan de la misma manera que yo y con Campisi no ha sido la excepción. Tenemos una buena relación.

Aún te quedan dos partidos más para disputar con Sportivo Luqueño

Así es, quedan dos fechas, Guaireña y luego nos toca Sol de América. Por la pandemia, se va a jugar una liguilla donde entran los primeros ocho. Ahora estamos octavos y el objetivo es mantenerse en esa posición tras enfrentar a esos dos rivales.

¿Te hubiera gustado jugar la Copa Sudamericana con Sportivo Luqueño?

Claro que me hubiera gustado. Es lindo jugar torneo internacionales y obviamente me hubiera gustado. Tardó en llegar el transfer y no pude ser inscrito.

¿Tú deseas seguir atajando en el extranjero?

Yo siempre he dicho que intento quedarme en el extranjero porque supone un reto extra consolidarte en países donde todavía no te conocen y no has mostrado tu potencial. Eso es un reto extra, pero igual, yo creo que cada mercado de pases hay que analizar muy bien las opciones, porque tampoco es quedarse afuera por quedarse e ir a cualquier equipo donde no sabes cuál es el proyecto deportivo o si vas a ser prioridad. Yo lo que más voy a priorizar el siguiente mercado de pases, es estar en un equipo que tenga los mismos objetivos que yo, que sea un equipo ganador, un equipo que desee ganar cosas importantes, que quiera pelear torneo un local e internacional. Hay que analizar las opciones que se presenten y con calma tomar una decisión.

Alejandro Duarte contó que de la selección peruana estuvieron pendientes de él durante la pandemia | Foto: GEC
Alejandro Duarte contó que de la selección peruana estuvieron pendientes de él durante la pandemia | Foto: GEC

¿Cómo es vivir en Paraguay?

Está muy lindo. Paraguay era el único país de Sudamérica que no conocía, a todos los demás había ido por fútbol y desde que llegué me gustó bastante. El clima es muy lindo y hace mucho calor, al igual que Cuernavaca, que fue la última ciudad que estuve en México antes de venir. Por ese lado, no me costó acostumbrarme. Me siento más cómodo viviendo acá.

¿Y qué medidas hay por la pandemia?

Los cuidados básicos, uso de mascarilla, desinfección de manos, pero realmente en cifras está bastante tranquilo. A nosotros nos hacen el hisopado una vez a la semana, a todos los equipos. Desde que estoy acá no hubo ningún positivo. Eso es el reflejo de que acá está tranquilo el tema.

¿Sigues viendo tus videos para ver qué haces bien y qué debes mejorar en tu manera de atajar?

Siempre. Yo tengo una cuenta en Wyscout, que es una plataforma de video análisis, ya que pago una membresía mensual para poder ver los videos de cualquier jugador del mundo en cualquier liga profesional. También mis acciones después de cada partido. Ahí sale los pases que hice, los centros que descolgaste, remates que atajaste. Creo que todo eso es muy importante para mi y sacar un análisis de que hice bien y las cosas que hice mal para mejorar.

¿Eres muy exigente contigo mismo?

La verdad, yo soy bastante duro conmigo mismo. A veces es demasiado, pero por ahí, es donde yo veo las cosas. Yo soy muy perfeccionista, ya que el puesto del arquero no te da margen de error y para mí la manera de poder fallar lo menos posible, es exigiéndome al máximo. A veces me toca estar de mal humor o ser muy duro conmigo mismo, pero creo que al final siempre me ayudó a ser mejor.

¿El profesor Luis Escobar ya te dijo si juegas este viernes?

Aún no lo sé. Cuando yo llegué, el arquero venía siendo figura. En los entrenamientos lo hice muy bien y cuando me tocó jugar también tuve un buen desempeño. El comando técnico decidió darme la confianza unos partidos más y ahora han estado cambiando, el último partido atajó Campisi. Ahora, vamos a ver qué decide el profesor. Ellos saben que estoy preparado, que estoy bien físicamente, confían mucho en mí. Cuando ellos decidan yo estoy listo para atajar.

¿Tienes contacto con el comando técnico de la selección peruana?

La verdad es que ellos han estado en contacto conmigo durante la pandemia. Han estado pendientes de cómo entrenaba, qué opciones tenía de equipos. Hemos estado en comunicación y es muy bueno sentir que están pendientes, atentos a tu carrera, a los partidos que juegas y eso te hace sentir que siempre estás cerca de la selección. Esa es una motivación extra.

¿Qué te dejó la participación de Perú en estos cuatro partidos por Eliminatorias?

Fue una pena que no hayamos podido sumar tres puntos en Asunción contra Paraguay. El empezar las clasificatorias con un triunfo de visita iba a ser muy importante. Después nos tocó partidos muy complicados en los que por rendimiento merecimos más, pero lamentablemente no pudimos sumar más puntos. Estoy seguro que si mantenemos el buen rendimiento en el juego y por ahí corregimos detalles que nos pudieron afectar un poco, vamos a revertir la situación y pelear hasta el último.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RECOMENDADO

Boca Juniors venció por penales a Internacional y avanzó a los cuartos de final de la Copa Libertadores.


TE PUEDE INTERESAR