Intel: Ventas en regiones crecen el doble que en Lima
Intel: Ventas en regiones crecen el doble que en Lima

Apple acaba de lanzar sus nuevas MacBook con Core M. Hay opiniones divididas al respecto, pues se dice que este nuevo procesador es de menor desempeño que la anterior familia Core I (que se usan en las MacBook Pro y MacBook Air). ¿Qué tan cierto es eso?
Lo que lanzamos a finales del año pasado fue la nueva arquitectura de procesadores, con el nombre código Broadwell. Su concepción es para bajo consumo de energía, con lo cual se obtenga buena duración de batería, tamaño, diseño, etc. Sobre Broadwell hay diferentes productos que nacen alrededor de él, uno de ellos es Core M, donde la M significa movilidad. ¿Qué es lo que quería Apple? Un diseño ultradelgado, ultraligero y con buen desempeño. Pero el criterio primario es tamaño, peso y consumo de energía. Hay buen desempeño, pero no es el criterio primario.

Entonces, quienes dicen que es un procesador de bajo desempeño no están en lo correcto…
Core, a nivel de jerarquía de marcas de Intel, significa desempeño. Pero Core M es una variante especial para movilidad. Ese es el criterio primario. Core M se lanzó el año pasado y uno de los primeros productos  fue una máquina de Lenovo superdelgada que fue muy bien reseñada en la prensa especializada. Y mucha gente se pregunta: “es una máquina superdelgada y muy bonita, ¿pero qué hay con el desempeño?” Y lo que hemos visto es que mucha gente espera que cuando se habla de Core espera un desempeño sobresaliente. En el caso de Core M sigue siendo un buen desempeño. Pero eso fue el año pasado. En el CES basamos la quinta generación de los procesadores Core (que también están basados en Broadwell), que es un procesador con mucho más potencia y que si lo comparas con un Core M obviamente el primero será más rápido. Todo depende de las preferencias de los usuarios y de los fabricantes. En este caso, Apple necesitaba una buena vida de batería y un diseño más delgado y liviano. Eso te lo da Core M. Como Intel vemos que estos equipos ultralivianos y ultradelgados cada vez tienen más cabida. Ahí hay también una nueva oportunidad de negocio. ¿Qué es lo que queremos hacer? Buscar que esos procesadores móviles tengan un mejor desempeño cada vez.

¿Qué se vendrá para Core M?
Probablemente tendremos que hacer diferenciaciones dentro de esta categoría. Quizás un Core M superultramóvil o uno con más desempeño. Todo esto lo hacemos al final porque la tendencia es la movilidad.

¿Qué tanto crees que impulsará estas nuevas máquinas de Apple la adopción del Core M?
Es una posibilidad real. No me cabe duda que al tener mucha atención, Apple como socio de negocios de Intel va a tener más relevancia sobre esta marca nueva. Al final del día lo que queremos impulsar, no solamente con Apple sino con el resto de fabricantes, es el procesador y la categoría de ultramovilidad. Cada vez más gente quiere eso.

Estas nuevas MacBook huelen a novedad por todo el concepto con el que las ha presentado Apple, pero ¿no es lo que propuso Intel hace unos años con la categoría de las Ultrabooks: ultraligeras, ultrarrápidas y ultraportátiles?
Es un muy buen punto. No es la primera vez que algo como esto pasa en Intel. Nuestra tarea es vender tecnología e ilustrar tendencias y conceptos que los consumidores o las empresas van a adoptar. Ultrabook en su momento puede haber sido un concepto demasiado adelantado para la época. Costaba mucho hacerle entender al consumidor los beneficios del concepto: dudaba de la potencia de los equipos, la falta de conectores, etc. Esos preconceptos son muy difíciles de quitarlos pero al final del día en tecnología evolucionan. Desafortunadamente cuando se lanza Ultrabook estaba la fiebre de las tabletas y todos querían una para realizar las más distintas labores. Entonces el concepto de ultramovilidad de las Ultrabook chocaba con lo que ofrecían las tabletas. En ese momento se empezó a hablar de la muerte del PC y de la era post PC. Y mira ahora, tres años después, en qué estamos.

Claro y eso hizo que apareciera el concepto de dos en uno, que el teclado ya no sea un accesorio sino que forme parte (otra vez) del equipo…
Eso se dio porque la industria de los PC empezó a innovar para encontrar lo que los usuarios querían, que era ultramovilidad. Hoy en día la gente ya se dio cuenta que las tabletas sirven solo para hacer algunas cosas y los usuarios se están dando cuenta que para producir contenido necesitas una notebook. Por eso hay más demanda y Apple está lanzando una nueva línea de Mac.