"Beetlejuice", "Stranger Things" y "Girl, Interrupted", tres roles icónicos de la actriz que este 29 de noviembre cumple 50 años. (Foto: Warner Bros./ Netflix/Columbia Pictures)
"Beetlejuice", "Stranger Things" y "Girl, Interrupted", tres roles icónicos de la actriz que este 29 de noviembre cumple 50 años. (Foto: Warner Bros./ Netflix/Columbia Pictures)
Juan Luis  Del Campo

Si hay una carrera que ha tenido altibajos en Hollywood es la de . Si bien ahora más recordada por su papel como Joyce Byers en “” (2016) y por su rol en la miniserie “The Plot Against America” (2020), su momento de más popularidad ocurrió a fines de los 80 y durante la década de los 90, donde nos dio clásicos como “Beetlejuice” (1988), “The Age of Innocence” (1993), “Little Women” (1994) - estos dos últimos que le valieron nominaciones a los Óscar- y “Girl, Interrupted” (1999). Con la actriz cumpliendo medio siglo en este planeta el 29 de octubre, hacemos un repaso a su carrera y recordamos el incidente que comenzó su ocaso.

MIRA: “Eternals”: Kumail Nanjiani y Lauren Ridloff nos dicen por qué ver la nueva cinta de Marvel

Winona de Winona, Minnesota

Winona Laura Horowitz nació el 29 de octubre de 1971 en la ciudad de Winona, Minnesota, hija del escritor Michael D. Horowitz y la productora de videos Cynthia Palmer. Su nacimiento en la localidad que le dio el nombre fue fortuito. “Estábamos literalmente de paso. Yo era lo que se llamaba un bebe de cordón de zapato: a principio de los años 70, si estabas en la carretera y un bebe era prematuro, no estabas cerca de un hospital y no tenías experiencia en partería - o eras un padre entrado en pánico - lo que te decían es que sacaras el cordón de tu zapato y lo hirvieras, y así era como atabas el cordón umbilical”, recordó en una .

Los padres de Winona eran miembros del mundo intelectual, contando entre sus amistades al escritor Aldous Huxley, al poeta Allen Ginsberg y al escritor de ciencia ficción Philip K. Dick, por lo que la joven creció rodeada de literatura. Un libro que en particular la fascinó fue “El guardián en el centeno”, la novela de J.D. Salinger convertida en infame por la obsesión que tenía sobre ella el asesino de John Lennon, Mark Chapman.

En 1978, cuando la futura actriz tenía siete años, los Horowitz se mudaron a California para vivir en una comuna. Tres años después se volvieron a mudar a la localidad californiana de Petaluma, donde Winona pasó el resto de su infancia. Enamorada por la actuación desde joven, en 1983 empezó sus clases de actuación en el Teatro Conservatorio Americano de San Francisco.

A pesar de su futuro éxito en las cintas, la juventud de Winona no fue fácil y sufrió de ‘bullying’ durante su etapa escolar por su apariencia andrógina. En uno de los peores incidentes, revelado en 2000, la intérprete fue brutalmente golpeada por sus compañeros de escuela poco después de empezar la secundaria.

Estaba usando un viejo traje de chico de la tienda del Ejército de Salvación. Tenía un pase de pasillo, así que fui al baño (de chicas). Escuché personas decirme ‘oye, m*rica’. Golpearon mi cabeza contra un casillero. Caí al suelo y empezaron a darme patadas. Tuvieron que coserme la cabeza”, relató Winona, quien añadió que para colmo, fue ella la castigada por el colegio, no quienes la atacaron.

El origen de Ryder

En 1985 le llegó su primera oportunidad para llegar a la pantalla grande cuando el cineasta David Seltzer vio en ella a la candidata perfecta para su película “Lucas” (1986), donde interpreta a una niña enamorada del epónimo protagonista, interpretado por el actor Corey Haim. Fue también ahí donde decidió utilizar por primera vez el nombre artístico de ‘Winona Ryder’, en honor a Mitch Ryder, vocalista de la banda The Detroit Wheels, y uno de los músicos favoritos de su padre. Un año después regresó a la pantalla con “Square Dance” (1987), que si bien tampoco fue un gran éxito de las taquillas, levantó su perfil como actriz.

Winona Ryder junto a Michael Keaton en la cinta "Beetlejuice" (1988). Rumores de una posible secuela se escuchan en la actualidad. (Foto: Warner Bros.)
Winona Ryder junto a Michael Keaton en la cinta "Beetlejuice" (1988). Rumores de una posible secuela se escuchan en la actualidad. (Foto: Warner Bros.)

Lo que si hizo despegar su carrera fue “Beetlejuice” (1988), película dirigida por Tim Burton donde interpretó a Lydia, una adolescente con propensidad a lo macabro cuya familia se muda a una casa encantada, compartiendo el escenario con Michael Keaton. No fue la única película importante que estrenó ese año, al protagonizar junto a Christian Slater la comedia negra escolar “Heathers” (1988).

Curiosamente, su nueva fama no facilitó el tiempo que Winona pasaba en la escuela, y reveló que luego de la salida de la película de Tim Burton le empezaron a llamar “bruja”.

Winona Ryder pudo conseguir su venganza años después, señalando que una de las chicas que le dió una golpiza le pidió años después un autógrafo, lo que le otorgó una oportunidad de mandarla a volar (figurativamente).

El último año de la década de los 80 fue particularmente importante para Winona, quien conoció al actor Johnny Depp durante la premiere de la película “Great Balls of Fire!”, donde la actriz tenía un papel protagónico. A pesar de la diferencia de edad - Ryder tenía 17 y Depp 25 - los intérpretes iniciaron una relación que pronto se convirtió en un compromiso que duró tres años antes de disolverse, durante los cuales fueron una de las parejas más escudriñadas por los paparazzi de Hollywood.

Pero lejos de los problemas sentimentales, la carrera de Winona despegó a lo largo de los 90, participando en películas como “Edward Scissorhands” (1990), donde volvió a colaborar con Burton y compartió pantalla con su entonces pareja Depp, “Bram Stoker’s Dracula” (1992) de Francis Ford Coppola.

Winona Ryder protagonizó "Edward Scissorhands" junto a su entonces pareja Johnny Depp. (Foto: 20th Century Studio)
Winona Ryder protagonizó "Edward Scissorhands" junto a su entonces pareja Johnny Depp. (Foto: 20th Century Studio)

Un año después consiguió su primera nominación al Óscar por su papel en “The Age of Innocence” (1993) de Martin Scorsese, para luego repetir la proeza un año después al interpretar a Jo March en la versión de “Little Women” (1994) por Gillian Armstrong.

No todas sus películas fueron exitosas, y también participó de bodrios como “Boys” (1996) y la decepcionante tercera de la saga “Alien” titulada “Alien: Resurrection” (1997). De todos modos, Winona Ryder pudo cerrar el milenio protagonizando - y produciendo - la película “Girl, Interrupted” (1999), la cual le otorgó un Óscar, pero a Angelina Jolie. Para octubre del 2000, la actriz recibió su estrella en el Paseo de la fama de Hollywood.

Robando oportunidades

En la cima de la carrera ocurrió un incidente que cambió su rumbo. El 12 de diciembre de 2001 Ryder fue arrestada por la policía de Los Ángeles luego de que una cámara la captara robando accesorios de la exclusiva tienda de Saks Fifth Avenue valorizados en US$4.700.

El incidente no pasó a mayores y la estrella solo fue sentenciada a tres años de libertad condicional, 480 horas de trabajo comunitario, así como una multa de US$3.700 y una restitución de US$6.355 para los afectados. Sin embargo, el incidente la convirtió nuevamente en la comidilla de la prensa de espectáculos.

La actriz Winona Ryder durante la lectura de su sentencia por robar accesorios de la exclusiva tienda Saks Fifth Avenue de Los Ángeles. (Foto: LEE CELANO / AFP)
La actriz Winona Ryder durante la lectura de su sentencia por robar accesorios de la exclusiva tienda Saks Fifth Avenue de Los Ángeles. (Foto: LEE CELANO / AFP)

Adicionalmente, le causó problemas en su carrera no solo por su reputación, sino también dificultó cuestiones necesarias como conseguir ser asegurada para la filmación de una película. Estos problemas, a los que se le juntaban los problemas de salud que había experimentado en los últimos años, llevaron a que la actriz decidiera retirarse de la actuación por tres años.

A nivel psicológico, creo que debía estar en un momento en el que lo único que quería era parar”, dijo la actriz sobre el incidente a la revista Porter en 2016. “No me voy a meter en detalles sobre lo qué pasó, pero no fue lo que la gente piensa. ¡Y tampoco fue el robo del siglo! Pero me permitió tener tiempo para saber qué era lo que realmente necesitaba, volví a San Francisco y me dediqué a cosas que... digamos que tenía otros intereses”.

Su decisión de mantenerse alejada de la actuación no la alejó de las pantallas, y en 2002 apareció en dos películas: la comedia de Adam Sandler “Mr. Deeds” y la cinta de ciencia ficción “Simone” junto a Al Pacino, ambas filmadas antes de su arresto. Adicionalmente ese año fue la anfitriona del programa cómico Saturday Night Live.

Regreso al ruedo

Tras su regreso a la actuación Winona Ryder participó en proyectos más pequeños, comenzando con una breve aparición sin créditos en la controversial película de Asia Argento “The Heart Is Deceitful Above All Things” (2004), seguido por la comedia “The Darwin Awards” (2006) y la película de ciencia ficción “A Scanner Darkly” (2006).

Su regreso a las grandes producciones ocurrió en 2009, cuando interpretó a la madre de Spock, Amanda Grayson, en el remake de “Star Trek” dirigido por J.J. Abrams. Le siguió un año después con una participación en el thriller de Darren Aronofsky “Black Swan” (2010), así como una tercera colaboración con Tim Burton con la película de animación “Frankenweenie” (2012).

Es también por esta época que Winona encuentra más éxito en la pantalla chica, al protagonizar la premiada película para televisión “When Love is Not Enough” (2010) - la que le valió una nominación a los SAG Awards - y en la miniserie “Show Me a Hero” (2015). Pero no fue hasta su aparición en la serie de Netflix “Stranger Things” (2016), donde interpreta a la madre en duelo Joyce Byers, que la fama de la estrella volvió a acercarse a su lustro anterior, situación que mostró que no era un golpe de suerte gracias a su críticamente aclamada interpretación en la miniserie de HBO “The Plot Against America”.

Por el momento, la carrera de la actriz parece que continuará no solo por la cuarta temporada de “Stranger Things” y las pláticas de sacar una secuela de “Beetlejuice”, la cual la juntaría nuevamente con Michael Keaton. Adicionalmente, , debut directorial del guionista Eli Horowitz.

Pero lejos de estas consideraciones de fortuna y fama, la actriz parece estar feliz de simplemente estar feliz de poder seguir trabajando en su trabajo.

Winona Ryder vio un resurgimiento en su fama tras aparecer en la serie de Netflix "Stranger Things". (Foto: Netflix)
Winona Ryder vio un resurgimiento en su fama tras aparecer en la serie de Netflix "Stranger Things". (Foto: Netflix)

Por muchas otras razones, ahora siento que ha habido un cambio en mi vida, posiblemente por mi edad y una sensación de liberación por poder actuar papeles acorde a esta”, indicó . “También siento que ahora es el momento de otras personas, y eso me hace feliz

VIDEO RECOMENDADO

Saltar Intro: tráiler de "Duna". (Fuente: Warner Bros)
Saltar Intro: tráiler de "Duna". (Fuente: Warner Bros)

TE PUEDE INTERESAR

TAGS RELACIONADOS