Harry y Meghan
2022
Netflix
Director:
Liz Garbus
Actores:
Príncipe Harry, Meghan Markle, Nacho Figueras, Princesa Diana, Rey Carlos III
Género:
Documental
Duración:
6 episodios
Clasificación:
+13
Saltar Intro | Tráiler de "Harry & Meghan". (Fuente: Netflix)
Saltar Intro | Tráiler de "Harry & Meghan". (Fuente: Netflix)

“Harry y Meghan”, el esperado documental en el que el y su esposa Meghan Markle cuentan su verdad sobre su romance y su relación con la familia británica, llegó a Netflix este 8 de diciembre. Como era de esperarse, la pareja ahonda en detalles poco conocidos y en el primer capítulo ponen el foco en cómo empezó su hoy mediática relación.

MIRA: “Harry y Meghan”: lo que debes saber del documental que reabre heridas en la familia real británica

Como han contado en anteriores entrevistas, los duques de Sussex se conocieron a través de amigos en común, pero lo que casi nadie sabía era que el príncipe pidió conocer a la actriz de “Suits” luego de verla en un video que apareció en su ‘feed’ de Instagram en el que Markle aparecía con un filtró de Snapchat de un perrito.

La imagen en mención es la siguiente, según el documental de Netflix:

Meghan Markle en la primera imagen que vio de ella el príncipe Harry.
Meghan Markle en la primera imagen que vio de ella el príncipe Harry.

“Eso fue lo primero que vi y me pregunté pero quién es ella”, relata el príncipe Harry para destacar la impresión que le causó su hoy esposa y lo que lo llevó a preguntarle a esta persona conocida suya si podía arreglarle una cita con Meghan.

La primera cita

La duquesa de Sussex recordó que esta amiga en común le contó que había un chico muy interesado en ella. Markle preguntó de quién se trataba y le dijo: “Es el príncipe Haz”, a lo que Meghan respondió con un “pero quién es ese”. Cuando le explicaron, la entonces actriz pidió si podía ver el feed de Instagram de este príncipe.

“La gente siempre me pregunta si lo busqué en Google, pero no. Miré lo que publicaba en Instagram, quería saber qué decía él de él, no qué decía la gente de él. Para mí ese es el mejor barómetro y encontré estas hermosas fotografías de lugares naturales, sus experiencias en África”, dijo Markle. Fue así como empezaron a comunicarse por mensajes.

En 2016, Markle fue a Wimbledon y acordaron para tener una cita con el príncipe Harry.

La primera impresión de Meghan no fue positiva. Quedaron en encontrarse en la 76 Dean Street, pero él no aparecía. Ante la tardanza, le mandó mensajes diciéndole que había quedado atrapado en el tráfico. Tras media hora, ella pensó que el príncipe era un egocéntrico que se creía tan importante como para hacerse esperar.

Grande fue su sorpresa cuando el príncipe llegó “sudoroso” y “colorado” por haber corrido para llegar a la cita.

Príncipe Harry.
Príncipe Harry.

La cita luego continuó bien. Se extendió durante una hora de conversación, pero Meghan se excusó y se fue porque tenía otros compromisos. La actriz iba a estar poco tiempo en Inglaterra y al reflexionar sobre lo bien que la había pasado con el príncipe lo llamó esa misma noche para preguntarle si quería volver a salir al día siguiente.

Su segunda cita fue decisiva. De hecho, se tomaron una foto para inmortalizar el momento. Esta:

Harry y Meghan en su segunda cita.
Harry y Meghan en su segunda cita.

Tras esa segunda cita, el príncipe dijo estar decidido a ver qué podía pasar.

La tercera cita, curiosamente, fue una demostración de esos riesgos que estaban dispuestos a tomar. Luego de varios meses sin verse, la actriz tuvo algunos días libres en su agenda, que coincidieron con un viaje a Botsuana del príncipe. Él la invitó a ir y fue la oportunidad perfecta para conocerse.

“Yo me preguntaba qué estoy haciendo. Qué pasa si no nos gustamos y estamos atrapados en el medio de la selva el uno con el otro”, contó Markle, pero finalmente fue en África que se dieron cuenta que tenían mucho en común.

A partir de allí acordaron no dejar pasar más de dos semanas sin verse. Debido a la facilidad que ella tenía para poder pasar desapercibida en el Reino Unido, pues todavía el romance estaba oculto, ella volaba a visitarlo al Reino Unido e ingresaba a escondidas al Palacio de Kensington.

Fotos del viaje del príncipe Harry y Meghan Markle a África.
Fotos del viaje del príncipe Harry y Meghan Markle a África.

La mala relación con la prensa

En el primer capítulo del documental “Harry and Meghan”, la pareja también diseca la estrecha relación entre los tabloides y la familia real a la vez que penetran en la historia del racismo en el Imperio Británico y cómo aún impregna la sociedad. Los episodios no incluyen voces disidentes, ni ha habido respuesta de las empresas periodísticas mencionadas. El Palacio de Buckingham se ha negado a hacer declaraciones.

”En esta familia, sabes, eres parte del problema en lugar de parte de la solución”, dice Harry. “Hay un enorme nivel de prejuicio inconsciente. El problema con el prejuicio inconsciente es que nadie tiene la culpa. Pero una vez que lo han señalado o que lo has identificado en ti mismo, entonces debes hacer lo correcto”.

Prince Harry y Meghan, los Dukes de Sussex.
Prince Harry y Meghan, los Dukes de Sussex.
/ Netflix

El trato de Meghan por la prensa —y lo que la pareja consideró era la falta de solidaridad de las instituciones reales frente a la cobertura— fueron sus quejas principales cuando se distanciaron de la vida real hace casi tres años y se mudaron al sur de California. Promocionada por dos trailers que insinúan que hay una “guerra contra Meghan”, la serie es el esfuerzo más reciente de la pareja para narrar su historia.

La serie aparece en un momento crucial para la monarquía, cuando el rey Carlos III trata de demostrar que la institución aún tiene una función después de la muerte de la reina Isabel II, cuya popularidad personal atenuaba las críticas a la corona durante sus 70 años en el trono. Carlos argumenta que la Casa de Windsor puede ayudar a unir una nación donde aumenta la diversidad, y ha dedicado los primeros días de su reinado a reunirse con muchos de los grupos étnicos y religiones que constituyen la Gran Bretaña moderna.

Inicialmente, se consideraba que el casamiento de Harry con Meghan, una actriz birracial estadounidense, ayudaría a los esfuerzos de la familia real para entrar al siglo XXI y volverse más representativa de una nación multicultural. Pero el cuento de hadas, que comenzó con una ceremonia espectacular en el Castillo de Windsor, se agrió rápidamente con denuncias de que Meghan era egocéntrica y maltrataba a sus empleados.

Después de los primeros tres episodios de una hora, se anuncian otros tres para el 15 de diciembre.

(Con información de AP)

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más