Milagros Vera Colens

Aunque la mayoría de viajeros llega a solo para disfrutar de días soleados y mar, nosotros decidimos complementar nuestra escapada con un recorrido por la bodega San Nicolás, para conocer todo sobre las uvas pisqueras, la destilación del y, por supuesto, catar nuestra bebida de bandera. En esta nota, te contamos todo sobre esta imperdible experiencia.

Escápate del frío limeño a los viñedos de Paracas.
Escápate del frío limeño a los viñedos de Paracas.
/ Bodega San Nicolás - Pisco 1615

La bodega San Nicolás está ubicada a solo 15 minutos de Paracas y a unos 500 metros de la antigua hacienda Santa Cruz de Lancha, lugar en el que los jesuitas se dedicaron al cultivo de la vid y la elaboración de los primeros vinos y aguardientes en el Perú.

Visitarla es transitar por más de 400 años de historia, conocer el ritual que transforma las uvas pisqueras en el elíxir nacional y vivir una experiencia multisensorial en la tierra que le dio su nombre.

En sus tierras se cultivan 4 cepas pisqueras.
En sus tierras se cultivan 4 cepas pisqueras.
/ Bodega San Nicolás - Pisco 1615

Tour al corazón del pisco

Desde el ingreso vemos los viñedos de donde se obtiene el fruto para elaborar el Pisco 1615, que se comercializa en más de 50 países de América, Europa y Asia. Una firma galardonada en el Perú y el mundo, que acaba de obtener la gran medalla de oro en la Cata a Ciegas del Expovino Wong 2022, con su quebranta mosto verde. Cuenta, también, con medallas de oro y plata en el International Spirits Challenge 2020, realizado en Londres, por su acholado y quebranta respectivamente, entre otros premios.

Nos reciben en el bar con un refrescante chilcano e iniciamos el recorrido por los viñedos. La propiedad cuenta con 16 hectáreas en donde crecen las uvas quebranta, italia, torontel y albilla. Cuatro de las 8 cepas con las que se elabora el pisco.

El mar influye en la personalidad del destilado.
El mar influye en la personalidad del destilado.
/ Bodega San Nicolás - Pisco 1615

Mientras transitamos entre los cultivos de uva quebranta, Raúl Otero, gerente general de Pisco 1615, nos explica que se trata de “la variedad más recia, la que mejor se ha adaptado al Perú y la más fácil de cultivar”. Por ello, 11 hectáreas de la bodega San Nicolás han sido destinadas a esta variedad.

De estas tierras se obtiene un millón y medio de kilos de uva en cada vendimia, época de cosecha que se da en los meses de febrero y marzo. “Estamos a 10 kilómetros del mar y la Reserva Nacional de Paracas. Todas las mañanas la brisa marina envuelve nuestro viñedo. Lo que origina un ecosistema muy particular que, a su vez, genera un suelo más salino y que influye muchísimo en el perfil de nuestra uva, que es más mineral”, asegura Otero.

Anualmente elaboran 150.000 litros de pisco.
Anualmente elaboran 150.000 litros de pisco.
/ Bodega San Nicolás - Pisco 1615

Observar, oler y saborear

Llega el momento de conocer el proceso de elaboración, que arranca con la vendimia. Le sigue el despalillado y prensado de la uva. Una vez fermentado, el mosto se deposita en enormes alambiques para su destilación y se deja reposar en tanques por 6 meses. Para finalmente ser embotellado.

De vuelta en el bar, el ingeniero enólogo Jesús Castro, coloca los vasos cortos sobre la barra, abre una botella de pisco y sirve. Entonces nos invita a observar su transparencia, oler sus distintos aromas y saborear “a besitos” el espíritu de nuestro destilado. Ritual que repetimos tres veces, con tres cepas distintas.

El pisco es una bebida versátil, asegura Mendiz.
El pisco es una bebida versátil, asegura Mendiz.
/ Milagros Vera Colens

Por último, el bartender Manuel Mendiz, prepara dos cócteles refrescantes. Uno con piña y otro con kiwi, porque “la versatilidad de este destilado permite utilizarlo con los frutos de la estación”, nos dice.

No basta con 3 horas para volverse un experto en pisco, pero algo se puede aprender. Aprovecha el próximo feriado o tu siguiente viaje a Paracas para visitar la bodega San Nicolás, conocer y disfrutar de esta bebida en un entorno campestre hermoso.

A tener en cuenta

  • El tour por la bodega San Nicolás, que incluye el recorrido por los cultivos y la planta de elaboración de pisco, más un chilcano y una cata guiada, tiene un precio de S/ 35. La experiencia dura una hora.
  • El tour más las clases magistrales, para aprender a preparar cócteles con pisco, tiene un precio de S/ 51. La experiencia dura 90 minutos.
  • Hay paquetes que combinan varias experiencias como el tour, la cata guiada y el almuerzo, por S/ 110.
  • La bodega atiende de lunes a sábado de 9 a. m. a 5 p. m. y los domingos, previa coordinación. Reserva con, al menos, un día de anticipación a los teléfonos 994 711-059 y 994 711-107.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más