El abrió sus puertas y es una de las marcas que ha traído novedades en su gama. Una de esas es la renovación de la Tucson, que trae consigo algunos cambios a nivel de diseño y otros cuantos en equipamiento.

Así, la nueva Tucson mostró su facelift en el Salón de Nueva York y destacan algunos pequeños cambios estéticos, como en la parte frontal, por ejemplo, donde se puede ver la nueva parrilla que ya se ha visto en otros productos de la marca coreana.

Esta parrilla, dicho sea de paso, va acompañada de unos faros delanteros de iluminación LED. En tanto, los faros posteriores también fueron ligeramente rediseñados y hasta los parachoques, de manera que en conjunto se nota una SUV mucho más lograda.

En el interior de la Tucson se puede ver una mejora en la calidad de acabados y lo que más resalta es la pantalla central táctil, de tipo flotante, que puede ser de hasta 8 pulgadas y que puede ser compatible con Apple CarPlay y Android Auto.

Asimismo, se puede optar por una cámara de visión 360°, cargador inalámbrico de smartphone, puertos USB para las plazas posteriores, asientos ventilados y calefactados, así como un techo panóramico, entre otros.

Por el momento, todo hace indicar que habría novedades en cuanto a la motorización, pues se sumaría un propulsor de 1,6 turbo que otorga 177 HP, aunque se desconoce si es que llegará una variante distinta a la 2,0 litros que tenemos en nuestro mercado. Si bien Hyundai no ha dado fechas para su comercialización, se presume que en unos meses empezará en Europa. Este año podría llegar a Latinoamérica.