Gisela ha sido la “reina del mediodía”, transmitió su boda en directo y la tiranía del rating la obligó a reinventarse. (Foto: Composición)
Gisela ha sido la “reina del mediodía”, transmitió su boda en directo y la tiranía del rating la obligó a reinventarse. (Foto: Composición)
Jorge Chávez Noriega

Pocas figuras del medio tienen los suficientes galones para ser considerados una diva o divo en el país, como ocurre con Susana Giménez en Argentina o Verónica Castro en México. En sus inicios en la televisión peruana, todo lo que tocababrillaba. O, literalmente, se convertía en oro: alcanzó cifras históricas de rating con ‘Aló, Gisela’ en la década del noventa, siendo la máxima referente de una generación de amas de casa a las que en tono cariñoso llamaba ‘señitos’.

Pero la carrera televisiva de Gisela Valcárcel también ha tenido altibajos. Si hubo una época en la que todo lo que tocaba brillaba, vinieron tiempos en los que transitó por una zona gris. Sus proyectos no tenían la misma acogida y a mediados de la década del 2000 anunció que se alejaba de la televisión. Pero, como para acallar a su críticos de siempre, volvió por todo lo alto el 2008 luego de adquirir los derechos del formato ‘Bailando por un sueño’. Recobró el brillo de antaño y, desde entonces, sigue con la misma fórmula que le ha permitido cosechar éxito y fortuna hasta nuestros días.

MIRA TAMBIÉN: Afganistán: la historia de la única periodista peruana que viajó al país del Medio Oriente luego del 11-S

El último fin de semana, en la edición del programa “Reinas del show”, No es la primera vez que la conductora se ve envuelta en una polémica. En sus casi cuarenta años de carrera, la también empresaria ha protagonizado una serie de episodios que contribuyen a construir su figura diva.

SU BODA CON ROBERTO MARTÍNEZ

Gisela Valcárcel en su boda con Roberto Martínez. (Foto: GEC)
Gisela Valcárcel en su boda con Roberto Martínez. (Foto: GEC)

Al mismo estilo de la princesa Diana, con las distancias del caso, Gisela Valcárcel decidió transmitir su boda con el futbolista Roberto Martínez, entonces figura de Universitario de Deportes. Era junio de 1995 y ambos gozaban de una popularidad que podía unir al país. La sobreexposición mediática, sin embargo, terminó afectando la relación. Al cabo de tres años de su sonado romance se separaron. “Era un cuento de hadas, pero en la vida real no todo es felicidad”, dijo el ex delantero crema en una entrevista.

CUANDO ATERRIZÓ EN MATUTE CON UN HELICÓPTERO

Ser la “reina del mediodía” te puede dar algunas licencias. Para celebrar el cuarto aniversario de ‘Aló, Gisela’, la conductora de tv no tuvo mejor idea que hacer una aparición estelar a bordo de un helicóptero de la FAP en medio de la cancha del estadio de Matute, en La Victoria, que lucía abarrotado. Ese día se movilizó en un clásico automóvil Lada 2106 y condujo el programa en vivo y al mediodía desde un escenario instalado en el campo de juego. La cantante mexicana Alejandra Guzmán fue la cereza de la torta de aquel recordado programa.

PIONERA EN EL RUBRO DE LA BELLEZA

Gisela es empresaria exitosa además de conductora de televisión. (Foto: El Comercio)
Gisela es empresaria exitosa además de conductora de televisión. (Foto: El Comercio)

Además de su carrera en televisión, Gisela Valcárcel también se abrió paso como empresaria. Fundó la productora GV Producciones, dirigió la revista “Gisela” y en 1992 abrió la cadena de salones de belleza ‘Amarige Salón & Urban Spa’, ubicados en Chacarilla y San Isidro. Es de las pocas figuras televisivas pioneras en el rubro de la belleza estética. En el 2009 la acusaron por tener deudas pendientes en su local de la avenida Pezet, pero Gisela desestimó la denuncia y presentó las pruebas del caso.

SUS ENFRENTAMIENTOS MEDIÁTICOS

Antes de Allison Pastor, Gisela ha tenido tensos intercambios de palabras con distintos artistas peruanos que participan en los programas que ha conducido en el último tiempo. S También se difundió un video en el que discute con los integrantes de la banda chilena ‘Los Prisioneros’. En redes sociales, lo que más le cuestionan a la conductora es su actitud altiva para expresar sus puntos de vista.

SU PROFUNDA FE EN LÍDERES ESPIRITUALES

A la luz de los últimos hechos, puede sonar contradictorio que Gisela Valcárcel siga a Deepak Chopra o al Dalai Lama. Se sabe que años atrás la conductora de televisión viajó a la India para conocer el budismo tibetano. Cuando Chopra vino al Perú en el 2011, dijo que le iba a pedir consejos “para ver si así dejo de una vez la soltería”. Se considera cristiana y forma parte de la iglesia ‘Misión cristiana paz y amor’.

VIDEO RECOMENDADO

“Si me quitas el texto, no me sorprende”: Incómodo momento entre Gisela Valcárcel y Cristian Rivero
“Si me quitas el texto, no me sorprende”: Incómodo momento entre Gisela Valcárcel y Cristian Rivero

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más