Miguel Mejía

Desde Palmas, Brasil 

Jeep nos llevó hasta Palmas, capital del estado de Tocantis, ubicado en la región norte de Brasil, para probar la segunda generación de la Jeep Compass, SUV que llega a su segunda generación y que guarda el más puro ADN de la marca americana.

Pero, tratándose de un segmento altamente competitivo y con productos destinados para todo tipo de usuario, Jeep decidió que era el momento de apretar el acelerador con la segunda generación de la Compass y buscar posicionarla como líder del segmento.

Así, la Compass está próxima a llegar a nuestro país, pero antes de eso, tuvimos la oportunidad de probarla de primera mano en los terrenos más difíciles de Palmas, en Brasil. Un total de 800 kilómetros on y off road fueron suficientes para demostrarnos que sus cualidades son únicas.

Y decimos cualidades únicas porque (sin considerar a Land Rover) no encontramos alguna SUV del segmento que pueda hacer lo que la Compass hizo.

NADA LA DETIENE

Buena parte (casi toda) de la ruta fue off road. Pero el camino fue extremadamente técnico y muy engañoso. Empezamos con algo de trocha, con un poco de piedras, pero esto fue cambiando a arena bastante fofa que engañó a más de uno.

Eso no fue mayor problema. Nos dieron a probar la variante Trailhawk, cuya característica principal es, precisamente, superar terrenos difíciles. Esto, gracias a su refinado motor Tigershark Turbodiésel que otorga 174 HP y 35,7 kg.m. de torque, el cual va ligado a una caja automática de 9 velocidades. Lamentablemente, no creemos que este motor llegue a nuestro país.

Esta transmisión es muy buena, sobre todo para este tipo de terrenos, ya que nos permite optimizar al prestaciones del motor y así tener más torque. Además, tenemos el sistema Jeep Active Drive con un selector de terreno, el cual podemos mover en función a la vía por donde vayamos.

MÁS JEEP QUE NUNCA

En cuanto al diseño, la Compass tiene el ADN Jeep por donde se le mire y guarda mucho parecido con la Grand Cherokee. En la versión Limited, incluso, se pueden sumar algunos detalles que aportan a la robustez, como detalles cromados o doble salida de escape.

El interior, en tanto, tiene buenos acabados y destaca una enorme pantalla LCD de 7 pulgadas con el sistema Uconnect de Jeep, compatible con Apple CarPlay y Android Auto. No obstante, no encontramos un navegador de serie en el sistema.

Más adelante, en la edición impresa, les tendremos más detalles de esta maratónica prueba a la segunda generación de la Compass y explicaremos con más profundidad todas sus novedades.

TAGS RELACIONADOS