(Foto referencial: Getty)
(Foto referencial: Getty)
Redacción EC

Las ondas sísmicas en las , o "terremotos estelares", son eventos que pueden registrarse como cambios en el brillo del astro y, a menudo, proporcionan información interesante para encontrar las propiedades de los planetas recién descubiertos. Así ocurrió con el análisis de una estrella que realizaron astrosismólogos que permitió caracterizar el primer identificado por la misión TESS de la .

El cuerpo celeste TOI 197.01, nombre que recibe por la sigla de "TESS Object of Interest" y un número de identificación, se describe como un "Saturno caliente" en un artículo científico recientemente aceptado en la revista The Astronomical Journal. Esto se debe a que el exoplaneta es aproximadamente del mismo tamaño que Saturno y también está muy cerca de su estrella, completando una órbita en solo 14 días y, por lo tanto, es muy caliente.

Steve Kawaler, profesor de física y astronomía de la Universidad Estatal de Iowa y uno de los coautores del artículo en el que participaron otros 140 expertos, comenta que "este es el primer balde de agua de la manguera de datos que obtenemos de TESS", a casi un año de su llegada al espacio.

La estrella en que se encuentra este "Saturno caliente", TOI-197, dio las luces necesarias para que los astrosismólogos utilizaran sus oscilaciones para determinar su edad de cerca de 5 mil millones de años, un poco más que nuestro Sol. Además, la información obtenida por TESS determinó que el exoplaneta estudiado es gaseoso con un radio de aproximadamente nueve veces el de la Tierra.

Este instrumento de observación, llamado así por la sigla de Transiting Exoplanet Survey Satellite, fue lanzado el 18 de abril de 2018, y tiene como misión principal encontrar exoplanetas con sus cuatro cámaras. Los científicos esperan que después de dos años de trabajo TESS haya logrado escanear el 85% del cielo.

Síguenos en Twitter...