Elmer Huerta

Dos recientes afirmaciones incorrectas permiten aclarar el concepto del uso de las pruebas para la detección precoz del , conocidas como ‘screening’ en inglés, o cribado, tamizaje o despistaje en español.

es la controversial declaración del actual ministro de Salud, Hernán Condori, quien, al promocionar su consultorio médico privado en Chanchamayo, afirmó que su recientemente adquirido colposcopio era capaz de diagnosticar el en un minuto.

LEE TAMBIÉN: La pandemia en Hong Kong, ¿la política del cero COVID-19 funciona?

La segunda es un tuit –– del Ministerio de Salud que decía: “Ahora, el de próstata puede detectarse con un examen de sangre, a través de un dosaje de antígeno prostático específico, gracias a un nuevo proceso de tamizaje que permite saber el resultado en una hora”.

Hoy veremos si las pruebas de tamizaje o cribado pueden realmente detectar el o sirven más bien para identificar a personas que podrían o no tener cáncer después de hacerse pruebas adicionales.

Prevención vs. detección

Prevención no es lo mismo que detección precoz. La prevención, también llamada prevención primaria, implica evitar el contacto con los elementos que se sabe que causan (tabaco, VPH, radiación ultravioleta) o evitar los factores de riesgo que predisponen a desarrollar la enfermedad (obesidad).

La detección precoz, también llamada prevención secundaria, asume que el ya se inició pero se encuentra en una etapa asintomática. En esas condiciones, y estando la persona sin ningún síntoma, puede usarse una prueba (Papanicolaou, mamografía, etc.), no para encontrar el cáncer, sino para identificar una anormalidad que pueda indicar la presencia de un cáncer temprano.

“Los beneficios de la detección precoz incluyen una alta probabilidad de curación de la enfermedad”


Pruebas de cribado o tamizaje

En el idioma español, la palabra tiene dos acepciones. La primera, pasar algo por el tamiz, y la segunda, depurar, elegir con cuidado y minuciosidad.

Del mismo modo, la palabra tiene también dos acepciones. La primera, pasar una semilla, un mineral u otra materia por la criba o cedazo para separar las partes menudas de las gruesas y eliminar las impurezas, y la segunda, someter a una selección rigurosa a un conjunto de personas o cosas.

Conociendo el significado de las palabras ‘tamiz’ y ‘criba’, podemos ahora entender por qué se usan las palabras ‘tamizaje’ y ‘cribado’ en la detección del cáncer.

Lo que hace una prueba de tamizaje o cribado es separar (como el cedazo) a las personas que podrían tener , de aquellas que no lo tienen. Una prueba de detección precoz no identifica, ni mucho menos diagnostica, el cáncer.

Es recién después de pruebas adicionales, y fundamentalmente del examen microscópico del tejido sospechoso obtenido por biopsia, que recién se puede decir si una persona que pasó por la criba, cedazo o tamiz de la prueba tiene realmente .

Decir entonces que un examen de sangre detecta el cáncer de la próstata o que una colposcopía (examen visual del cuello del útero a través del colposcopio) encuentra el en un minuto no es correcto. Una manera correcta de expresarse sería decir que esas pruebas identifican anormalidades, que podrían ser cáncer si el resultado de la biopsia lo establece así.

“Las pruebas de detección precoz del cáncer pueden dar resultados falsos positivos y falsos negativos”.


Detección precoz

Los tipos de que tienen pruebas de detección precoz con alta sensibilidad y especificidad para científicamente demostrar la enfermedad son muy pocos e incluyen los siguientes: cáncer del cuello del útero (Papanicolaou), mama (mamografía), colon o intestino grueso (sangre oculta en excrementos y colonoscopía), próstata (antígeno prostático específico PSA y examen rectal digital) y pulmón en personas con historia de haber fumado un paquete de cigarrillos por 30 años o dos paquetes diarios por 15 años (tomografía computarizada de baja energía del tórax).

Ventajas y desventajas

Los beneficios de las pruebas de detección precoz incluyen una alta probabilidad de curación de la enfermedad, un tratamiento menos agresivo o radical, ahorro de recursos por la persona y el sistema de salud, y evitar el dolor de una discapacidad o muerte temprana del paciente.

Sabiendo que las pruebas de detección precoz se hacen en personas aparentemente sanas para detectar una enfermedad que aún no origina síntomas, es muy importante que las pruebas sean precisas, pues el potencial para hacer daño es grande.

En ese sentido, lo ideal es que las pruebas de tamizaje tengan realmente la capacidad de reconocer al (sensibilidad) y que realmente sean capaces de descartar los casos que no son cáncer (especificidad).

Lamentablemente, ninguna prueba de detección precoz es perfecta, pues muchas veces los resultados positivos o negativos de las pruebas son engañosos y entramos entonces a lo que se llaman resultados falsos positivos y falsos negativos.

En ese sentido, es importante aclarar que las pruebas de detección precoz del pueden dar resultados falsos positivos (dicen que la persona tiene cáncer, cuando en realidad no lo tiene) y falsos negativos (dicen que la persona no tiene cáncer cuando en realidad sí lo tiene). En estas circunstancias, el criterio del médico es el que interpreta los resultados.

Corolario

En resumen, las pruebas de cribaje, tamizaje o detección precoz no detectan o diagnostican el . Lo que hacen esas pruebas es separar (como la criba, cedazo o colador) a las personas que podrían tenerlo de las que no lo podrían tener.

Decir entonces que un examen de sangre detecta el cáncer de la próstata o que la colposcopía encuentra el cáncer en un minuto son afirmaciones erróneas.

Y para reforzar ese concepto, con rarísimas excepciones (altísima evidencia clínica, pero imposibilidad de hacer una biopsia), los médicos oncólogos nunca empiezan el tratamiento del cáncer solo con el resultado de un examen de detección precoz. El oncólogo debe tener siempre el resultado de una biopsia para empezar el tratamiento del .


TE PUEDE INTERESAR


SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más