(Foto: Pixabay)
(Foto: Pixabay)
Redacción EC

En los último años, el interés por el cuidado del cuerpo realizando deportes de alta exigencia o acudiendo a los gimnasios se ha incrementado. Y con ello también lo casos de personas que han sucumbido a rutinas extenuantes de , lo cual ha propuesto una importante pregunta: ¿cuál es el límite que puede soportar el cuerpo humano?

Un nuevo estudio, publicado en la , determinó cuál es el umbral al que puede llegar el cuerpo antes de comenzar a sufrir las consecuencias. 

[]
[]

De acuerdo a los autores, los humanos solo pueden quemar calorías hasta 2,5 veces la tasa metabólica basal. Esta es entendida como la energía mínima que se gasta en estado de reposo. Si una persona sobrepasa este límite, cualquier persona, incluso los deportistas de alto rendimiento, comienzan a sentir efectos negativos.

¿Qué le sucede al cuerpo pasado este límite? Los investigadores de la Universidad de Duke, de Universidad de Aberdeen y la Academia China de Ciencias afirman que el cuerpo comienza a descomponer los tejidos para compensar el déficit calórico para mantener la homeostasis (estado de normalidad). 

"Esto define el ámbito de lo que es posible para los humanos", señala Herman Pontzer, catedrático de la Universidad de Duke y uno de los autores del estudio.

Los expertos aseguran que pese a la extendida creencia de que consumiendo más alimentos se podrán hacer frente a actividades altamente exigentes, "hay un límite a la cantidad de calorías que nuestras entrañas pueden absorber efectivamente por día", por lo cual no sirve de mucho consumir más alimentos.

(Foto: Pixabay)
(Foto: Pixabay)

Para llegar a estas conclusiones, los científicos analizaron los datos obtenidos de la cantidad de calorías diarias quemadas por los atletas que participaron en seis maratones a la semana en un período de cinco meses en el marco de la Race Across USA de 2015, una carrera de más de 4.800 kilómetros en Estados Unidos.

De este modo, hallaron que los atletas comenzaron a gastar energía a un ritmo alto los primeros días, pero luego este descendió hasta situarse en 2,5 veces la tasa metabólica basal, lo cual indica que el cuerpo cumple su función para autorregularse.

Caitlin Thurber, coautora del estudio, indica que estos resultados muestran que la resistencia humana está relacionada a un umbral de estrés energético y no a la capacidad de regular la temperatura corporal.

Síguenos en Twitter...