Así luce la flamante sede del Observatorio Vulcanológico del Sur recientemente inaugurado en el distrito de Sachaca, en Arequipa.
Así luce la flamante sede del Observatorio Vulcanológico del Sur recientemente inaugurado en el distrito de Sachaca, en Arequipa. / MINAM-IGP
Bruno Ortiz Bisso

Esta semana se inauguró el Observatorio Vulcanológico del Sur (OVS), una nueva sede del , desde la que expertos monitorearán un total de 12 volcanes ubicados en las regiones Ayacucho, Arequipa Moquegua y Tacna.

Esta construcción está ubicada en el distrito de Sachaca, en la Ciudad Blanca. Desde allí una serie de expertos realizarán diferentes labores, entre ellas la de monitoreo, para –entre otras cosas– alertar a la población de la macrorregión sur sobre la eventual reactivación de un volcán o si se presenta alguna erupción volcánica.

LEE TAMBIÉN | 100 años del IGP: cómo funciona la institución que estudia los sismos, terremotos y desastres naturales en Perú

La gestación de esta nueva sede empezó en 1986, cuando el volcán Sabancaya comenzó un proceso eruptivo. “Es entonces que el inicia su investigación en volcanes. Lo interesante es que siempre ha contado con el apoyo del Estado, que ha ido invirtiendo más en la institución. En el 2015 la inversión llega a los 19 millones de soles, con lo cual nos permite alcanzar dos objetivos: el primero, la instalación de sensores geofísicos en los 12 volcanes activos en la región sur del país, que concluyó en el 2018. Después se inició la construcción de la infraestructura que permita fortalecer todo el trabajo de la red de monitoreo”, explica a El Comercio el doctor Hernando Tavera, presidente ejecutivo del IGP.

De acuerdo con el portavoz de la institución, este proyecto se realizó también con la cooperación de universidades francesas, y tiene como uno de sus objetivos formar a nuevos profesionales interesados en este campo de la ciencia.

Infografía
Infografía / Luis Huaitán

El Observatorio Vulcanológico no solo permite una nueva perspectiva sobre el acceso a los datos recopilados, sino que está físicamente ubicado en el cerro José María Arguedas, a una altura importante que permite tener una visión casi en línea recta con todas las otras redes de monitoreo de volcanes. “Este observatorio no solo nos facilitará el acceso a la información, sino que acelerará el procesamiento de esta para llevar de manera oportuna los reportes a la población. Además, como institución nos permite un crecimiento en campos de investigación”, agrega Tavera.

Esta es parte del personal que ya trabaja en las flamantes instalaciones de esta nueva sede del Instituto Geofísico del Perú en Arequipa.
Esta es parte del personal que ya trabaja en las flamantes instalaciones de esta nueva sede del Instituto Geofísico del Perú en Arequipa. / IGP

—Más espacios de ciencia—

Según el doctor Tavera, el IGP reforzará el desarrollo de los estudios en astronomía, gracias a un acuerdo con las autoridades de Sachaca.

“También vamos a trasladar a Arequipa a un grupo humano experto en astronomía, porque estamos a punto de firmar un convenio con la Municipalidad de Sachaca, pues ellos están construyendo un planetario astronómico. Nosotros vamos a trabajar con ellos de la mano, porque consideramos que este es un nuevo campo de la ciencia que va a beneficiar a la población de Arequipa. Estamos avanzando poco a poco, esperamos que antes de fin de año ya se esté inaugurando”, recalca.

Profesionales de diferentes disciplinas forman parte del equipo del IGP encargado de monitorear la actividad vulcanológica del sur del país.
Profesionales de diferentes disciplinas forman parte del equipo del IGP encargado de monitorear la actividad vulcanológica del sur del país. / MINAM-MIGUEL_CHAVEZ_PASAPERA

Arequipa es uno de los centros de desarrollo científico más importantes del país. Por ello, la habilitación del observatorio tendrá un gran impacto.

LEE TAMBIÉN | ¿Qué distritos de Lima son los más vulnerables ante un eventual sismo de gran magnitud?

“Los nuevos profesionales que salen de las universidades del sur tendrán la oportunidad de desarrollarse sin tener que movilizarse hasta Lima. Arequipa es un semillero de estos profesionales: el 70% u 80% de nuestros vulcanólogos son de la Universidad de San Agustín. En el caso de los sismólogos y geofísicos, el número se eleva a 90%. Esto ayudará a que sigamos siendo el referente de investigación en el país”, recalca Tavera.

En los planes del IGP está ir construyendo y desarrollando otros polos de investigación en el país. Ya hay una sede en Huancayo dedicada a todo lo concerniente a la parte central del país y ya se encuentran en conversaciones con el Gobierno Regional de Piura para generar un grupo de investigación dedicado al tema del cambio climático, al problema de la sedimentación de los ríos, etc.

Además…
Siguientes pasos

Lo que está funcionando al 100% en la nueva sede es el Centro Vulcanológico Nacional, encargado de hacer el monitoreo y vigilancia de los volcanes. Se prevé que desde el 15 de setiembre el 50% de los grupos de investigación ya estén instalados y asistiendo de manera permanente.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más