Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Ciencias

Aneurisma, el mal que casi mata a protagonista de "Game of Thrones"

La actriz padeció dos aneurismas mientras se encontraba grabando las primeras temporadas de la serie. Aquí te contamos en qué consiste este mal

Aneurisma

Emilia Clarke interpreta al personaje de Daenerys Targaryen en "Game of Thrones" (Fotos: Instagran / Macall B. Polay/HBO)

Agencias

El aneurisma es un mal silencioso, que no avisa cuando llega. Eso lo sabe bien Emilia Clarke, una de las protagonistas de “Game of Thrones”, quien padeció dos aneurismas y fue sometida a varias operaciones cuando grababa las primeras temporadas de la exitosa serie.

En un testimonio para “The New Yorker”, la actriz que interpreta al personaje de Daenerys Targaryen reveló que tuvo la primera hemorragia subaracnoidea (un tipo de aneurisma cerebral y potencialmente mortal) en 2011, mientras entrenaba para mantenerse en forma. De inmediato, tuvo que someterse a una operación. Se pudo recuperar, pero sufrió un ataque de afasia, que afectó su capacidad para comunicarse.

[Síndrome de Down | ¿Por qué ocurre este trastorno genético?]

[Cáncer infantil | Una nueva técnica puede evitar la infertilidad]

En 2013, cuando se encontraba en Nueva York participando en una obra de teatro, fue sometida nuevamente a una operación para eliminar un segundo aneurisma. En esta ocasión, el procedimiento fue más invasivo, pues le tuvieron que abrir el cráneo.

Ahora dice estar "al 100 %" y lidera una fundación para aquellos que han sufrido y están recuperándose de enfermedades neurológicas.

Emilia Clarke cuenta que ella tuvo suerte, pues muchas personas no sobreviven a la ruptura de un aneurisma, mucho menos quedan sin secuelas. Pero ¿qué es y qué provoca la aparición de este mal?

Qué es un aneurisma

Aneurisma

Un aneurisma es una protuberancia o globo anormal en la pared de un vaso sanguíneo.
(Foto: Shutterstock)

Un aneurisma es un ensanchamiento o abombamiento anormal de una parte de una arteria debido a debilidad en la pared del vaso sanguíneo. Al producirse, puede provocar la ruptura del vaso, lo cual causaría una hemorragia interna y, a menudo, dicha hemorragia conduce a la muerte.

Los lugares comunes para los aneurismas incluyen:

- La arteria mayor que sale del corazón, como aorta abdominal o torácica
- El cerebro (aneurisma cerebral)
- Detrás de la rodilla en la pierna (aneurisma de la arteria poplítea)
- El intestino (aneurisma de la arteria mesentérica)
- Una arteria en el bazo (aneurisma de la arteria esplénica)

Generalmente no causan síntomas, por lo que es posible que alguien no sepa que tiene un aneurisma, incluso si es grande.

Causas

No está claro exactamente qué causa los aneurismas. Algunos están presentes al nacer (congénitos). Los defectos en algunas de las partes de la pared arterial pueden ser responsables. Asimismo, la presión arterial alta, el colesterol alto y el tabaquismo pueden aumentar el riesgo de ciertos tipos de aneurismas.

En el caso de los aneurismas cerebrales, como el que padeció Emilia Clarcke, la mayoría son congénitos debido a una anormalidad innata de una pared arterial. Son más comunes en las personas con ciertas enfermedades genéticas, como trastornos del tejido conjuntivo y enfermedad del riñón poliquístico, y ciertos trastornos circulatorios, como malformaciones arteriovenosas.

Otras causas pueden ser trauma o lesión craneana, alta presión arterial, infección, tumores, aterosclerosis (una enfermedad de los vasos sanguíneos donde las grasas se acumulan dentro de las paredes arteriales) y otras enfermedades del sistema vascular, fumar cigarrillos y el abuso de drogas. Algunos investigadores han especulado que los anticonceptivos orales pueden aumentar el riesgo de desarrollar aneurismas.

Los aneurismas que son consecuencia de una infección en la pared arterial se llaman aneurismas micóticos. Los aneurismas relacionados con el cáncer a menudo se asocian con tumores primarios o metastáticos de la cabeza y el cuello. El abuso de drogas, particularmente el consumo habitual de cocaína, puede inflamar los vasos sanguíneos y llevar al desarrollo de aneurismas cerebrales.

Tratamiento

El tratamiento depende del tamaño y la localización del aneurisma.

Se puede realizar una cirugía. El tipo de cirugía a hacerse y el momento en que será necesaria dependen de los síntomas y del tamaño y tipo del aneurisma.

La cirugía puede implicar una incisión quirúrgica grande (abierta). Algunas veces, se realiza un procedimiento llamado embolización endovascular. Se insertan espirales o stent de metal a un aneurisma cerebral para hacer que el aneurisma coagule. Esto reduce el riesgo de ruptura mientras la arteria se mantiene abierta. Otros aneurismas del cerebro pueden requerir que se les coloque un clip para cerrarlos y evitar una ruptura.

Los aneurismas de la aorta pueden reforzarse a través de una cirugía para fortalecer la pared del vaso sanguíneo.

Síguenos en Twitter...

Con información de la Clínica Mayo, la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU. y el Instituto Nacional de trastornos neurológicos y accidentes cerebrovasculares de EE.UU.

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada