Los productos de Natural Pack Perú se degradan en 240 días. (Foto: Carlos Minaya Rivera- García)
Los productos de Natural Pack Perú se degradan en 240 días. (Foto: Carlos Minaya Rivera- García)
Vanessa Cruzado Alvarez

La palta tiene un significado especial en el país. Piénselo. En lo gastronómico: es el acompañamiento preferido en el desayuno, almuerzo y –por qué no- cena de muchos. La usamos, también, en el habla cotidiana. Solo aquí “palta” es equivalente a “vergüenza”. Ahora, la fruta ha sido llevada a un plano medioambiental. Sí. Como adelanta el titular: de su semilla salen sorbetes y cubiertos ecoamigables –que, por cierto, ya se venden en la capital-.

El negocio surgió a raíz de un viaje que Oskar Basurco y su esposa Fabiola Landerer tuvieron hace unos años. Estaban en Miami (Florida) visitando el restaurante de un compatriota y notaron –con mayor presencia- la cultura ambiental de la ciudad. La pareja, junto a Albert Zelada, investigó y encontró que muchos de los productos usados en el mercado estadounidense son biodegradables, pero no bioagradables. Es decir, entre sus componentes está el BPA (que es derivado del petróleo). Sin embargo, también hallaron otra cosa: en México se ha desarrollado una tecnología que usa la semilla de la palta para elaborar productos ecoamigables.

“Nos pusimos en contacto [con el personal en México] que tenía prácticamente toda la tecnología y les planteamos comercializar esos productos acá en Perú”, cuenta Oskar, una de las mentes detrás de Natural Pack, que ya lleva casi un año en el mercado local luego de que en el también país del aguacate le dieran luz verde para emprender el proyecto.

-EL CAMINO-

Basurco advierte que no se usa la palta como tal. En otras palabras: no se siembra la fruta para desechar la pulpa. “Lo que hacemos es ponernos en contacto con empresas agroexportadoras (que emplean solo la pulpa) para [nosotros] utilizar la semilla”. El proceso, explica, va así: muelen la pepa de la palta para, después, fermentarla y con ello, sumarlo a otros compuestos orgánicos y formar la biomasa.

El ciclo de vida de los productos a base de semilla de palta. (Foto: Natural Pack Perú)
El ciclo de vida de los productos a base de semilla de palta. (Foto: Natural Pack Perú)

Todo el procedimiento lo realiza Biofase, allá en México. “Aquí hacemos el empaquetado y distribución. Incluso estamos migrando a unos empaques que se adecuen al clima limeño, en especial por el tema de la humedad”. Confiesa que están pensando desarrollar una planta aquí a mediados del 2020 para producirlo directamente.

-VERDE NATURAL-

La acogida, cómo no, fue un éxito. Tienen presencia en algunos restaurantes y están en conversaciones con cadenas de supermercados para que también se vendan los sorbetes y cubiertos. El producto (cuya composición orgánica supera el 70% y está por encima del estándar europeo) se degrada en 240 días. “No necesita de ningún proceso de compost. Son desechados y se degradan como alguien compuesto”.

"En abril de este año tuvimos las primeras importaciones y empezamos a desarrollar la idea de negocio que era tratar de generar un cambio en el día a día", explica Oskar Basurco, uno de los fundadores de Natural Pack Perú. (Foto Carlos Minaya Rivera- García)
"En abril de este año tuvimos las primeras importaciones y empezamos a desarrollar la idea de negocio que era tratar de generar un cambio en el día a día", explica Oskar Basurco, uno de los fundadores de Natural Pack Perú. (Foto Carlos Minaya Rivera- García)

Como todo negocio, la cartera se expande. Ya están desarrollando empaques de semilla de palta que estarían llegando en enero del próximo año. “Estamos felices porque la gente entiende que [lo medioambiental] es un cambio real”. //

SEPA MÁS:

Para mayor información puede escribir a ecolabora@naturalpack.com.pe o visitarlos en