Google y Microsoft enfrentarán multas por mal uso de datos
Google y Microsoft enfrentarán multas por mal uso de datos

La Unión Europea (UE) acordó llevar a cabo una amplia reforma de las leyes de fragmentados que obligará a las empresas a informar sobre las posibles violaciones de los datos. Si no lo hicieran, enfrentarán enormes multas.

La nueva legislación permite a las autoridades nacionales de la UE imponer multas por hasta un 4% de los ingresos de las empresas que incumplan la ley, que supondría el pago de miles de millones de dólares por parte de compañías tecnológicas como Google, Microsoft y Facebook.

Los estados miembros y los legisladores europeos han estado negociando desde junio para alcanzar un compromiso de reforma que fue propuesto por la Comisión Europea hace cuatro años para reemplazar un conjunto de leyes nacionales que data de la década de 1990.

Los políticos denominaron la iniciativa legislativa como "un gran avance".

"Hoy en día todo es digital, por tanto necesitamos normas que regulen la enorme cantidad de asuntos y estas deben ser aplicables, sensibles y fáciles de entender para el usuario normal", dijo Felix Braz, ministro de Justicia de Luxemburgo, país que ostenta la presidencia rotativa de la UE y que lidera las negociaciones en nombre de los estados miembros.

Bajo la nueva regulación sobre protección de datos, las compañías se enfrentan a restricciones más duras sobre cómo reutilizar los datos de los europeos, algo que será de interés particular para las empresas de tecnología que tienen una lista de información personal que usan con fines publicitarios.

Las preocupaciones sobre la privacidad respecto al lugar en que se almacenan los datos y cómo se utilizan están muy extendidas en Europa, especialmente después de que el exconsultor estadounidense de la Agencia de Seguridad Nacional Edward Snowden revelara que las autoridades de su país recolectaron información que procedía directamente de compañías tecnológicas como Apple y Microsoft.

Las empresas tendrán que informar a las autoridades nacionales sobre las infracciones que puedan perjudicar a personas, en las siguientes 72 horas, algo que según los expertos revelará la verdadera magnitud de las violaciones de datos en Europa.

Derecho al olvido

Las empresas tendrán que obtener un consentimiento "explícito" de las personas si quieren usar sus datos -algo que han reconocido que será difícil de manejar cuando se trata de grandes paquetes de datos- y nombrar un funcionario dedicado a la protección que supervise los asuntos sobre la privacidad.

El nuevo reglamento también consagra el "derecho al olvido", es decir, dar a los ciudadanos de la UE el derecho a que sea borrada de las web la información personal que haya quedado obsoleta.

Los menores de 16 años que deseen registrarse en redes sociales como Facebook y Twitter podrán hacerlo solo con el consentimiento de sus padres, salvo que algún país opte por bajar el umbral a 13 años. (

Fuente: Reuters

TAGS RELACIONADOS