El crecimiento de los fetos varía según la raza y grupo étnico
El crecimiento de los fetos varía según la raza y grupo étnico

 

WASHINGTON. El proceso de crecimiento de los humanos varía según la raza y el grupo étnico, según un estudio publicado en EE.UU. Esto significaría que, con los estándares actuales, se podría estar clasificando erróneamente hasta un 15% de los fetos pertenecientes a las minorías étnicas en ese país.

La investigación, llevada a cabo por los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés) y otras instituciones, encontró que los fetos no siguen el mismo patrón de crecimiento en todas las razas, por lo que se podría estar clasificando como "demasiado pequeños" fetos que en realidad están dentro de la normalidad.

Habitualmente, los doctores usan ultrasonidos para obtener datos sobre el crecimiento del feto, que después evalúan con base en unos estándares de crecimiento establecidos durante los años ochenta a partir de mediciones de los fetos de 139 mujeres embarazadas, en su mayoría de raza blanca y de clase media.

"Unos estándares inadecuados podrían estar llevando a las mujeres a recibir pruebas innecesarias, sin mencionar el estrés que conlleva pensar en que algo anda mal, cuando en realidad sus embarazos están dentro de lo normal", explicó la doctora Germaine Buck Louis, autora principal del estudio.

Buck Louis y sus colegas realizaron pruebas a 1.737 mujeres embarazadas, el 26% de ellas blancas, el 26% negras, el 28% hispanas y el 20% asiáticas.

Los investigadores encontraron diferencias significativas entre los fetos en los diferentes grupos después de la semana 20 de embarazo.

Por ejemplo, hacia la semana 39, los fetos de las madres blancas eran los más grandes, con 4.402 gramos, seguidos por los fetos de las madres hispanas (4.226 gramos), mientras que los fetos de las madres negras eran los más pequeños, con 4.053 gramos.

Clasificar un feto como "demasiado pequeño" conlleva pruebas adicionales, ya que es señal de que existe un problema de salud subyacente, a menudo como resultado de que el feto no ha recibido suficientes nutrientes u oxígeno en el útero.

Fuente. EFE