A la izquierda Bob Odenkirk como el ladino Jimmy de "Better Call Saul"; a la derecha, Emilia Clarke como Daenery Targaryen, breve gobernante de los Siete Reinos de "Game of Thrones". Fotos: Netflix/ HBO.
A la izquierda Bob Odenkirk como el ladino Jimmy de "Better Call Saul"; a la derecha, Emilia Clarke como Daenery Targaryen, breve gobernante de los Siete Reinos de "Game of Thrones". Fotos: Netflix/ HBO.

En "Winner", final de su cuarta temporada, "" empezó con la mejor escena de toda la serie: Jimmy McGill (Bob Odenkirk), que se convertirá en el abogado de Walter White en "", celebra la obtención de su licencia para ejercer. Lo hace junto a su hermano y gran enemigo, Chuck (Michael McKeen).

No es una escena de reconciliación, sino un recuerdo de tiempos mejores, cuando Jimmy aún amaba a su hermano. Un amor manchado por celos y resentimientos, pero real. La relación de ambos es complicada de poner en pantalla, pero donde la razón falla, una canción de Abba hace su trabajo en la que es, hasta ahora, la mejor secuencia de toda la serie. Merecida la nominación del capítulo al Emmy por Mejor guión.

Comparar series es injusto, mucho más cuando se trata de dramas tan disímiles como "Better Call Saul" y la fantasía "Game of Thrones". No porque la serie filmada en Albuquerque sea inferior al hijo preferido de HBO; todo lo contrario. "Winner", en su núcleo y con solo una fracción del presupuesto invertido en "The Iron Throne", es un trabajo intelectual superior nacido de la mente de Peter Gould y Thomas Schnauz.

DAVID VS. GOLIAT

A la conclusión de "Juego de Tronos" se le ha dicho de todo: "apresurada", "incoherente" y "torpe" son los adjetivos más gentiles. Pero con sus múltiples defectos y pocos brillos, el episodio 8x06 compite por el Emmy a Mejor guion.

En su último episodio, "Better Call Saul" temporada 4 muestra la jugada maestra de Jimmy, quien debe recuperar su licencia de abogado luego de un año de suspensión. Para esto desarrolla un engaño de múltiples capas, una tela de araña donde captura también a Kim (Rhea Seehorn); la única persona que lo ama en el mundo.

Kim y Jimmy hacen buen equipo juntos, sea bajo el amparo o al margen de la ley. Foto: AMC.
Kim y Jimmy hacen buen equipo juntos, sea bajo el amparo o al margen de la ley. Foto: AMC.

El final de "Game of Thrones", en cambio, resuelve el destino de los Siete Reinos en una traición de escasas consecuencias para el culpable y una conversación donde Tyrion Lannister (Peter Dinklage) convence a todos los lords de los Siete Reinos, en tiempo récord, a elegir un nuevo rey.

No pretendo afirmar que "Better Call Saul" merece más que nadie el Emmy de Mejor guion, premio que bien podría terminar en "The Bodyguard", "Killing Eve", "Succession" y otras historias de igual o mayor mérito. Pero si lo gana "Game of Thrones", lo cual es muy probable, estaríamos ante un problema.

DURA REALIDAD

No sería la primera vez que la Academia premia a esta serie cuando no debe. Si hay una temporada de "Game of Thrones" que mereció todos los honores posibles, esa fue la cuarta (el juicio de Tyrion Lannister, la muerte de Oberyn Martell, la batalla de Castle Black y la Boda Púrpura... cuando la serie era brillante). Pero los episodios emitidos ese 2014 no pudieron ganarle al final de "Breaking Bad" que empezó con el estresante episodio "Ozymandias" y concluyó en "Felina".

Desde el 2015, cada vez que que "Game of Thrones" ha sido nominada a Mejor serie dramática, ha ganado el Emmy. La quinta temporada, inferior a lo previo, ganó. Con la sexta la historia se repite. En la séptima, donde los defectos ya eran innegables, llegó otra estatuilla. En todas estas oportunidades "Better Call Saul" fue solo un nombre más en el menú.

En Mejor guion no le ha ido igual de bien por la existencia de "START", episodio final de "The Americans"; serie que en su momento no recibió el aprecio que merecía por parte de la Academia.  Pero "Game of Thrones" ya probó que puede salir victoriosa a pesar del talento del vecino y no hay razones para que no repita el plato este domingo 22 de septiembre.

En el Emmy 2019 "Juego de Tronos" ya hizo historia antes de ganar, esto por las 32 nominaciones, incluyendo Emilia Clarke por Mejor actriz, merecido honor, pues su performance de Daenerys es de lo poco rescatable; pero también Kit Harington como Mejor actor... cuando el actor no hizo nada que mereciera el honor.

Emilia Clarke le dio credibilidad a una trama apresurada. Foto: HBO.
Emilia Clarke le dio credibilidad a una trama apresurada. Foto: HBO.

Puedo tolerar que, como un acto simbólico hacia la TV tradicional por el crecimiento del streaming, la Academia premie a "Game of Thrones" como la Mejor serie. Pero si también le otorga el premio a Mejor guion... esa sería la mayor traición la audiencia. De solo imaginarla, el mismísimo Walder Frey sentiría vergüenza ajena.

DATOS

Todos los episodios de "Game of Thrones" están disponibles en el servicio HBO GO.

Puedes ver "Better Call Saul" en Netflix.

El Emmy 2019 se entrega la noche del 22 de septiembre (canal TNT).