Elmer Huerta

Una del Colegio Estadounidense de Cirugía elabora una lista de las preguntas que deben hacerse antes de una . Hoy haremos un resumen de ellas. En primer lugar, recuerde que existen dos grandes tipos de cirugía: las electivas, en las que se programa una fecha para la operación, y las de emergencia, que deben hacerse para salvar la vida de la persona. Mientras que algunas de las preguntas no se aplican en una emergencia, todas se aplican para una cirugía electiva.

LEE TAMBIÉN | Los exámenes de despistaje del cáncer: prevención no es lo mismo que detección precoz

1. ¿Qué operación me está recomendando? Con un lenguaje sencillo e incluso dibujos o diagramas, el médico debe explicar todos los pasos de la operación a realizar.

2. ¿Por qué necesito una operación? El médico debe explicar claramente las razones de la . ¿Será para prevenir alguna futura complicación o para aliviar el dolor? ¿Mejorará la función de alguna parte del cuerpo?

3. ¿Existen alternativas médicas a la cirugía que me quiere hacer? Algunas veces la no es la única respuesta a un problema médico, y muchas veces esperar un tiempo para ver cómo evolucionan los síntomas puede ser más útil que una cirugía apresurada.

4. ¿Cuáles son los beneficios de hacerme la operación? El no solo debe explicar el beneficio inmediato de la operación, sino también por cuánto tiempo durará ese beneficio. Por ejemplo, en una operación de várices, el cirujano debe explicar que el beneficio será temporal, porque las várices reaparecerán con el tiempo.

5. ¿Cuáles son los riesgos de la operación? No hay operación libre de riesgo. Las complicaciones típicas son infección, sangrado excesivo, reacción a la anestesia o lesiones accidentales. Le deben explicar las posibles complicaciones inmediatas y a largo plazo.

6. ¿Qué pasaría si no me opero? Después de sopesar los beneficios y riesgos, su cirujano deberá explicarle claramente y sin asustarlo cual será el curso de su condición si no se opera. ¿Será que va a tener más dolor o se presentaran deformidades?

7. ¿Qué tipo de anestesia voy a necesitar? El cirujano deberá decirle si usted necesitará anestesia local, regional o general, y cuál es la mejor para usted. La anestesia local adormece temporalmente solo una parte de su cuerpo. La regional adormece por unas horas un área más extensa, por ejemplo, la parte baja del cuerpo, y la general implica estar dormido durante toda la . Es una excelente idea el reunirse con el anestesista antes de la operación.

“Un cirujano bien intencionado [...] no debería molestarse porque su paciente solicite una segunda opinión”.


8. ¿Cuánto tiempo tomará recuperarme? El cirujano le dirá qué podrá hacer durante los primeros días, semanas o meses después de la cirugía. Pregunte qué tipo de equipo y ayuda necesitará cuando regrese a casa después de la . El saber qué esperar le puede ayudar a recuperarse más rápido. Pregunte cuánto tiempo pasará antes de que pueda regresar al trabajo, comenzar ejercicio regular o su vida sexual.

9. ¿Cuáles son sus credenciales? No tenga miedo de hacer esta pregunta, muchos cirujanos han recibido entrenamientos especializados y han pasado rigurosos exámenes ante organizaciones profesionales. Asegúrese que su cirujano tiene un título de especialista.

10. ¿Qué tanta experiencia tiene usted con este tipo de operación? Tampoco tenga miedo de hacerle esta pregunta a su cirujano: ¿cuántas operaciones como la que me va a hacer ha hecho? Pregunte sobre los tipos de complicación que ha encontrado en su práctica quirúrgica. Si le es más fácil, hágale esas preguntas a su médico de cabecera.

11. ¿En dónde se realizará la operación? Dependiendo del tipo de , esta se podrá hacer ambulatoriamente o internado en un hospital, y si es así, pregúntele al cirujano cuánto tiempo tendrá que estar hospitalizado. Debido al peligro de las infecciones intrahospitalarias, la tendencia actual es tener al paciente internado en el hospital el menor tiempo posible.

12. ¿Dónde podría obtener una segunda opinión? Esta es una prueba de fuego para el cirujano. Un médico honrado, bien intencionado y seguro de sus actos no debería molestarse jamás por qué su paciente solicita una segunda opinión. La segunda opinión es un derecho del paciente. Si no se siente cómodo haciéndole la pregunta al cirujano que lo va a operar, hágasela a su médico de cabecera. Si obtiene una segunda opinión, asegúrese de llevar toda la documentación para no repetir los exámenes.

LEE TAMBIÉN | La pandemia en Hong Kong: ¿la política del cero COVID-19 funciona?

13. ¿Cuánto costará la operación? Así tenga seguro médico, esta es una pregunta muy importante. Muchos planes de salud esconden en las letras pequeñas los llamados copagos, los cuales pueden ser exorbitantes. Pida todo el presupuesto, el cual incluirá los honorarios del médico y un cálculo de la anestesia, la sala de operaciones y las visitas después de la operación. Llame a su compañía de seguros para que le digan cuánto del costo de la operación será cubierto por el plan de salud. Y si no tiene seguro, esta pregunta es la más importante.

Por último, pídale a su cirujano que marque el lugar donde lo va a operar. Muchas organizaciones profesionales de cirujanos recomiendan a sus miembros a que utilicen un plumón para mostrar el lugar donde van a operar. Los cirujanos hacen esto escribiendo directamente en la piel del paciente el día de la .

La relación médico-paciente debe ser horizontal y de mutuo respeto. No tenga miedo de hacer las preguntas correctas antes de una operación. Prevenir es mejor que lamentar.


Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más