(Foto: Piano Bar Múnich)
(Foto: Piano Bar Múnich)
/ lucia alfaro
Alejandro Salas

Piano Bar Múnich ha debido levantarse rápidamente de los golpes que ha sufrido en los últimos meses en medio de la pandemia. Considerado uno de los puntos clásicos para comer salchipapas en el Centro de Lima, el restobar de estilo alemán no solo tuvo que cerrar su primer local, el más antiguo (Jirón de La Unión 1044) por problemas económicos, sino que a las pocas semanas de implementar la modalidad de delivery, los trabajadores recibirían otro baldazo de agua fría: su líder, Hitler Picón Barrera, administrador del bar desde 1995, fallecía a los 61 años de edad. La noticia afectó a todo el equipo de Múnich, pero encontraron fuerzas para seguir atendiendo como forma de homenaje al legado de Picón.