Hay colegios que aún mantendrán las clases virtuales. (Foto: Andina)
Hay colegios que aún mantendrán las clases virtuales. (Foto: Andina)
Redacción EC

Cada 4 de enero se celebra el Día Internacional de la Educación, fecha proclamada por la Asamblea General de las Naciones Unidas para resaltar el rol que la educación desempeña en la paz y el desarrollo en particular de los niños, niñas y jóvenes. En el marco de esta importante fecha, la pequeña Almudena García, de @almu_te_cuenta, canal de Instagram y YouTube -donde explica a otros menores temas actuales- y embajadora de Supermercados Metro, nos cuenta su estrategia para estudiar efectivamente desde casa y no descuidar el aprendizaje en esta época de virtualidad

MIRA: Me quiero, no me quiero; por Lorena Salmón

1) Empezar las mañanas haciendo al menos 10 minutos de meditación o ejercicios de respiración antes de entrar a clases

“En mi colegio empezamos todos los días haciendo unos minutos de meditación y esto nos ayuda mucho a estar más concentrados, entender mejor nuestras emociones y reducir el estrés”, comenta Almudena.

2) Tener un lugar especial para nuestras clases

“Es necesario que dentro de casa podamos encontrar algún espacio con las cosas necesarias para estudiar. Un lugar bien iluminado que mantengamos ordenado y que nos permita pasar tiempo sin distraernos”.

3) ¡Preguntar siempre!

“Hay que siempre estar atentos y participar en las clases. Pero si tenemos una duda, no hay que tener miedo a preguntar y resolverla porque es una parte muy importante para nuestro proceso de aprendizaje”.

4) Mantenernos en movimiento

“Antes podíamos aprovechar las horas de recreo para jugar, saltar y correr con nuestros amigos y si bien en estos meses eso no ha sido posible, aún podemos poner nuestra música favorita y bailar en casa o hacer actividades en espacios abiertos y ventilados. Así, estaremos más tranquilos para empezar nuestro siguiente curso”, explica.

5) Encontrar espacios de juego y relajación fuera de las pantallas para no saturarnos

“No ha sido fácil acostumbrarnos a estar varias horas frente a la pantalla. Por eso es muy importante encontrar momentos, después de clases, para salir a caminar, jugar algo en familia o leer nuestro libro favorito”, cuenta la ávida fan de la lectura. //