(Foto: Captura).
(Foto: Captura).
Luciana Villegas

A pesar de los esfuerzos de colectivos y figuras femeninas, las mujeres seguimos teniéndola difícil. La cantante peruana ha sido blanco de críticas y burlas este lunes tras un incidente en el magazine televisivo “En Boca de Todos”. Más allá de centrarse en las novedades de su carrera artística, internautas en redes sociales han compartido imágenes y videos de lo que sucedió al final de su entrevista. Justo antes de retirarse, la conductora Tula Rodríguez le pidió que desfilara ante las cámaras. Muy segura de sí misma, la artista modeló e incluso dio algunas vueltas frente a la cámara, lo que dejó ver una mancha roja en su pantalón blanco. Lo que sucedió es claro: le vino la regla. Lo que pasó después, es inexplicable.

Miles de internautas comentaron el hecho en redes sociales. Instagram y Facebook se llenaron de reacciones y comentarios negativos e incluso de burla ante lo que pasó. ¿Por qué? ¿Qué hay de gracioso en algo tan normal como la menstruación? He ahí el meollo del asunto, que en pleno 2022 la menstruación aún no es algo normal, visible, permitido. Aunque parezca increíble, el tabú de la menstruación- así como el de otras cuestiones femeninas- rige en nuestra sociedad. “Uy, son cositas que pasan, lo normal. Todas las mujeres hemos pasado algo así“, dijo la cantante recibiendo el respaldo de los conductores del set de televisión.

Horas después, tras la respuesta en redes sociales, Gutiérrez se explayó sobre el asunto. “La mayoría habrá visto el percance que me pasó en vivo. Es algo normal, lo he tomado con mucha tranquilidad. Hay que normalizar la regla. Las mujeres en estos momentos nos entendemos bastante. Nada de vergüenza”, dijo en las historias de su cuenta de Instagram. A pesar de la ola de comentarios negativos y críticas, también recibió palabras de apoyo de mujeres e incluso figuras públicas que alguna vez han pasado por lo mismo. Yahaira Plascencia, Daniela Darcourt o Karen Schwarz fueron alguna de ellas.

Pero, volvamos al meollo del asunto: ¿por qué un suceso como este se convierte en noticia? Acaso menstruar, ¿no es algo normal? Históricamente, la menstruación ha sido un tema recluido a lo privado, a la privacidad de nuestros baños. Y aunque el feminismo desde sus inicios ha intentado liberar tabúes femeninos como estos, el camino aún es largo. El tema, incluso, va más allá de normalizar y hablar con nuestro entorno de lo que conlleva menstruar: los dolores previos, los problemas higiénicos o los diferentes tipos de toallas sanitarias o tampones que existen. La información es tan solo el primer paso. Información que niñas y adolescentes, sobre todo de los sectores más vulnerables, necesitan recibir para conocer su cuerpo y cuidar su higiene íntima. Es vital que las mujeres tengan acceso a información que las aleje de nociones que estigmatizan la menstruación o incluso la condenan.

Lo segundo tiene que ver con poner el ojo sobre las políticas de salud femenina como el acceso gratuito a productos de uso menstrual. En el Perú, en marzo del 2021 el Congreso aprobó el Proyecto de Ley 5797, que garantiza el acceso a la salud menstrual a mujeres y niñas, sin embargo no específica los términos. En el proyecto original se señalaba el acceso a productos de uso menstrual en colegios, establecimientos públicos de salud, universidades públicas, albergues y centros penitenciarios. Pero en la ley promulgada no se detalla esta información. Estos cambios generan que no exista una obligación sobre los establecimientos, por ende que no se cumpla la ley.

El camino es largo, pero el premio lo vale. Según un reciente informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y Unicef, 1.900 millones de mujeres entre 15 y 49 años se ven afectadas por la menstruación. A pesar del volumen de personas, irónicamente el tema continúa siendo un tabú en muchos países como el nuestro afectando la vida y salud menstrual de las mujeres.


Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más