Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Ciencias

Todo sobre la acronecrosis

Es una dramática complicación de la septicemia. El doctor Huerta nos explica más sobre esta condición

Todo sobre la acronecrosis

Todo sobre la acronecrosis

Cuando en julio del 2015 el niño Zion Harvey, de ocho años de edad, recibió el primer trasplante bilateral de mano, una cosa me llamó la atención: además de faltarle las manos, también le faltaban los pies. Leyendo su historia me enteré que a los dos años de edad, Zion sufrió una grave septicemia, la cual, además de hacerle perder sus riñones –su madre tuvo que donarle uno tiempo después- hizo que pierda sus dos manos y sus dos piernas. En ese momento revisé lo que era la acronecrosis, una dramática complicación de la septicemia que salió a la luz pública en el Perú la semana pasada, a raíz del caso de Shirley Meléndez, una joven mujer que también perdió sus manos y pies como consecuencia de una septicemia.

Debido a que no conocemos los detalles de su enfermedad, esta columna no tiene por objeto analizar que pasó con Shirley. Su caso será examinado por la Superintendencia Nacional de Salud (SuSalud), entidad que decidirá la calidad del cuidado médico que recibió. Sin embargo, tomando algunos datos revelados por médicos, autoridades de Es Salud y la propia paciente, trataremos de explicar en términos generales el cómo una paciente ingresa al hospital por un problema y sale sin manos y sin piernas.

Acro significa la parte terminal de las extremidades, es decir manos y pies y necrosis significa muerte de tejidos, por lo que acronecrosis significa muerte de los tejidos de las manos y los pies. Esta rara condición se ve en varias enfermedades, entre ellas urosepsis como la de Shirley, enfermedad de Raynaud, tuberculosis, peste bubónica, crioglobulinemia, etc. No se conoce el mecanismo exacto por el cual se produce la acronecrosis, pero se cree que se produce por medicamentos para subir la presión en el shock y por coagulación intravascular diseminada (CID), en la que se forman pequeños coágulos en las finas arterias de manos y pies, lo que impide la circulación sanguínea de las extremidades, con la consiguiente muerte de los tejidos.

Ante un caso de acronecrosis, y para salvar la vida del enfermo, no hay otra solución mas que amputar las extremidades afectadas, y estando el paciente en coma, la decisión de amputar debe ser autorizada por la familia.

Si quieres saber más sobre este tema, sigue leyendo el más reciente post del blog Cuida tu salud del doctor Elmer Huerta.

Tags Relacionados:

Cuida tu salud

Elmer Huerta

Essalud

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada